Million Dollar Baby


Clint Eastwood es un realizador de corte absolutamente clásico, casi que académico. Sus películas no tienen ninguna originalidad argumental o estética, pero su factura es exquisita: una historia con garra, un guión sólido, personajes profundos y complejos destilados por maravillosas interpretaciones, música preciosa, bellísima fotografía…

Todo eso hace que un argumento que en principio no me interesa en absoluto y que se me aparece como la versión femenina de Rocky, se convierta en una estupenda película.

Olvidando el boxeo, es la historia de dos personajes que se encuentran y se juntan porque se necesitan: ella cree que necesita un entrenador, pero quiere un padre, él no quiere entrenar a una mujer, pero como encuentra a una hija, pues ándale. Y de ahí, al drama. Pero explicado, como he dicho antes, de la forma más bella. Y si quieren saber más, les paso a nuestra mejor agente, que ya lo dice todo, y no hay más que añadir.

5 opiniones en “Million Dollar Baby”

  1. A mí me gustó mucho esa película, y me pasó como a ti, no iba muy convencida, porque el argumento de una tipa que quiere ser boxeadora no es muy de muy gusto.

    Eso sí, luego me encantó 😀 Salí llorando del cine… ains.

  2. La vi las pasadas navidades. Es un film sobrecogedor. Si encima la ves cuando has perdido a alguien muy querido recientemente se te hace un nudo en la garganta demoledor.

    Fuí incapaz de no llorar.

  3. Creo que es la mejor peli que vi el año pasado, e hizo que me dieran ganas de ver todo lo de Clint Eastwood (todavía estoy en ello 🙂 ). Es verdad que al principio no te cautiva, pero ya ves todo lo que puedes conseguir con un giro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *