Colapso

Hace unos años sabías que había una forma segura de conseguir entradas para tu grupo favorito, ese grupo que casualmente era el grupo favorito de la mitad de la población y había ostias para conseguir entradas para uno de sus conciertos. La forma segura era llevarte el saco de dormir y plantarte en la esquina de Gran Vía con Aribau, el único lugar donde las vendían, el día anterior a que empezara la venta de entradas.

Pero hace más o menos diez años, los bancos informatizaron y monopolizaron la venta de entradas a espectáculos. Podríamos decir que democratizaron la venta de entradas, ya que se podían conseguir por teléfono, en los cajeros automáticos e incluso por internet, y (ahora que vivo en Girona lo aprecio) no hace falta desplazarse a Barcelona para comprar entradas para un espectáculo.

Pero desde entonces, invariablemente, el sistema se colapsa cada vez que viene Bruce Springsteen o U2. Hoy es el turno de The Police, y la cosa no cambia:

El colapso de ServiCaixa

Yo pienso que es un tema que tiene varias posibles soluciónes, pero como en muchos otros temas, no convienen. La solución obvia es que de la venta de entradas se encargue una empresa solvente, cuya economía de escala permita mantener un número grande y potente de servidores que permita una avalancha de compradores en unas horas determinadas. En estos momentos sólo una multinacional como ticketmaster es capaz de soportar esto, incluso google podría montar un sistema de venta de entradas en un plis plas, y tendría la potencia y la fiabilidad necesaria.

Pero claro, para el caso de un mercado local, con el pastel repartido entre tres bancos, en el que estas avalanchas ocurren una o dos veces al año, esto no conviene: sería como construir autopistas de seis carriles de lado para absorber sólo las operaciones salida y entrada de Semana Santa.

Yo tengo una propuesta realista: un sorteo. Quien quiera entradas (máximo dos por persona) se apunta a una lista que está abierta una o dos semanas y después se sortean. Evitamos el colapso, ya que los interesados se reparten durante varios días y no acceden todos a la misma hora, y el resultado sigue siendo democrático.

8 opiniones en “Colapso”

  1. No se , lo del sorteig tampoc ho veig una bona solució ja que s´apuntarien multitud de gent nomes pensant en l´opcio de la reventa tal i com pasa amb les entrades del barça.
    Lo millor sense cap mena de dubte si es que no es pot lluitar contra els revenedors de cap altre manera es fer entrades nominals al igual que ja ha fet en Bruce algun cop.
    D´aquesta manera et carregues els revenedors a partir d´aqui ja pots fer sorteig o el que vulguis.

  2. Això de les entrades nominals té un doble problema. Primer que cal una infraestructura administrativa extra, tant per posar el nom i DNI a les entrades com per comprovar en entrar a l’espectacle que ha vingut la persona correcta. I comprovar 55.000 persones de l’Estadi Olímpic és un sidral. Segon, si et poses malalt o et surt un viatge inesperat, et menges les entrades, de l’altra manera sempre se les pots regalar al veí.

  3. A badalona es va fer amb 8.000 persones i no va ser gens caotic , la gent ja entraba amb el DNI al costat de l´entrada.
    per altre banda de 55.000 persones quantes n´hi poden haver malaltes el mateix dia? i no obstant sempre queda la solució de poder tornar l´entrada i si es ven a taquilla que et tornin els diners , al igual que el barça amb le seient lliure que pots vendre el seient via servicaixa quan vulguis i nomes cobres si es ven.
    Avui en dia NO es gens dificil trobar solucions valides per carregar-se la reventa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *