Geometría

Un enlace que ya está haciendo furor entre los geómetras del departamento: calendarios en dodecaedros. Vía Luiyo, quien dice a su vez que vía BoingBoing.

Y para que no quede así tan soso (estoy vago hasta para poner la imagen), me he acordado de una canción de Javier Krahe que tiene que ver con la geometría (letra sacada del proyecto Krahe):

PIERO DELLA FRANCESCA de Javier Krahe

Piero della Francesca, geómetra y pintor,
harto de placeres sensuales
y medio muerto de amor y platonismo,
Piero della Francesca, dijo un día:
el dodecaedro me conmueve hasta la ternura.

Pues bien, si a Piero lo conmovía el dodecaedro
hasta la ternura,
a mí me indigna el pentágono
me chiflas trapecios y paralelas
hasta el infantilismo,
me aburre el cuadrilátero,
con eso púgiles,
hasta el bostezo total.

Me oprimen las altas esferas
hasta dolerme el pecho,
me ocupan parábolas,
les pongo música,
me dan de comer.

Soy socio de un círculo
y voy los lunes,
y amigo de Pí
que viu a Barcelona.

Me abruman las pirámides
hasta el cimborrio,
me pesa el cubo.
Y en cuanto al dodecaedro en sí
no sé si he visto alguno.

Per hasta la ternura,
lo que se dice hasta la ternura,
sólo me conmueve el óvalo,
el óvalo de tu cará,
morená, saladá,
morená, saladá,
y también el cono.

Y también el cono,
morenó, saladó,
hasta el arrobo.

Criando periquitos

Ya una vez os hablé de Lina. Pues este mes que viene espero hablaros mucho más, porque he decidido que Lina y Morgan sean padres. No pensaba hacerlos criar hasta febrero del próximo año, más o menos, que es cuando hará un año que los tengo, pero hace una tres semanas me encontré un huevo en el doble fondo de la jaula, donde caen los restos de comida. El que me los vendió me dijo que es extraño, que si no hay nido no hay amor, y si no hay amor, no hay huevos. Ni crías, por supuesto. Pero Morgan es un cachondo, y Lina de vez en cuando se deja (especialmente a las siete de la mañana, cuando yo menos funciono, ellos están de fiesta). Pues me convenció que les comprara un nido y se los instalé. Estuvieron asustados dos días, como siempre ante cualquier novedad, es por esto que nunca me han comido lechuga, porque se pudre antes de que se animen a tocarla. Pero al tercer día Lina la intrépida, Lina la investigadora, Lina la aventurera, entró. Y bien poco que ha salido desde entonces, aunque todavía no ha puesto huevos, dicen que tardan unos diez días. Lista de tareas según esta web:
1. Se emparejan.
2. Encuentran nido.
3. Morgan conquista a Lina.
4. Lina prepara el nido.
5. Se aparean.
6. Tienen huevos (10 días).
7. Nacen las crías (18 días).

La primera puntualización es que mis periquitos no entienden de hacer las cosas en orden, ya que yo diría que ya hicieron 5 antes que 1, y casi que antes que 3. Vamos, que estamos en fase 4, y con 5 cumplida, cualquier día somos abuelos. Atentos a sus pantallas.

PD: Ya sé, ya sé, queréis fotos. ¿Quién me regala una cámara digital?

Javier Reyes y su Virtual Fashion

Hoy hemos tenido en el departamento de la universidad una charla (que forma parte de los seminarios que damos en el grupo de gráficos) de lo más instructiva e interesante: Javier Reyes, de la empresa Reyes Infográfica, nos ha presentado su software Virtual Fashion.

Como producto de software gráfico es realmente fantástico, y pienso que puede tener un gran éxito. La gran novedad que ofrece va mucho más allá que un simple software: se ambiciona mostrar que es posible un nuevo paradigma en el mundo del corte y confección, superando el centenario e inamovible paradigma basado en patrones y retales de tela planos.

Se trata de diseñar las piezas de ropa directamente sobre un modelo de personaje 3D a partir de los que ellos definen como una horma, es decir, un tipo de ropa estándar donde diferenciamos claramente, por ejemplo, entre pantalón y falda, para la cintura y las piernas, o entre capa y camiseta, para el torso. A partir de aquí, modificamos las holguras, recortamos, ponemos tejidos, materiales, colores, texturas, …, ¡e incluso podemos maquillar al maniquí! El último paso es hacer el rendering, y ya tenemos a nuestro/a modelo haciendo la pasarela.

El producto es tan ambicioso que se pretende abarcar todo el mercado posible, desde crear un videojuego para despertar a los niños y niñas el gusto por el diseño de modas, hasta la misma industria de la moda, cambiando como hemos dicho el paradigma de diseño, pasando por el entretenimiento (cine, tv y otros videojuegos donde salgan personajes vestidos), e incluso para cualquier usuario que quiera diseñar su propia ropa, para posteriormente guardar el diseño, enviárselo por mail a su sastre, quien confeccionará sus atuendos a medida y los tendrá listos a la puerta de su casa en 48 horas. Que se preparen en Zara.

La reina del sur

¡Por fin, ya lo terminé! Teniendo en cuenta lo poco que leo últimamente, he ido bastante rápido; lo empecé a principios de septiembre en el viaje a Grenoble, dos meses y medio en total, vamos.

La inspiración le llega a Arturo Pérez-Reverte de los narcocorridos mexicanos, con Los Tigres del Norte por bandera, con quienes ha surgido una fructífera relación de promoción mútua. La historia de Camelia la Texana fue el origen de todo el asunto, y de hecho todo el libro es una inspiración constante de los narcocorridos.

La novela engancha desde las primeras páginas y se me hicieron interesantísimas las primeras doscientas y pico (de 550), hasta que Teresa Mendoza, la protagonista absoluta que da título al libro, entra en la cárcel (no estropeo nada que no se sepa, la ficha policial está en la contraportada). En esta primera parte, Teresa Mendoza debe huir de su pueblo, Culiacán, en Sinaloa, México, hacia España, y vive en Melilla un tiempo. Allí conoce a Santiago Fisterra, gallego y transportista independiente de hachís en el estrecho. Hasta ahí la historia es fascinante, Pérez-Reverte alterna la novelización de la vida de Teresa Mendoza con narraciones de sus propias investigaciones sobre la narca, este estilo, además de la utilización de otros personajes, lugares y hechos reales, y la humanidad de los personajes, no sólo hacen creíble la historia, sino que juega con que el lector crea que fue real.

Después de su estancia en la cárcel, en la segunda mitad de la novela Teresa Mendoza, afincada en Marbella, se acabará convirtiendo en la Reina del Sur, dominando en el mundo del narcotráfico en España. En esta parte, el ritmo decae, o quizá es que no me interesa tanto la Teresa rica y poderosa como la asustada y fugitiva de la primera mitad. El final mejora algo, pero no acaba de redondear el asunto. Aún así, es quizá el libro que más he disfrutado en los últimos años.

PD: Saltándome la lista de los Por leer, ayer empecé El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Donostia

Ha sido un viaje relámpago en coche, casi mil quinientos quilómetros en dos días. He ido con mi jefe, casi no nos ha dado tiempo de visitar nada, pero ha valido la pena. Ya estuve en el 96, 97 y 99, y he podido corroborar que no es únicamente una ciudad bella, es mucho más: tiene encanto, magia…, si no fuera por que es algo que no me puede pasar por la cabeza, pensaría ¡que estoy enamorado de un lugar!

Volveré.

El Bosque


El gran problema de esta peli es que se trata de un gran bluff, de que te venden una cosa (y hasta más de media peli te crees que se trata de lo que te han vendido) y luego se trata de algo completamente distinto. Y no es que el resultado final esté mal, ya que incluso tiene su vertiente filosófica de psicología social que resulta interesante, pero es que es tan inconexo y tan falto de sostenibilidad y de lógica interna que el resutado global se desmorona. A M. Night Shyamalan le han funcionado hasta ahora las películas con final sorpresa, especialmente la primera (hizo un par desconocidas antes, pero no cuentan), El sexto sentido, que en parte funciona por eso, por ser la primera y por lo tanto nadie esperaba el final, pero además es una peli milimetrada y perfecta en su subgénero. La cuarta vuelta de tuerca que es El bosque falla en que como todo el mundo espera una sorpresa al final, ésta debe de ser lo más sorprendente posible para que nadie la adivine, al pasarse de largo, todo se vuelve inverosímil y plagado de incoherencias.

Luiyo y pjorge nos dan su visión.

La soga


Uno de esos experimentos de Hitchcock que me faltaban por ver y que resulta de lo más interesante. El experimento consiste en hacer una peli en tiempo real, por un lado, y en plano secuencia, por otro. Desconozco si existen otras películas que combinen ambas técnicas. Sobre el tiempo real, el modelo más claro lo tenemos en Solo ante el peligro, que es un western plagado de relojes que relta las dos últimas horas de un sheriff antes de batirse en duelo con el malo. La serie 24 va ya por la tercera temporada relatando en cada una (de 24 episodios de una hora, por supuesto) un día completo lleno de acción. Los planos secuencia (sin cortes, vamos), son propios de directores muy personales (Orson Welles o Brian de Palma) y los suelen colocar al principio de las pelis (Sed de mal y Snake Eyes, respectivamente), pero tienen un gran problema técnico: los rollos de película virgen tienen una duración máxima de diez o doce minutos (o al menos eso pasaba en los años 40, cuando se rodó la soga), por lo tanto era impensable hacer una peli entera en plano secuencia. Pero Hitchcock lo resuelve a su manera: divertida e ingeniosamente, pero paso de desvelarlo…

El resultado es muy teatral, a lo que ayuda el hecho de usar un único decorado: un comedor de una apartamento alto con vistas a los rascacielos de una gran ciudad que puede ser Nueva York, y que está claramente pintado. La gracia es que a lo largo de la peli va anocheciendo!! Y claro, no sólo está el juego técnico, que no sería nada sin un gran guión, que trata de la apuesta de un hombre con su cómplice, quienes invitan a cenar a los padres de alguien a quien acaban de matar, y de quien guardan su cadáver en el mismo comedor donde se desarrolla la trama. Un clásico que no defrauda.

PD: Como la vi en DVD, luego me pasé los extras, y en el cómo se hizo explican que en la trama está implícito un profundo cariz homosexual. Supongo que no debe de ser un detalle tan importante, porque la peli me pareció igual de buena sin necesidad de leer entre líneas…