El viaje de Carol


He de confesar algo: vi esta película cuando la pasaron hace unos meses en la tele, y no sé si por culpa de los anuncios, si es que terminó muy tarde, si realmete no era muy buena, o es que estaba pensando en las musarañas, pero no recuerdo casi nada de la misma… Mejor le daré otra oportunidad cuando tenga la ocasión, porque me sabe mal no poder dar una opinión de una peli de la que tenía buenas referencias y de un buen director como Imanol Uribe, el mismo de Días contados.

Crimen ferpecto


Alex de la Iglesia es, por constante y original, uno de los mejores directores de nuestra filmografía. Sus películas son un homenaje constante a Hitchock, a la serie B, e incluso tiene grandes influcencias de la serie Z más gore y trash. Esta mezcla explosiva, junto con guiones cuidados y un buen saber hacer, además de grandes interpretaciones, hace que le salgan películas entre bastante decentes y muy buenas. Desde el título, el director ya nos dice que esto va de Hitchcock, pero en cutre, y de paso nos hace una sátira devastadora sobre la sociedad de consumo y el reinado de las apariencias en la sociedad actual.

Caminos cruzados


Hace unos años, Antonio Resines y el eterno adolescente Fernando Ramallo, hicieron una película llamada Carreteras Secundarias. A su vez estaba basada en una novela de Ignacio Martínez de Pisón. Sergi López protagonizó el año pasado una versión francesa (en todos sus sentidos, más seria y aburrida, por tanto) de la misma historia: una road movie protagonizada por un desgraciado y su hijo.

Taxi driver


La primera vez que vi esta película de Martin Scorsese protagonizada por Robert de Niro, sentí que no me aportó nada. Esta segunda vez tampoco mejoró mucho, pero la ventaja del DVD es que viene con unos extras que en este caso ayudan a comprender la película y situarla en su contexto histórico y social. Estoy de acuerdo que la interpretación de de Niro es antológica. Su personaje, Travis es un inadaptado social, excombatiente del Vietnam (un detalle que si aparece en la peli, es de forma muy sutil, porque yo me enteré a posteriori), que va empeorando a medida que avanza la peli y culmina en un final crudo, violento y sin esperanza. Destacan las apariciones de Harvey Keytel y de una jovencísima Jodie Foster.

El Espantatiburones


Nos la vendieron como “de los creadores de Shrek”, y, si bien es cierto, no le llega a la suela de los zapatos. El Espantatiburones (título horrible donde los haya) es la réplica de Dreamworks a Buscando a Nemo para una historia protagonizada por peces en el fondo del mar, igual que pasó hace años con Bichos y Hormigaz, ambas historias sobre insectos. A Dreamworks, Hormigaz le salió inspirada, igual que Shrek y Shrek 2, pero la historia de un pececillo chulito y fantasma que se convierte en el héroe de su vecindario al cargarse por casualidad a un tiburón, pues no me interesa. El personaje está hecho a medida de su doblador original, Will Smith, y, como pasa desde que pusieron a Josema Yuste a doblar al genio de Aladdin al castellano, se creen que han de poner las voces de famosillos televisivos para compensar el que nos quiten las de Hollywood. En este caso, Fernando Tejero, el portero de Aquí no hay quien viva hace lo que puede.

Ese oscuro objeto del deseo


Esta película de Luis Buñuel nos cuenta la historia de amor de un hombre maduro (Fernando Rey) con una joven. No parecería una película de Buñuel en su aspecto surrealista si no fuera porque el papel de la joven está interpretado indistintamente por dos actrices, una jovencísima Ángela Molina y Carole Bouquet (morena y rubia, respectivamente), sin venir a cuento y sin razón aparente, ni simbólica, ni de edad, ni nada, ni siquiera se parecen la una a la otra, las actrices se intercambian según la escena. Es parte del surrealismo absurdo, provocador, y muchas veces divertido del genio aragonés.

Convaleciente

Hoy es mi tercer día enfermo, ya he pasado por los estados de veinticinco estornudos seguidos, el de fiebre y dolor de huesos. Ahora estoy con dolor de garganta y he preferido quedarme en casa tomando leche caliente con miel, porque hoy no ha pasado de ocho grados en la calle.

Pues lo vais a notar. Primero porque he adelantado un montón de El código da Vinci. Segundo porque me he estado poniendo al día de las pelis que no había comentado, ¡algunas desde hacía más de un año! Así, que ahí van un montón de entradas…

Las mejores películas de los 90 (VI): Cuento de verano

Cuento de verano (1996) no es solamente una historia de amor. Trata del amor sensual, del amor platónico y de la amistad, pero sobre todo trata del descubrimiento y de la confusión entre estos tres tipos de relación que un veinteañero inseguro padece durante sus vacaciones de verano en la Bretaña francesa. Eric Rohmer nos presenta una película sencilla, basada en diálogos, miradas y silencios. Casi sin música, la banda sonora son el sonido de las gaviotas, las olas del mar y las notas de la guitarra de nuestro protagonista. Gaspard llega a Dinard para pasar unos días de vacaciones de verano con su novia, quien se supone llegará un par de días después. Estos dos días él disfruta de la soledad, de su guitarra y de las posibilidades que le ofrece un pueblecito de la costa, como la playa y los crêpes. En los primeros minutos de la película nadie habla, tan sólo seguimos a Gaspard y vemos lo que hace, cómo se instala, cómo toca…, hasta que las primeras palabras que le oímos decir son las que usa para pedirle un crêpe a Margot, la camarera de la crepería. Al día siguiente la encuentra en la playa y empezará a surgir una amistad que se verá impulsada por la noticia que Léna, la novia del muchacho, llegará unos días más tarde. Mientras, Gaspard conoce a Solène en la discoteca, y se siente atraído enseguida por ella. Y por ir a pasar el fin de semana con Solène, deja plantada a Margot. La aparición por sorpresa de Léna aún complica más las cosas…

La película forma parte de una cuatrilogía llamada, obviamente, los Cuentos de las cuatro estaciones, siendo el Cuento de verano la tercera, cronológicamente hablando. Con las otras tres sólo coincide en el estilo y la temática de la inestabilidad y lo absurdo de las relaciones sentimentales, eso sí, cada una pasa en unos pocos días de la estación correspondiente. De las cuatro me quedo con el verano, el sol, las playas y las tres chicas a las que quiere Gaspard, a quien el sentido común le dice que sólo puede elegir una, y el corazón le replica que por qué no se puede quedar con las tres, si las quiere de forma diferente. A Léna la quiere porque es su novia y quiere casarse con ella y formar una familia, Solène le gusta, está buena y es divertida ¿por qué no echar un polvo?, pero Margot, ¡Ay! Margot…, Margot es tu amiga y eso es una barrera… ¿o no? Por favor, Gaspard, no lo pienses más y elige a Margot y no la sueltes nunca.

Google Analytics y El Chavo del 8

He visto en Isopixel la siguiente imagen:

Aparte de mostrároslo por la cuestión sentimental, todo viene de un artículo de Ahí nos vemos sobre Google Analytics.

Hace días que os quería hablar de este servicio de estadísticas de Google, que salió el lunes pasado y al que me apunté enseguida. Mis primeras conclusiones son:

  • Va lento: Prometían los primeros datos en 12 horas y tardaron unas 36 en dar algo. En la página de entrada a las estadísticas, por cierto, me siguen diciendo que aún siguen esperando datos, pero entrando donde pone informes, ya podemos ver algo. Este algo no se ha actualizado desde el martes por la noche, así que del miércoles, jueves y viernes, me pone que tengo cero visitas.
  • Es complejo: Da muchísimos datos, pensados sobre todo para grandes volúmenes y de cara a un servicio de web de ventas o grandes webs corporativas. Para los que tenemos pocas visitas (yo estoy sobre las 100 al día, algo menos de 200 páginas servidas), la mayoría de las gráficas están vacías.
  • Mejor verlas cada semana o cada dos: Por lo mismo de lo anterior, cuanto más datos tengamos acumulados, más información dará.

Personalmente me sigo quedando con Keylantracker, desde donde os tengo localizados uno a uno, visita por visita, página por página, cada buscador y cada palabra clave de las últimas 1000 visitas las tengo registradas.

Y así será mientras no tenga 1000 visitas diarias (si es que llego).

Medicina y cine

Un buen amigo me pasa un enlace a la siguiente página.

Revista de medicina y cine

o, mejor, en inglés:

Journal of Medicine and Movies

La editorial del último número trata de las enfermedades raras en el cine, y los artículos incluyen un estudio sobre cómo utilizar películas sobre adicciones y drogas en la enseñanza, un ensayo sobre Diarios de motocicleta, teniendo en cuenta que sus dos protagonistas son médicos, un análisis de la película Philadelphia, por supuesto centrado en el SIDA, y, por último, cómo se manifiesta la tuberculosis del personaje ‘Doc’ Holiday en Pasión de los fuertes de John Ford y Duelo de Titanes de John Sturges.

No hay ninguna duda de que se trata de una revista científica seria y que tiene detrás expertos doctores de la Universidad de Salamanca. Lo que me sorprende es que algo así se pueda hacer y tenga salida. Por un lado es fantástico, porque da salida a inquietudes mixtas de alguien como yo, que soy informático y aficionado al cine, aunque en este caso, sean médicos. Por otro, y lo digo con la boca pequeña, me da la ligera sensación de que se resta seriedad a la ciencia en un país donde ya de por sí la ciencia está devaluada.

Un momento, creo que oigo voces… “¡Mira quién habla! Uno que dice que hace ciencia sobre videojuegos…” Vale. Ya me callo.