Los cameos de Nip/Tuck

Aprovecho que acaba de empezar la cuarta temporada de esta serie en TV3 para hacer un pequeño comentario y una revisión de una de las cosas más interesantes que esta serie ofrece: los cameos.

Esta cuarta temporada se emitió en Estados Unidos el pasado otoño, terminando antes de Navidad. Nosotros la debimos ver entre enero y febrero.

La serie narra la aventuras de dos médicos cirujanos plásticos a dos niveles. Por un lado en cada episodio nos presentan uno o dos casos de personas que quieren cambiar alguna parte de su aspecto. Por otro lado tenemos un culebrón donde los dos médicos (uno soltero cotizado y adicto al sexo, y el otro casado y con dos hijos) tienen aventuras sexuales.

Como podéis imaginar, en cuatro temporadas ha pasado de todo, de lo más normal a lo más bizarro, muchas veces con historias inspiradas directamente de las noticias de sucesos de los periódicos. Curiosamente la serie es bastante explícita a nivel médico, ya que se nos muestran los cortes de bisturí y las cirugías más bestias en primer plano, y trata temáticas sexuales bastante duras, en algunos casos de difícil digestión, pero las imágenes sexuales cumplen estrictamente con el código de telefilme de sobremesa: las sábanas van a la altura de los pechos para que no se vea un pezón, y las cirugías de zonas íntimas se ven desde distinto ángulo. Para una serie supuestamente transgresora, deja que desear. En este sentido es mucho más explícita Sexo en Nueva York, que es comedia.

Muchos de los temas tratados se pueden considerar como crítica mordaz a la sociedad de la apariencia y en ese sentido la serie es muy sarcástica. Esa es la única forma de aliviar lo duros que resultan muchos de sus momentos.

Otro fallo que tiene la serie es que los personajes no son creíbles, aunque supongo que eso pasa en todo culebrón: los personajes se separan, se pelean, se odian, se ponen los cuernos, y al capítulo siguiente se quieren para siempre. Lo mismo con las heridas, se pegan y se rompen las narices, un asesino les corta la cara, etc., y con un par de puntos y reconstrucciones no queda ni la más mínima señal, pero bueno, aceptemos que por algo son los mejores cirujanos de Miami.

Pero vamos a lo mejor de la serie, los cameos. En cada capítulo hay uno o varios personajes interpretados por actores y actrices de Hollywood que ya nadie recuerda y que tuvieron sus mayores éxitos en producciones de los 80 en muchos casos, el shock visual de verles veinte años más viejos impresiona. Veamos algunos casos de esta cuarta temporada.

Larry Hagman
Larry Hagman fue JR Ewing en la serie Dallas, un papel que, por cierto, va a hacer John Travolta en una película que planean estrenar el año que viene. En esta temporada de Nip/Tuck interpreta a Burt Landau un magnate con problemas de impotencia por un cancer que quiere ponerse prótesis de testículos. De paso les compra la empresa y Christian Troy, el médico ligón, se repasa a su espectacular mujer.

Brooke Shields
Brooke Shields protagonizó a principios de los ochenta una versión con niños de Robinson Crusoe llamada El Lago Azul. Aquí interpreta a Faith Wolper, una psicóloga que, como buena profesional, tiene más problemas que sus pacientes.

Richard Chamberlain
Richard Chamberlain fue el cura enamorado de El Pájaro Espino, por el cual suspiraron todas nuestras madres a principios de los ochenta. Aquí interpreta a Arthur Stiles, un aristócrata gay que quiere que su joven amante pase por el quirófano.

Melissa Gilbert
Melissa Gilbert fue Laura Ingalls en La Casa de la Pradera. En Nip Tuck es Shari Noble y participa en uno de los casos más retorcidos de esta temporada cuando, en una versión salvaje de la leyenda urbana de Ricky Martin y el perro de la mermelada, su personaje llega a la clínica para que le hagan una reconstrucción de pezones después de que su perro se los arrancara de un mordisco en pleno acto.

Rosie O’Donnell
Rosie O’Donnell hizo de Wilma en Los Picapiedra y de secundaria en unas cuantas pelis romanticonas. Aquí es una nueva rica que le ha tocado la lotería y piensa que la mejor manera de gastarse la fortuna que le ha tocado es a base de liposucciones y de prostituir a Christian Troy. El personaje ha tenido tan buena acogida que ya se están planteando hacer una serie spin-off con ella de protagonista.

Mario López
Mario López era Slater en Salvados por la campana. La verdad es que este hombre no ha cambiado mucho en estos años, entonces ya hacía el papel del cachas de la clase. En esta ocasión hace de Mike Hamoui, un cirujano plástico competencia de los protagonistas que se encuentra con Christian el el gimnasio y al que le recomienda una liposucción. Más tarde Christian se plantea su sexualidad y Mike aparece en sus sueños húmedos gays.

Además de éstas, aparecen Alanis Morissette como la novia lesbiana de la doctora Cruz, la anestesista, Jacqueline Bisset en un extraño papel entre madame de prostitutas de lujo y ladrona de órganos, Caterine Deneuve cuyo personaje pretende meterse las cenizas del marido como implantes mamarios y Kathleen Turner como una locutora de radio de un programa de sexo que requiere cirugía estética de su voz.

2 opiniones en “Los cameos de Nip/Tuck”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *