Cuando el porno excede sus funciones

Caso número uno: Pirates

Nos la venden como una espectacular película de piratas con increíbles efectos especiales, una de las películas más caras en su género. No, no es Piratas del Caribe, ni siquiera la segunda parte. Es una peli porno.

Picado por la curiosidad decido comprobar qué tal funcionan las redes P2P con el pr0n y la pongo en la cola. Pues va igual que con todo lo demás: suave, suave.

Piratas libidinosos
Los piratas también tienen libido

Una vez ojeada por encima, que no vista (que levante la… mano quien haya visto una porno entera de cabo a rabo, y no sé si me lo acabaré de creer), concluyo que: tanto ruido, ¿para qué? Si al final es lo mismo: actores buenos en lo suyo (básicamente en tamaño y aguante), pero pésimos interpretando a piratas malosos; actrices buenorras en lo suyo (básicamente en tamaño y gemidos), pero pésimas interpretando a bucaneras; y unos efectos especiales que dan pena en una extensísima peli (pa lo que hay que contar) de dos horas y diez minutos.

Esqueletos enojados
Esqueletos enojados porque se les ha escapado la tetona recauchutada

Lo de los disfraces y la historieta de piratas tiene un pase, aunque sea por fetichismo. Incluso los planos del barco virtual surcando los mares están logrados. Pero la lucha final contra esqueletos piratas en la isla del tesoro es patética, y, además, distrae.

Caso número dos: Les exxcursionistes calentes

Conrad Son comprobando la mercancia
Conrad son se interesa por la salud de la morena:
«No te vayas a resfriar»

No quisiera que se me malinterpretara: Conrad Son merece todo mi respeto. Es un todoterreno del sexo muy bueno en su género (especialmente en tamaño y… esto ya lo he dicho ¿no?), además de empresario. En 1999 tuvo la brillante idea de rodar una peli porno en catalán, idea que a nivel empresarial me parece fabulosa (abre nichos de mercado) y que a nivel personal me pica la curiosidad. El producto se llamó Les exxcursionistes calentes y resulta ser una gran decepción. ¿Por qué? A pesar de estar ambientada en los bellos parajes de la Cerdanya, los actores y actrices elegidos tienen de catalanes lo mismo que Kofi Annan y ni se esfuerzan en mover los labios cuando los dobladores sueltan joyas como «Això són muntanyes i no les de Collcerola», o «Això és un túnel i no el del Cadí».

He de reconocer que el sexo al aire libre en los campos y montañas tiene su qué, que las actrices europeas (son húngaras, básicamente) están mejor que esas americanas todas recauchutadas, y que las frases son ocurrentes e ingeniosas, pero suenan a chiste y distraen. Además de que se pasa de explícita, que hay cochinadas que a mí ya no me van, pero eso va a gustos.

Total

Total, que una porno no necesita ir más allá de su única función, que es poner caliente al personal en cinco o seis tandas de 20 minutos (por eso digo que ver una porno entera te cuesta varios días), todo lo demás es superfluo y, creo que ya lo he dicho antes, distrae.

5 opiniones en “Cuando el porno excede sus funciones”

  1. Pues me has levantado la curiosidad por ambas xD

    Te podías unir a la comu que tenemos en el LJ también, porn in a nutshell, y plantar este tipo de entradillas 🙂

  2. Y eso que no has visto las basadas en el sdla: «the whore of the rings», «the lady of the rings» y no se cuantas mas.

Comentarios cerrados.