Episodio VI: El retorno del jedi


Todo lo que tiene de bueno el episodio V, en el VI se desmorona. Empieza muy bien, con el Jabba, Leia de esclava, el monstruo de la cueva, el bicho bajo tierra que se lo come todo (prefiero el original que el remasterizado, donde parece la planta Audrey de La tienda de los horrores), y he de reconocer que hasta los Ewoks me gustan y me caen simpáticos, pero hay cosas del argumento principal que no aguanto: que Luke y Leia sean hermanos no me lo trago y parece puesto con calzador, además de que rompe el triángulo amoroso que se vislumbra en las dos anteriores (eso, o se convierte uno de los lados en incesto). Y el final tampoco me gusta nada, Darth Sidius muere de la forma más tonta y la redención de Darth Vader es patética, al igual que la obsesión de padre e hijo por arrastrarse mutuamente a su propio terreno. Y después, lo peor; una riña familiar hace que mueran el dictador y su secuaz, mientras, vuelve a explotar la Estrella de la Muerte y no pasa un día que ya no hay imperio y ha vuelto la república… ¿Dónde está la transición? ¿Y las disputas por el vacío de poder? ¿Y los grupúsculos terroristas independentistas? ¿Y los intentos de golpe de estado? Quizá uno de los méritos de la nueva trilogía ha sido hacernos ver la épica real de todo, donde los ejércitos son de cientos de miles de clones, y donde el poder del emperador es mucho mayor de lo que se puede entrever en El retorno del jedi, por eso su muerte (o no, porque cuando alguien cae al vacío en una peli y no se ve cómo se hace trocitos, es que va a resucitar después) me parece tonta.

Vamos, que después de la quinta, la sexta es algo decepcionante, debe de ser algo personal, o quizá es que me hubiera gustado más si en vez de a Carrie cara-de-tonta Fisher hubieran elegido a otra que se pareciera más a este concepto original:


Imagen sacada de Han and Leia Fanatic.

Episodio V: El imperio contraataca


En la primera escena de la película, cuando una especie de Yeti le da un zarpazo a Luke, mi mujer me comentó: «Ésta es la escena que hicieron para justificar las cicatrices de Mark Hamill después del accidente.» En ese momento me di cuenta que yo nunca había visto la película. Yo estaba seguro que de pequeñito había visto la trilogía completa, La guerra de las galaxias varias veces, seguro, y tanto El imperio contraataca como El retorno del jedi, por lo menos una vez. Ya sé que yo tenía cinco años cuando se estrenó, pero de algo me acordaría, tendría grabadas a fuego en la memoria según qué imágenes (como realmente sí las tengo de El retorno del jedi) y no, no era así.

Ciertamente es la mejor de todas, sin duda. Argumentalmente (y esto es gracias a Lawrence Kasdan) no sólo encaja perfectamente con la primera como continuación, sino que nos da detalles y nos profundiza en los personajes de una forma que, además de contarnos una gran historia, eleva el significado de todo lo que sucede en la anterior. Vamos que si Star Wars, la película, y lo que llaman el universo Star Wars, son lo que son, es gracias a El imperio contraataca. También haber elegido a un buen director como Irvin Kershner, un académico ex-profesor de Lucas en la universidad y especializado en segundas partes (La venganza de un hombre llamado Caballo, Nunca digas nunca jamás y Robocop 2 son de él), pues ayudó a tener una buena peli.

Sólo a modo de ejemplo, dos escenas que le dan la vuelta a la trotilla. Una, la aparición de Yoda, que se presenta como un teleñeco más (realmente parece un gremlin travieso), y eso no encaja mucho con el concepto de yoda que sería después (el resto de la V y la VI), y antes (las tres precuelas), per que más tarde resulta ser uno de los mejores personajes de la serie. Y dos, nada más que una frase: «Yo soy tu padre».

Episodio IV: Una nueva esperanza


En mayo de 1997, gente que no anda muy lejos de aquí, como Elengaer, Dan Solo o yo mismo, más algunos otros, jugábamos a ser periodistas y editábamos una revista de barrio llamada Marges BCO (por BarCelOna). Ese mes, en la sección fanCINE del tercer número (el azul), publicamos un especial Star Wars debido al reestreno 20 aniversario. A la izquierda de la página, mi aportación (con el pseudónimo /PLI. y en catalán, mañana intentaré la traducción) y a la derecha la de Dan.

EN CONTRA
1977. Avui els meus pares m’han portat a veure una pel·lícula força entretinguda. No s’entén ben bé què passa, però té els millors efectes especials que he vist mai i a estones és divertida. Els personatges no estan gaire currats però a mi m’agrada molt un que és de metall com el de El mago de Oz. Passa a l’espai, però m’ha semblat ben bé una peli de l’Oeste on només moren els indios, que sempre tenen molt mala punteria. Parlen de no sé què de la fuerza com si fossin d’una secta o algo així. Em sembla que amb això em volien vendre una moto. Hi ha una cosa molt estranya: la peli comença amb una música molt guai i unes lletres que diuen CAPÍTULO IV Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana… Jo no he vist els tres primers capítols, potser per això no l’entenc gaire…

1997. Sortint de la redacció m’ha donat per tornar a veure La guerra de las galaxias. L’han reestrenada posant-hi nou so i arreglant-hi els efectes especials, que s’havien quedat realment antiquats. El so sí que es nota, però els efectes no els han arreglat, han deixat els vells i a sobre han afegit alguns (pocs) de nous. A més, al cine a on vaig anar la peli havia perdut molt de color, la recordava més maca. I la podrien haver posat en versió original, que han fet una xapussa amb el doblatge deixant les veus del 77; a l’escena nova del Harrison Ford i el Jabba the Hut es nota molt que el doblatge és nou. I les veus en castellà no m’agraden gens; els personatges semblen encara més buits i tontos, pel poc que he pogut sentir en V.O. Jo segueixo sense entendre-la del tot. Sembla que volent fer molt bé els efectes visuals es van oblidar una mica de la història i el guió els va sortir escarransit. Curiosament això passa a gran part del cinema americà actual. Respecte als personatges, em puja la bilis cada cop que sento parlar la Leia o l’Skywalker. La resta els puc suportar, fins i tot l’estil Humphrey Bogart que vol representar el Han Solo em cau simpàtic. Això sí, no ha perdut gens aquesta mena de Groucho Marx de llauna daurada, amb nom de model d’hidroavió, que no para de dir la seva… Ah! En aquests vint anys he aconseguit resoldre el misteri dels tres primers capítols. Jo no els he pogut veure perquè no els ha vist ningú; és que encara no els han fet. No és la primera cosa que comencen explicant-me-la pel mig, però sí la primera amb tants anys de diferència. Ja veuré els tres primers quan els facin, aviam si m’expliquen què és això de la fuerza…
/PLI.

Y la aportación de Dan Solo, sin su permiso explícito, de momento ;):

A FAVOR
Y cuando George Lucas empezó el montaje a contrarreloj, se vio obligado a dejar un par de escenas y a estrenar su película a pesar suyo. Para su sorpresa el éxito fue arrollador.
Y George Lucas -Dios- se pasó veinte años viendo su obra incompleta.
Y En 1993, Steven Spielberg -El Profeta- resucitó para asombrar al mundo a seres que vivieron 65 millones de años atrás, con la ayuda de Lucas.
Y Lucas dijo: «No es bueno que mi obra me cause desagrado». Y aprovechó el vigésimo aniversario, para que el público viese la película tal y como debió ser desde buen principio.
Y empezaron los problemas. Porque, el celuloide era viejo, y los colores estaban casi perdidos. Todo tenía el color de una revista que estuviera veinte años al Sol. Solución: la remasterizaron, mejorando el color y el sonido. Mas apareció otro problema. De las dos escenas que -por fin- montaron, en una aparece un Jabba el Hutt humano. Pero si los dinosaurios volvieron a la existencia, bien podrían convertir a un humano con pinta de pastor en un cruce de Al Capone y una babosa tamaño familiar. Pero se fijaron que HANrison Ford pasaba por detrás del mafioso. Solución: hacer que nuestro cínico, valiente y admirado contrabandista pise la cola de Jabba. En la película, da una impresión rara, como si lo levantasen, porque no hace ningún movimiento para subir tan repugnante escalón, pero si no pisase a Jabba, Han no sería Han. La otra escena se intercaló como si nada.
Y Lucas pensó: «Mejorada está, mas no lo suficiente». Acto seguido hizo que el deslizador de Luke entrara a la ahora ciudad -y antes poblacho- de Mos Eisley sin ese molesto y visualmente desagradable «colchón» de aire.
Y explotaron espectacularmente; Alderaan, lamentablemente, y La Estrella de la Muerte, afortunadamente (NdA: Pareado horrible donde los haya).
Y las -ahora- treinta naves rebeldes despegaron de Yavin y vencieron al Imperio Galáctico.
Y cuando el 21 de Marzo de 1997 se estrenó el cuarto episodio de la Triple Trilogía (NdA: En 1999 sabréis a qué me refiero), en el plazo de un mes pudimos ver por fin La Trilogía que debió ser y ahora es.
Por los siglos de los siglos. Amen.
/D.S.

Pues yo, después de la enésima revisión no sigo opinando muy diferente que mi alter-ego del 97. Es más, por mucho que me han jurado que en 1977 la peli sí que empezaba con lo de Episodio IV, me cuesta creérmelo, porque sigo convencido que Lucas hizo la peli sin plantearse hacer continuaciones, y mucho menos, precuelas. La guerra de las galaxias (sí, así se llamaba) funcionaba como película de aventuras entretenida y sin mayores pretensiones. El malo no era padre de nadie y la química entre los protagonistas no se podía interpretar como incesto porque todavía no eran hermanos, ni lo tenían que ser, creo yo. Era una historia clásica envuelta en revolucionarios efectos especiales.

Vista en su contexto dentro de la sexalogía, la trama del cuarto episodio es plana y vacua, y los efectos que estaban bien en la época quedan desfasadísimos al comparar los episodios 3 y 4…, bueno, esto es excusable, pero lo que sí es un pastiche es lo que hicieron en el 97 poniendo efectos nuevos.

En definitiva, para mí, el Episodio IV sigue siendo una peli entretenida y del montón.

Episodio III: La venganza de los sith


Realmente la peli cumple, y con bastante buena nota. Es espectacular e impresionante, toda la producción es genial, desde Grievous y su tos, hasta la lagartija que monta Obi-Wan y sus gorgoritos. Los escenarios son bárbaros, con la fantástica culminación en el planeta de la lava. Como la historia está ahí, y no puede ser de otra forma, porque todos sabemos cómo ha de terminar, el mérito está en cómo se nos muestra, y que sea de la forma más espectacular. Ahí la película está conseguida. Incluso a nivel de diseño se busca enlazar con el Episodio IV y hace gracia ver como las naves tienden a las X-wing o a las de la fuerza imperial.

Pero sigue fallando en lo mismo. Anakin como personaje no se aguanta por ningún lado, y no puede ser que alguien tan idiota se acabe convirtiendo en el gran Darth Vader del Episodio V. Se va al lado oscuro por ambicioso, vale, pero es que también es tonto perdido, y así nadie se cree que haya acabado la carrera de jedi si no es porque ha comprado el título, y se supone que era pobre… Y hasta Padme queda relegada al papel de ama-de-casa-embarazada-y-triste-porque-su-esposo-se-vuelve-malo, imposible creer que antes fue reina y senadora.

Y aún sigue habiendo un punto a favor, que es esta rareza de ver una peli de este calibre, que viene de quien viene y de donde viene, que es realmente oscura y que acaba mal, mal, como tiene que acabar. No decepciona y sí que, dentro de lo que cabe, es de lo mejor de la saga.

Episodio II: El ataque de los clones


La vi medio obligado y sin mucho entusiasmo, pero me sorprendió. La historia de amor que se supone es el centro del argumento es una bazofia, pero la trama política me interesó, y creo que es el valor que se le añade la nueva trilogía. Claro, también están los efectos especiales, muchísimo mejores que en el Episodio I. Anakin como personaje y Hayden Christensen como actor son un desastre, vamos, perfectos el uno para el otro, pero los demás personajes están más logrados y tienen más profundidad. Un par de escenas me chirriaron la primera vez, cuando Anakin «se vuelve malo» por la muerte de su madre, y la revitalización del abuelo Yoda en la batalla contra Dooku. Ésta segunda mejora en un nuevo visionado, pero el simplismo de la matanza perpetrada por Anakin para decirnos «ahora se va a pasar al lado oscuro» me parece patética. El tema de los clones me descolocó. Los jedis se enteran de pronto que se está creando un gran ejército, y resulta que sin preguntar a nadie deciden aprovecharlo para la batalla del circo romano. Para mí, que sé quién es Palpatine y para qué quiere a los clones, se me hace raro que éstos ayuden a los «buenos»… pero lo dejaremos pasar, me encanta la escena final.

La peli consigue lo que se propone, además de entretener, que es conseguir predisponernos y darnos ganas para ver la tercera, aunque sólo sea por curiosidad de ver cómo pasamos de una situación 2 a una situación 4.

Episodio I: La amenaza fantasma


Es la única que no he revisado desde su estreno en el 99, aunque por aquel entonces la vi dos veces, la primera en Los Angeles (aventurero que es uno), y la segunda cuando la estrenaron por aquí.

Es, sin duda, la más infantil de todas, y parece que Lucas se planteó inicialmente las precuelas como una especie de remake de las originales. Me explico: el argumento de esta peli se basa en hilar paralelismos respecto a la película original (véase Episodio IV). Donde había Leia, pongo a Padme, donde estaba Luke, pongo a Anakin y al joven Kenobi, donde el viejo Obi-Wan, Qui-Gon Ginn, al personaje idiota que es C-3PO, pongo un marciano orejotas aún más idiota, le llamo Jar-Jar, y lo suelto, y al malo, por si no os habías dado cuenta, le llamo Darth… Maul, aunque no le llegue a la suela de los zapatos al Vader. Lo demás lo dejo más o menos como estaba, excepto, eso sí, los efectos especiales, que ahora molan más.

Cagadas argumentales como hacer nacer a Anakin en Tatooine sólo se justifican por esta especie de paralelismo. Quizá pensó que luego tendría dos películas para arreglarlo todo…

Como yo nunca había sido fan de la serie (y lo demostraré), no se puede decir que me decepcionara. Digamos que me la tomé como un divertimento.

Fin de semana Star Wars

Entre el sábado y el domingo pasado me tragué la trilogía clásica después de ver el Episodio 3 hace una semana y revisar el Episodio 2 hace diez días.

Ver cinco de las seis pelis en dos semanas satura un poco, pero voy a ver si me animo a hacer un repaso de las seis en sendos posts…