¿Por qué bajarse series?

Desde que me vi en la obligación de instalarme una solución linux (MLDonkey) de P2P, gracias a los chicos de Llámame Lola, para poder obtener y compartir su DVD, que me he aficionado a bajarme cosillas.

A parte de canciones, una de las cosas más interesantes para bajarse son series de televisión. Nos acostumbramos a ver uno o dos episodios a la semana, con sus cortes para publicidad que convierten episodios de cuarenta minutos en una hora. Hasta ahí, pasa, pero sólo por la fuerza de la costumbre y porque al fin y al cabo la publicidad es la que acaba pagando las series. Pero algunas prácticas hace años que me tienen frito:

  • Ponen quince minutos de publicidad un minuto antes del final del episodio. Esto me parece especialmente grave en CSI, donde los casos se resuelven en el último segundo.
  • Cambio sin aviso de horario. Es normal que en día de fútbol, Hospital Central empiece quince o veinte minutos más tarde.
  • Cambio del día de emisión. Uno se acostumbra a ver CSI, los lunes, House, los martes, Hospital Central los miércoles, el jueves al cine, los viernes a cenar, los sábados, libre albedrío y los domingos Nip/Tuck. Con las tres primeras ha habido suerte, pero Nip/Tuck los domingos baila más que la mamacita (y en TV3, que era donde más respetaban).
  • El product placement, no lo soporto, y Hospital Central es especialmente grave en esto.
  • Y demás. Léase dar episodios salteados, repetidos, dejar de darlos, y demás barbaridades. Aquí incluyo mi última decepción, Cuatro, que parecía respetar más que nadie la emisión de House, nos deja el verano en blanco a mitad de segunda temporada.

Pues decidí probar a bajarme Lost, la primera temporada, que no la había visto cuando la dieron por La Primera (y que tuvo bastantes problemas de cambios de día de emisió, por lo que leí) y ha sido todo un éxito. Tanto, que hemos visto los 25 episodios en tres fines de semana, en versión original con subtítulos, y ya tengo la segunda temporada a punto de caramelo. Lo mismo estoy haciendo con Firefly, y en un arrebato de rabia tengo en cola los episodios de House que quedan de la segunda temporada. Por cierto, el Dr. House, en versión original, es BRUTAL, y eso que considero que está muy bien doblado.

La televisión convencional se está acabando. 20/Jul/2006 18h33: Añado un par de cosas, que me recuerda Latin: Como ventaja, falta la de ver las series mucho antes de su estreno en cualquier televisión de aquí, si es que se llegan a estrenar. Y una reflexión final en relación a la frase que encabeza este párrafo: ¿Tiene sentido la TDT tal como nos la están vendiendo?

10 opiniones en “¿Por qué bajarse series?”

  1. Escota, jo em pregunto: això de les series baixades en versió original i subtítols són com els ‘porros’? Vull dir, rulen?

  2. «La televisión convencional se está acabando.»

    Has tardado en darte cuenta.

    PD: te has olvidado una razón más: «Te puedes bajar series que no se emiten (y tal vez no se emitan jamás) en España».

  3. Yo, tanto pelis como series, ahora me las bajo o grabo (para ver luego). Cada día me ponen peor los anuncios. Con la única que no lo hacía era con House (¡y mira como me lo pagan!)

  4. Curioso que acabo de postear sobre House. Una serie que me pone los pelos de punta, no sólo cada capítulo, sino casi cada minuto. Me parece maravillosa. Y es que lo tiene todo. ¿Nadie la vé como una maravillosa historia de amor?

    Yo también los tengo con sonido dual, y puedo escuchar la versión original, pero mi inglés «no es suficiente» para verlo del tirón en Inglés sin subtítulos. Las voces son llamativamente distintas. Sobre todo el gran Hugh, que en su voz original mola un huevo.

  5. Lo gracioso, Latin, es que nos están vendiendo la TDT como algo innovador y maravilloso, y está muerta antes de nacer… Y tienes razón, había olvidado poner ese punto.

    Con las pelis, Su, yo me sigo sintiendo culpable, ¿ves? Prefiero ir al cine…

    ¡Ramma! ¡Cuánto tiempo! Pues yo no la veo como una historia de amor, y mucho menos maravillosa. En ese sentido, en esta segunda temporada, se están olvidando un poco de las tramas de la primera temporada… Por cierto, que tienes razón en el inglés, yo necesito los subtítulos para enterarme, y en el caso de House, entre lo técnico y lo follados que van, no hay quien lo pille, pero es que la versión original ya es obsesión personal, oiga.

  6. Hombre, la TDT va a cambiar el panorama televisivo de forma que las marujas tendrán su cadena de marujas, los niños tendrán su canal infantil, etc… vamos, que habrá canales temáticos (algo así como la tv digital pero a lo pobre). Y previsiblemente (hablo de largo plazo, 10 años) las cadenas genéricas van a ver su audiencia muy mermada: se acabaron los shares de 25%. A ver como se encaja esto en el modelo actual de los ingresos por publicidad.

  7. >¡Ramma! ¡Cuánto tiempo!

    Lo confieso: me espanta un poco el catalán…

    >Pues yo no la veo como una historia de
    >amor, y mucho menos maravillosa.

    Bueno, maravillosa no es en el sentido de la típica peli romántica con música de clon de Ubago… :-p Más bien me refiero a historia de amor «creíble», cruda, dificil, doliente…. algo más real que la que se nos suele contar en las pelis.

    >En ese sentido, en esta segunda temporada,
    >se están olvidando un poco de las tramas de
    >la primera temporada…

    La primera temporada muestra una serie de médicos, como la segunda: la diferencia creo yo que es que en la primera nos presentaron a House, y en la segunda nos presentan a los que le rodean. Pero en las dos flota la amargura de House, su infelicidad y su amor «negativo» por esteisi.

    No es una verdad absoluta: es una forma de verlo. Para mí la serie es básicamente una historia de amor, vista desde sus consecuencias en él. 🙂

  8. Lo confieso: me espanta un poco el catalán…

    Será por las fechas y algunos comentarios, porque en realidad en este blog lo uso demasiado poco…

    El resto de la conversación la seguimos en tu blog 😉

Comentarios cerrados.