King Kong versus King Kong

Después de ver en el cine el King Kong de Peter Jackson he querido hacer el experimento de revisar la versión original de 1933. La tenía tirada en casa de mis padres en VHS, y después de sacarle el polvo al magnetoscopio y desenredar una cinta que se había atascado dentro (donde lo último que grabé hace un siglo fue una de Hitchcock que quién sabe si podré recuperar), hicimos una sesión de historia del cine en sábado por la noche.

Intentemos situarnos. En 1933 apenas hacía cuatro o cinco años que había películas con sonido, y el Empire State Building era un gigantesco bebé de dos añitos, el edificio más alto del mundo en ese momento. El mundo todavía no se había recuperado de la crisis bursaria del 29 (y que acabaría desencadenando la II guerra mundial diez años después) y la mafia italiana conquitaba Nueva York a base de comercializar ilegalmente el alcohol prohibido por la ley seca. En esos años de depresión económica, el cine y el teatro eran las formas más baratas de entretenimiento y evasión de la realidad para el gran público, y, al contrario que el resto de las industrias, Hollywood vive uno de sus mayores esplendores. Las producciones de fantasía y terror (Frankenstein (1931), Drácula (1931)) son las que tienen más éxito y el director Merian C. Cooper se inspira en El mundo perdido de Arthur Conan Doyle (el de Sherlock Holmes) y sus adaptaciones al cine (la primera de 1925, que también acabarían inspirando a Crichton y Spielberg para Parque Jurásico) para contar la historia de un gorila gigante que se encapricha de una rubia en una isla habitada por una fauna peculiar. King Kong ya fue en su momento una gran superproducción de efectos especiales, utilizando masivamente la técnica de stop-motion, ideada por Willis O’Brien, quien trabajó en la peli y justamente había trabajado antes en The Lost World (1925). O’Brien fue, además, maestro de Ray Harryhausen, el más grande nombre cuando hablamos de la técnica de animación fotograma a fotograma, técnica que se vería superada por la animación por ordenador, pero que Tim Burton recuperaría y perfeccionaría muchos años más tarde en sus obras maestras Pesadilla antes de Navidad (1993) y La novia cadáver (2005).

Además de su espectacularidad y sus efectos de animación, la película es un prodigio en cuestión de ritmo narrativo y concreción, pincelando hábilmente unos estereotipados personajes cuyo objectivo es hacernos avanzar en la historia para mostrarnos a los monstruos de la isla, a Kong, a la rubia gritando (la protagonista Fay Wray es considerada la primera scream queen de la historia del cine, actrices especializadas en correr delante de un monstruo o un asesino, y por lo tanto, no dejar de gritar) y a ambos subiendo al edificio más alto del mundo donde el monstruo será abatido por unos mosquitos…, digo, aviones.

El mismo año se hizo una mala continuación con el poco original nombre de El hijo de Kong, y hay varias apariciones del famoso gorila en las infinita serie de películas japonesas sobre Godzilla. Fue hasta 1976 que se hizo un primer remake actualizado a la época, donde Jessica Lange hacía el papel de la rubia y Kong subía a las recién construidas torres gemelas en vez de al Empire State.


Y hace unos años, después de la gran Trilogía de los anillos (2000-2002), a Peter Jackson se le ocurrió que el gran mito tenía que ser revisado, actualizando los efectos especiales, pero no el guión que se mantiene casi estrictamente fiel a su versión original del 33. Digo casi porque estoy convencido que a Fay Wray, la rubia original, nadie le dijo que tenía que mostrar algún sentimiento por el gorila distinto del de terror y su actuación se basa en gritar a todo pulmón. El personaje de Naomi Watts (quien hace una gran actuación como Ann Darrow) va cambiando su registro hacia la ternura, cuando no hacia la zoofilia sutil, a medida que el film avanza, y gran parte de las escenas añadidas, que son muchas para doblar el metraje original de 90 minutos hasta las tres horas de la nueva, están orientadas a profundizar en la relación entre el monstruo, también mucho más humanizado para la ocasión, y la chica.

El resto de personajes también pasan de ser simples estereotipos a trabajadas composiciones, sorprendiendo especialmente Jack Black como Carl Denham, el ambicioso director de cine que pretende rodar en la isla perdida. El marinero galán de la película clásica, Jack Driscoll, se divide en la nueva en tres personajes, el marinero Lumpy, un claro homenaje a Popeye interpretado por el mismo que le da la gestualidad a Kong y a Gollum en El señor de los anillos, Andy Serkis, el galán Bruce Baxter (un divertidísimo Kyle Chandler), elegido por el director Denham para coprotagonizar la película junto a la bella Ann Darrow, y el guionista que toma el nombre de Driscoll (Adrien Brody), que es más un prototipo de antihéroe tipo Clark Kent que un auténtico galán.

A nivel cinematográfico nos encontramos con una gran película, desde el guión hasta la fotografía, pasando por la música, los efectos especiales, las actuaciones, el ritmo…, todo es sublime. La película está tan bien trabajada en casi todos sus aspectos, que cuando falla, da rabia y se desmonta el chiringuito de la obra maestra que uno va montando en su cabeza. Me refiero a que cuando la perfección visual de la iluminación por ordenador (por hablar de mi campo) está tan bien conseguida, se me hace absurdo que se cree un mundo prehistórico de animales gigantes sin consultar a algún experto en ecosistemas; llamadme tiquis-miquis, pero no me creo la fosa llena de insectos gigantes ¿qué comen cuando no hay una pandilla de idiotas humanos que pasan por allí, que es casi nunca? ¿Cómo convive el pacífico y herbíboro Kong con toda esa chusma multitudinaria y carnívora que le rodea? Quien dice ecología, dice psicología de masas: las multitudes aparecen y desaparecen al antojo de la belleza fotográfica, si queda bien, ponemos mil personas, si no, dejamos a Kong y la rubia solitos en toda Nueva York. Igual con los indígenas, que aparecen y desaparecen al antojo del guión. Al menos en la original se dignan a contar que al pegar cuatro tiros y se asustaron y se fueron, pero en la nueva no tienen ni cabañas para refugiarse. La parte de los indígenas es la que menos me gustó de la nueva versión y eso que está plagada de autohomenajes a Braindead, como la aparición, aun en esqueleto, del mono-rata de Sumatra.

En definitiva, estamos ante una gran película que homenajea y pone al día un gran clásico del cine, pero que peca en lo mismo que todas las grandes producciones del estilo Hollywood, en cambiarnos realismo (léase credibilidad científica) por espectacularidad.

11 opiniones en “King Kong versus King Kong”

  1. Ud mismo lo ha dicho:
    “realismo (léase credibilidad científica) por espectacularidad”.

    Cuando yo fui a ver King Kong, me gusto mucho y no le puse peros a la pelicula, estando ya sabido de lo que iria ver, esta es una produccion de espectacularidad, mas que de realismo cientifico, y en mi opinion, yo prefiero una pelicula asi que una pelicula donde empiezan con el clasico cuento gringo ejemplo:

    “Encuentran a King Kong y junto al grupo va un experto de Ecologia, una doctora en ciencias, un experto en fisica nuclear y cuanta cosa gringa y empiezan a hablar todos esos sus tecnisismos aburridos tediosos y ya chiyantes alli solo faltaba un arma nuclear y que King Kong empezara a crecer mas porque la radiacion, etc, etc”

    Eso me parece absurdo y pienso que, si hubieran echo una pelicula de King Kong basandose en las ciencias cientificas; ahora estariamos viendo una version barata de Hulk, acuerde lo espntosamente aburrida que fue esa pelicula, puro tecnicismo cientifico lleno de alguna que otra pelea.”

    Yo creo que la pelicula fallo en el sentido que usted dice, osea “Ecologicamente” es casi absurdo lo de los insectos, pero a la vez como le digo, yo cuando la fui a ver estaba como abisado de lo que vendria, (una pelicula como usted dice espectacular), y creo que la escena de los insectos fue una de mis favoritas, cargada de emocion, realmente pense que todos se ivan a morir.

    Creo que su punto fue muy interesante, y me agrado mucho ese punto de vista, al mismo tiempo revela que ud. tiene un conocimiento muy avanzado en cine, mas del que yo tengo, y creo que el trabajo de Peter Jackson y todo su equipo ha sido de maavilla, a pesar de los errores, le dio otra cara al King Kong, y creo que es facil caer en el jueguito de los tecnisismos americanos aburridos, (y no es que tenga nada con el imperio es mas yo soy medio Yankee), sino recuerde esas peliculas modernas de King Kong, donde sale Linda Hamilton, donde al King Kong lo tienen que operar del corazon, y etc, etc…y otra version o no se si es la misma donde lo matan unos helicopteros apache, y etc, etc…

    Creo que cabe destacar y de tomar en consideracion y es algo que creo en mi opinion, que Peter Jackson tiene esa ventaja de no ser un director Norteamericano, y creo que eso le ha ayudado a darle otro matiz por decirlo asi a la historia, como una historia con una profunda consideracion a todos los personajes y el desarrollo, emocional, y fisico de cada historia de ellos, en especial de Ann Darrow (Naomi Watts) y King Kong (Andy Serkis)….

    Gracias
    atte.
    Sergio Antonio Landaverry

    (por cierto no sabia que andy serkis era el tipo como popeye que sorpresa interesante…)

  2. Ante todo, muchas gracias, Don Sergio, por su extenso comentario.

    Tiene usted razón en que podría ser peor, como en el caso de Hulk, aunque yo tampoco le hago ascos a producciones donde un equipo de científicos va a la antártida y encuentra un bicho feo y malo que los mata a todos, hay que poner a cada cosa en su lugar. Y me refiero básicamente a la coherencia. La cosa, Re-animator, Braindead (por nombrar la etapa cutre del mísmo Peter Jackson), o La mujer de cincuenta pies, que crece desproporcionadamente por la radiación nuclear, quizá científicamente no se aguantan por ningún lado, pero se les perdona todo por lo que son. Que Hulk dé saltos de cien metros, pues no. En ese sentido, King Kong busca la perfección, me encantan detalles como que esté lleno de cicatrices y son esos detalles los que echo de menos, como que hubiera alguien en Central Park cuando están sobre el hielo, o que explicaran sutilmente de qué se alimentan los bichos cuando no hay humanos.

    En cambio, yo no extraño que me expliquen cómo suben a Kong al barco: esa elipsis está bien, porque no aportaría nada a la historia ver a Kong en el barco, además de que esa elipsis está también en la peli original.

    Que, vamos, la película es muy buena y entretenida, sólo si me hubieran cuidad un poquito algunos detalles…

  3. Ok, rompo una lanza a favor de Hulk. No soy objetivo, aviso, aunque intentaré serlo.

    Sergio Antonio Landaverry: “Puro tecnicismo cientifico lleno de
    alguna que otra pelea”.

    Aún estoy esperando el tecnicismo científico… Acepto que lo de los nanorobots sobraba, lo de la radiación Gamma ya iba bien. El monólogo de Nick Nolte sobre la religión entorpeciendo el desarrollo de la humanidad es más filosófico que científico. Acepto que la peli es lenta, pero hacer un film de 120 minutos sobre “HULK APLASTA! UURRGHH!!, HULK ROMPE!!! URRGGGG!! HULK QUERER ESTAR TRANQUILO UUUUURGGGHH!!!” es muy fácil. La sorpresa de saberse adoptado, ser la cobaya de un experimento por parte de su propio padre biológico, el uso militar de un descubrimiento (en un principio) médico, que sólo el amor por Betty (que para rematarlo, es la hija del tipo que le quiere eliminar) puede parar a un bicho que ni una división de tanques Sherman ha podido parar… ¿Eso la gente no lo ve? Es como limitarse a decir que “Crouching Tiger & Hidden Dragon” es una peli de lucha…

    Axioma: Ang Lee NO hace pelis malas.

    Txapulín: “Que Hulk dé saltos de cien metros (…)”

    Un tipo que cuando se enfurece, aumenta (mucho) de tamaño, masa, fuerza y mala leche, que coge el cañón de un tanque y lo usa de bate, y a otro tanque lo convierte en martillo olimpico lanzándolo donde Napoleón perdió el sombrero, y para rematarlo cambia de color, puede dar saltos de 100 metros y más. ¿No es una peli de superhéroes? ¿Acaso es más creíble que un tipo empiece a trepar por las paredes y a lanzar telarañas? ¿O que otro lance rayos por los ojos?

    Y que conste que “Hulk”, aunque me gusta, no es de mis favoritas.

    Además, el pobre Andy Serkis lo veo encasillado en el papel de “Personaje Digital”… Además, sigo prefiriendo a Robin Williams como Popeye XD.

  4. Dan, según lo que me dices, entiendo que además de pobre, Hulk es pretenciosa. Para mi no es tan mala, que sí la encuentro entretenida, pero los efectos son malos, el diseño del bicho verde es feo y Ang Lee intentó meter sus obsesiones (como la relación padre hijo) en una historia que no lo valía, Nick Nolte estaba fatal…, vamos, que no voy a defender Hulk sólo por ser de Ang Lee, que sí es un gran director.

    Vamos, que excepto Hitchcock y Wilder, todo gran director, tiene sus grandes cagadas, incluido mi adorado Tim Burton.

  5. Si tienes razon hasta los mejores directores tienen sus malos si no vean a Spielberg en 1941, la pero pelicula que he visto en mi vida…
    Nada que ver con razon fracaso esa peli, pero dado el caso creo que revindico con la trilogia de Indiana, bueno creo que directores como Ang Lee, Spielberg, Jackson, Hitchcock, Tim burton, Robert Semeckis (asi se escribe?), Roland Emerich, Mel Gibson, James Cameron, etc, etc, y me puedo pasr toda la tarde nombrando directores buenos, creo que tiene sus metidas de pata pero lo fabulosos es que con ellas llegan a ser mejor es como que si a´prendieran de los errores que es lo que hacemos todos, haci que si a Ang Lee le fue mal con Hulk (en taquilla y en critica y no lo digo yo), miren ahora hasta le dieron un oscar por hacer una pelicula de MARICONES….

  6. No he visto 1941, pero sé que por lo menos la música me encanta.

    En cuanto a los directores, hasta Tim Burton ibas bien. Zemeckis tiene algunas pelis muy buenas, pero es un director entre normal y bueno. Emmerick es de lo peor, Gibson no ha demostrado nada con tres pelis y Cameron es un creído prepotente.

    Y a nadie le dan un Oscar sólo por hacer una película de maricones, se supone que, además, la película es buena.

  7. si estoy deacuerdo con ud Zemeckis es un director medio bueno, pero sus peliculas me gustan mas que las de Emmeick, Cameron es un buen director pero como ud dice es un creido prepotente hay que admitirlo, yo lo lei en un diario de mi pais y quisiera que me ampliara la informacion sobre James Cameron ya que ud sabe mucho de cine, en cuanto a Gibson creo que talvez no ha demostrado nada pero al menos me gustan mas sus peliculas que esas, de Roland Emmerick, y creo que esta un poco mas adelante que algunos directores, me gusto BraveHeart y la Pasion de Cristo…
    En cuanto a Ang Lee, obviamente la pelicula es muy buena, no por nada le dieron el Oscar, y su trabajo en El Tigre y el Dragon es Excepcional, Magnifico, es una de mis favoritas, esa es para la Videoteca personal!!!

    Creo que me sobrepase en cuanto al tema de Brockbackmontain, la peli es muy buena…

    Me gustaria que me ampliara mas info sobre Cameron porque se volvio tan Creido prepotente, he leido que siempre ha sido asi, pero no lo se por eso pregunto…

  8. En cuanto a 1941 creo que se vendio mas el soundtrack, pero si ud no ha tenido oportunidad de verla se la aconsejo que la vea, y salga de dudas, yo soy un fan de Steven Spielberg y he visto todas sus peliculas desde Firelight hasta Munich y Into the West (productor).
    Realmente 1941 esta muy mal hecha a mi parecer y el de la mayoria creo, mala edicion, se ve a un spielberg sin nada que ofrecer, sino algo muy pobre en guion, edicion, y la historia es pesima, lo unico que logre destacar son los efectos especiales, que para la epoca, son de lo mejor, y algunas escenas que me dan risa, que son humoristicas de lo contrario, no hay naa de que hablar de esa pelicula, no ofrece obsolutamente nada, lei en la autobigrafia de A&E que el no fue al cine con su entonces novia Amy Irving debido a que ya habia previsto el fracaso, la pelicula se estreno mundialmente sin su precencia….eso es mucho decir no???

    Atte. Sergio

  9. En Aliens, el regreso y los dos Terminators tenemos lo mejor de James Cameron, pero le dieron el oscar por un enorme pastel llamado Titanic y se lo creyó tanto que ya no ha hecho nada más en el cine comercial; sólo algún documental y algo para la televisión. En ese sentido, Cameron ha demostrado menos que Mel Gibson, quien creo que va por buen camino, aunque sea sólo por el hecho de hacer hablar a Jesucristo en hebreo o a los Aztecas en su lengua original en su próxima peli Apocalypto.

    Y algún día veré 1941.

    Gracias por sus comentarios, me ruboriza, realmente no sé tanto de cine, soy sólo un espectador.

  10. Si eso es cierto, (lo de cameron); al principio me sonaba como a descanso por las canas que le habria sacado 3 años de rodaje en nuevo mexico, y dado que Titanic no fue nada facil, pero luego ya lleva casi 9 años sin hacer nada, algo que me molesta es que si uno va a imdb, desde que termino titanic no hizo absolutamente nada (como si no fuera director);
    bueno ahora veremos su primer trabajo despues de esperar tanto tiempo, a mi me canso esperar, realmente ya no le siento gusto a como cuando dicen, !!La nueva pelicula de Spielberg!!, o la nueva produccion de Tim!!!
    ahora cuando me dicen fijate que Cameron va a dirigir en el 2009 Battle Angel, (asi, mmm, que bien); y ojala esto no obre a su favor como en el caso de George Lucas quien ya estaba algo oxidado, cuando empezo el episodio I The Phantom Menace, imagines 10 años de no dirigir ya pesan, y hasta el 2009!!!

    Bueno le cuento que yo vivo en Guatemala soy mitad Europeo (España, pais vasco) y mitad Guatemalteco, pero amo mas a Guatemala es donde naci, y siempre he esperado una pelicula que trate de nuestra cultura como lo es la Azteca en Mexico y la Maya, en Guatemala que son muy parecidas, siento una gran expectativa sobre esta peli de Gibson…

    Y disculpe mis comentarios tan largo pero es dificil explicar algo tan extenso como lo es el cine en tan pocas palabras…

    (y creo que la mejor peli de los 80’s para mi es The Color Purple)

  11. George Lucas no es que estuviera oxidado, es que nunca ha sido buen director. Buen empresario sí, pero director… buf…

    Sí, imagino que la peli de Gibson estará bien, a ver…

    Sobre sus largos comentarios, al contrario, es un placer.

Comentarios cerrados.