¡Feliz 2006… sin humo?

He llegado a casa a las 6 de la primera mañana del nuevo año. Otra vez he llegado a casa con la ropa apestando a tabaco y me he despertado tosiendo y con los pulmones congestionados. Aún moqueo, que los procesos de limpieza cuestan. En la discoteca (de más de cien metros cuadrados, seguro) hasta los camareros fumaban.

Acabo de escuchar en la tele a un propietario de un bar:

El 90% de los clientes que entran en mi local, fuman. Si se lo impido pierdo clientes.

Dudo de la veracidad de su estadística, pero aunque fuera cierta, este hombre es algo imbécil. Si las encuestas dicen que fuma el 30 o 35% de la población en españa (y en el barrio de este hombre no ha de variar mucho), están entrando en su bar el 30% de fumadores y un 3% de no fumadores, con lo que el 67% de los posibles clientes están dejando de entrar en su bar ¿no?

Pensaba que este año iba a ser diferente, pero ha empezado igual que cualquier otro.

8 opiniones en “¡Feliz 2006… sin humo?”

  1. Txapu, independientemente del porcentaje de población que fume, creo que los dueños de los bares tienen que fijarse en el porcentaje de su clientela que fuma. No tiene por qué ser la misma cifra, ¿no? Lo mismo hay una correlación entre fumar en cadena y pasarse la tarde en la tasca jugando al tute.

  2. Bueno, Mikel, los lingotazos afectan a todos los otros sistemas, pero el respiratorio es el que deja más tranquilo, que yo sepa 😉

    Yo creo, Chema, que acabará habiendo una redistribución de los clientes, y a la que abra un bar sólo para no fumadores, tendrá éxito, porque aunque perderá a sus clientes fumadores, ganará a los no fumadores. Lo que no puede ser es que todos los propietarios de bares piensen igual, y nos dejen a los no fumadores igual que antes.

    Ratifico: Me voy a convertir cliente fijo de la primera cafetería de Girona que vea que no deja fumar.

  3. Estoy con Txapu. Yo también voy a empezar a ir a sitios donde esté prohibido fumar.

    Chema, aunque la estadística no sea la misma, estoy convencida de que no puede haber un aumento tal que de un 20% de población que fuma a un 90% que fuma en los bares. Vamos, que me niego a creerlo.

    En fin, que también opino que vaya ley blanda, coñe. Un día de estos me mudo a vivir a Irlanda 😉

  4. Como no fumadora reclamo mi derecho a no oler a tabaco, a no tener los ojos rojos por culpa del humo, a respirar el humo de los demás… Se que no somos una mayoría, pero también queremos tener lugares sin humos

  5. Nos va a costar mucho encontrar bares sin humo. Me reafirmo: es una gililey. O lo prohíbes en todos los bares o pasa lo que pasa.
    Como negocio, además, entiendo que el propietario de un bar, con su clientela ya hecha, no se arriesgará a perderla.
    Pero si la norma fuera general, el propietario no perdería clientela.

    A mi no me gusta prohibir, pero hace 1 año que no se puede fumar en la sala de profes de mi cole y mi salud ha mejorado. No he vuelto a toser y os aseguro que algunas noches me las pasaba tosiendo. NO es broma.

    Ah, y no tengo ningún problema pulmonar ni de garganta….que yo sepa…..

  6. Això és tan senzill com que els no fumadors no entrem a CAP bar on es permet fumar… i aquí s’acaba el problema! aleshores el 60% dels bars serien per no fumadors!!
    La pega és que ningú no ho fa… i tots ens queixem de la pudor però hem entrat en aquell local on sabiem que hi hauria fum…
    Pel que fa als espais lliures de fum, potser hauriem de fer pedagogia i recordar les lleis existents als propietaris i usuaris irrespectuosos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *