Arac Attack


Una noche, en mitad de un viaje a Francia, puse la tele del hotel y empezaba esto. Yo sabía que era una especie de remake de esas pelis de serie B de los 50 con bichos gigantes y tal (que por cierto me encantan) y me esperaba una peli malísima con algun que otro efecto especial interesante. Pues los efectos no estaban mal, y la peli no era tan mala. El argumento no es muy allá: hay un accidente de un camión con carga radioactiva que afecta directamente a una casa de un poblado típico del centro rural de EEUU, donde curiosamente vive un hombre cuya afición son las arañas y tiene miles de ellas en terrarios. Las arañas mutan, se hacen gigantes e inteligentes y se comen a todos los que pasen por allí excepto al prota y a la novia. Hasta ahí lo que me esperaba. Lo bueno: la animación 3D y el humor. La animación de las arañas dista mucho de ser cutre, se nota un estudio o un asesoramiento científico en la variedad de especies de arañas, en el movimiento y las actitudes de los bichos que sorprende en esta clase de producciones. Y luego el tinte de parodia, no sólo de homenaje, que tiene toda la película le da unos toques de humor magníficos e inesperados, cosa que también se muestra en las actitudes y los sonidos de las inteligentes arañas frente a los tontos humanos, algo que me recordó gratamente a Gremlins. La vi en francés por cierto, no me enteré de mucho pero supongo que los diálogos no eran gran cosa.

2 opiniones en “Arac Attack”

  1. Creo que me sobreestimas cuando pones que pronto estaré en los puestos altos de tu lista… Reconozco que era un post típico como pocos, pero la intención era más ponerse en contacto con ese Cinéfilo-fotógrafo-superheroe(¿no era eso el original Chapulín?) que comentar la peli. Y sobretodo sabiendo que yo abogo por el cine-espectáculo (muchos FX, y argumento decente claro, que para ver explosiones gratuitas tenemos las notícias en televisión), porque el cine de calidad hay que verlo en casa, con tranquilidad y paladeándolo. Que no es lo mismo salir a cenar con los amigotes que una cenita íntima con tu ser querido en un lugar íntimo y privado, aunque la cena sea la misma el contexto es diferente… (creo que me he perdido :Þ)

    Lo de Eight Legged Freaks (o Arack Attack en su versión traducida, que a la postre era el título que se tenía pensado poner en la versión original y que se cambió por lo de la guerra de Irak, ya que Arack suena sospechosamente a la tierra de Hammurabi…) tiene su tinte de -a falta de una palabra mejor- revival, sobretodo cuando un productor ejecutivo es Roland Emmerick, que se apuntó a la estela de cine de catástrofes versión zoológica, tras la versión Bisho-mutante y antes de la versión Ojito-con-los-desastres-naturales. Lástima que la única peli buena de Roland sea Stargate, *sigh*. Y en confianza, donde esté Aracnofobia, o las pelis de los 50…

    Y con esto acabo, que lo de escribir pseudo artículos lo tengo muy oxidado desde que lo dejé al «Margen».

    Saludos desde las estrellas…

  2. No me refería al comentario que me escribiste, sino al primer post de tu blog, que lo dejaste así, tal cual, muerto de hambre, sin un segundo post. Por eso te invito a que escribas algo más, uno se desoxida rápido con la práctica…

    Y respecto a Arac Attack, gracias por los detalles que no conocía.

Comentarios cerrados.