El Perfume de Patrick Süskind

El perfume Faltan cuatro días para el estreno de la peli, y yo hace semanas que me terminé el libro, así que aquí va mi reseña.

Hay bastante consenso sobre las bondades de este libro, el cual me había sido recomendado varias veces antes de ni siquiera saber que harían la película, y aprovechando el anuncio del rodaje de la misma en Barcelona y Girona en el invierno pasado, hice que mis amigos se lo regalaran a mi mujer para su cumple. Un truquillo que me ha servido para leerlo yo primero, ya que ella lleva más de un año con La Historiadora, una cosa sobre vampiros de tropocientas páginas que se le alarga y alarga como me pasó a mí con El Quijote. Las poco más de 250 páginas de El Perfume se hacen cortas comparadas con mis últimas lecturas.

La historia, ambientada en el siglo XVIII en Francia, trata de un hombre de trágica y tormentada vida con una doble particularidad: por un lado no desprende ningún tipo de olor, y por el otro tiene un sentido del olfato superdesarrollado. Estas características le llevarán a obsesionarse con la búsqueda de la quintaesencia de los olores, la creación del mejor perfume que nadie en el mundo pueda desarrollar.

Sobre esta base ya podemos imaginar la gran cualidad del libro, que a su vez tiene que haber sido la parte más complicada de llevar a la pantalla: la descripción de olores, perfumes y esencias es constante y certera en todo momento de la novela hasta el punto que puedes llegar a sentir los aromas que en el libro tan bien se destilan con ajustados adjetivos y acertadas metáforas y comparaciones. El segundo gran punto a favor del libro es el mismísimo personaje protagonista, Jean-Baptiste Grenouille, descrito como un superhéroe con un único superpoder el cual, como si de un personaje de los X-men se tratara, es simultáneamente su razón de ser y su perdición. Todo lo demás son pluses; la ambientación histórica, las interesantísimas descripciones de las técnicas de la industria de la perfumería, las influencias psicológicas de los perfumes, el trágico y a la vez socarrón destino de algunos personajes, y un largo etcétera.

En definitiva, es una novela altamente recomendable, casi necesaria, que ya tiene más de veinte años que fue publicada y que ya es un clásico de la literatura moderna. No es extraño entonces que haya sido un caramelo a la vez dulce y envenenado para la industria del cine: fue durante años un proyecto de Stanley Kubrick que en su ansia de perfección llegó a tildar de irrealizable (y en cierto modo creo que tiene razón), y una vez muerto éste, sólo se ha podido realizar como coproducción europea de Alemania, Francia y España, pero curiosamente en inglés y con elenco internacional que incluyen a actores conocidos tanto ingleses (Alan Rickman) como americanos (Dustin Hoffman), un tipo de producción que recuerda muchísimo a otra película que adapta una novela irrealizable: El Nombre de la Rosa. Cuentan que estamos ante una gran película cuya fotografía y música cobran una gran importancia para evocar los aromas de la historia. Lo averiguaremos en pocos días. Hay ganas.

8 opiniones en “El Perfume de Patrick Süskind

  1. Hombre, ¡lo terminaste ya! A mí me gustó mucho el libro, de hecho, lo he releído varias veces y tengo el «reto» pendiente de hacerlo en alemán… ya veremos.

    sobre la peli: en general, y a priori, me gustan poco las adaptaciones de novelas, a mí entender siempre se quedan muy por debajo de la obra escrita; tb puede ser que prefiero, con diferencia, las novelas a las películas, pero yo qué sé, las adaptaciones no me terminan de llenar.

    Un saludo!

  2. Marta, éste es el debate eterno. Son formatos diferentes con lenguajes diferentes. Realmente de una novela que te ha gustado mucho es difícil que salga una peli que te guste tanto, porque, por lo menos, la visión del director nunca será la misma que tienes tú personalmente. Algo escrito se interpreta y se subjetiviza mucho más que una película. Creo que hay que ir con otra actitud a ver la peli, digamos «virgen» aunque ya no lo seas ;). Lo mismo digo para Déjà vie, son cosas no comparables.

    Respecto a lo que comenta Mikel, sí que se ha experimentado con introducir olores en las salas de cine. Quizá el más famoso sea el odorama, que creo que consistían en unas tarjetas que había que rascar en ciertos momentos de la peli para que soltaran el olor que tocara. No quiero imaginar lo que podríamos oler en la escena del baño de Trainspotting, por ejemplo.

    También hay que decir que el olfato es el sentido que los humanos tenemos más subdesarrollado en comparación con otros animales y que aún hace falta mucha investigación para poder enviar por mail un adjunto con un aroma.

  3. Me encanta este libro.

    A muchos les pirria el principio+mitad y les espanta el final, a otros al revés, y a otros les da por saco enteramente, pero a mí me flipó. Iba oliendo luego cosas por la casa. Me olía a mí.

  4. estoy en secundaria y estoy terminando de leer la novela.Hasta ahora, he podido olerla por todos lados, me ha parecido magnifica, aun no llego al final pero es grandiosa.Incluso mañana tengo q presentar algo como un examen acerca d ella, peri la terminare esta noche.
    Prescisamente, me sorprendi al saber q Stanley Kubrick queria dirigir la adaptacion, Dios mio, ojala hubiera podido!!! lo hubiera amado, ya q es mi director favorito, tenia un singular talento q me atrapo con «El ]Resplandor» y muy en especial -naranja Mecanica», ya que a pesar de solo tener 13 años cuando la vi, y ni siquiera haber nacido cuando fue estrenada, me encanto.Fue lo mismo con el resplandor. Brillante Hombre.
    pero veamos como lo hace Tom, que a juzgar por las fotos, se nota que tambien es un gran director.

Comentarios cerrados.