Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra


A falta de una semana para el estreno de la tercera parte, he decidido hacer las reseñas de las dos primeras partes, que tenía pendientes.

Tardé mucho tiempo en ver la primera parte, teniendo en cuenta que me encantan las películas de piratas (especialmente de las clásicas de Errol Flynn y de todo lo que haga referencia a La Isla del Tesoro de Robert L. Stevenson, incluída la versión de los Teleñecos) y que soy un fan absoluto de la saga de videojuegos de Monkey Island. Es de esas películas que tendría que haber ido a ver al cine el día del estreno, y la vi como dos o tres años después en DVD desde el sofá de casa. No tengo perdón.

Oficialmente la película está basada en una atracción de los parques de Disney. Yo sólo me he subido una vez en la vida a esta atracción. Fue en verano de 1995 en el parque de Anaheim, cerca de Los Angeles, y me pareció una de las atracciones más aburridas del parque: era un simple paseo en barco por unas cuevas que mostraban distintas escenas de animatrónicos de piratas, que se movían y cantaban. Estas escenas estaban sacadas de las películas clásicas, y no recuerdo ninguna referencia a piratas y barcos fantasma, vudú o similares. Al ver la peli me sorprendió el enorme parecido entre los elementos de ésta y los de la saga de videojuegos de Monkey Island, parte de la historia y los personajes estaban sacados del videojuego y, en cambio, la peli seguía estando basada en una atracción de Disney. No voy a entrar más en el tema, porque ya lo he tratado con anterioridad. Por cierto, no hace mucho me llegó de Amazon el libro de Tim Powers On Stranger Tides (del que se supone están sacadas ambas historias) y un día de éstos lo leo.

La película no defrauda. Tiene una buena historia, algunos personajes muy buenos (y otros sencillamente malos), excelentes escenas de acción y magníficos efectos especiales. Más no se puede pedir a un director mediocre como Gore Verbinski (The Ring, el remake americano, no la japonesa y The Mexican, la de Julia Roberts y Brad Pitt, además de las dos continuaciones de la que nos ocupa). Sobre los personajes hay que destacar la composición que Johnny Depp hizo de Jack Sparrow, uno de los mejores personajes de este gran actor y el único de la película que no tiene su homólogo en Monkey Island. También quiero nombrar a Geoffrey Rush haciendo de Capitán Barbossa, aunque su personaje tiene menos mérito al estar directamente sacado de LeChuck, el pirata fantasma del Monkey….

Después de los fracasos ochenteros y noventeros de Piratas (1986) de Polanski y de La Isla de las Cabezas Cortadas (1995) de Renny Harlin, con su mujer en esos momentos Geena Davis como protagonista, Los Piratas del Caribe fue un gran taquillazo, que no sólo ha provocado sus dos secuelas, sino una peli y un cómic porno, cuyas respectivas entradas me están inundando de visitantes este humilde blog.

2 opiniones en “Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra”

  1. me gustaria ver la tercera espero que sea buena como todo dicen que es buena ….y no se si hay libro por que sera mucho mejor para mi leerlos y ver la paliculas seria entretenido en los tiempo libre poara mi

Comentarios cerrados.