Transformers


De pequeño nunca supe de qué iba la historia de estos muñequitos que tenían la capacidad de convertirse de robots antropomorfos en coches y aviones y viceversa, aunque sí que llegué a tener dos o tres de ellos. Me fascinaba precisamente esa capacidad de transformación, estudiar cómo pasaban de un estado a otro, las partes que ocultaban en modo transporte (la cabeza y las manos) y las partes visibles en modo robot que pertenecían a las del otro modo. Y claro, servían para tener dos juegos en uno, el coche o avión por un lado, y el robotito por otro. Nunca supe que había uno que se llamaba Optimus Prime y que era el camión y que era bueno, y otro malo al que llamaban Megatron, ni que venían de Marte.

Hace unos meses vi el trailer de la película y el diseño de los robots fue una completa decepción. Era mecánicamente imposible que esos robots rediseñados para la peli se pudieran transformar en coches, camiones, aviones o helicópteros y la esencia y la magia del transformer con el que yo jugaba de pequeño se perdía completamente. Viendo la peli, ese detalle tiene al menos una explicación argumental que lo salva, que es que los robots son capaces de copiar cualquier diseño que se les presente: llegan, ven un coche o un camión y dicen, “tachán, es mío” y se transforman en un proceso de ingeniería inversa fascinante.

Total, que a priori prometía ser un bodrio de impresión, y hace un par de semanas no tenía ninguna intención de verla, pero después de leer alguna crítica y ver alguna foto de la protagonista, me picó el gusanillo. Esta mañana he salido a comprarme una bici de segunda mano, y lo he hecho en la primera tienda que he mirado. A las doce estaba liberado de algo a lo que pensaba dedicar toda la mañana y gran parte de la tarde, así que me he puesto a pasear por una zona de la ciudad que todavía no había explorado, y he descubierto toda una calle comercial, que incluía un mall de lo más clásico, con sus tiendas de ropa, su zona de comida rápida y su multisalas. He memorizado los horarios programándome la peli para un par de horas más tarde y que me diera tiempo a dar un paseo y comer en un pub. He elegido ésta en vez de Los Simpson porque me apetecían más dos horas y media de acción evasiva que una y media de humor socarrón e inteligente. Hay momentos para todo, oiga y si hoy me sobraba algo, era tiempo.

La peli me ha dado exactamente lo que buscaba, y eso está muy bien. Además, la primera hora me ha parecido fantástica, y los dos protagonistas están muy bien. Él (Shia LaBeouf) es un gran descubrimiento, destila carisma por todos los poros, y a pesar de lo limitado de su personaje le da un carácter que bien podría no tener. Hasta cierto punto su actuación es woodyalleniana, y perdónenme el palabro. ¡Ah! Y me parece una gran elección como hijo de Indiana Jones en la cuarta entrega que se está rodando. Ella se llama Megan Fox y es guapísima, una preciosidad, sólo le faltan como diez quilos para ser realmente hermosa, pero con los estándares actuales no se puede tener todo. Además no interpreta nada mal y su personaje no desentona en absoluto.

La peli empieza a fallar a partir de la primera lucha entre robots, y a partir de ahí, todas las escenas de acción. No es un problema de ritmo, que excepto la lucha final, que se hace un poco larga, la peli está bien estructurada y las escenas de acción bastante bien distribuidas. Más bien parece un problema de montaje. Siendo escenas que han de ser tan meticulosamente programadas por lo complejas de filmar, en el montaje final resulta que hay cosas que no se entienden, las escenas de acción resultan confusas, no queda claro qué robot está luchando contra qué otro, ni quién muere o revive, ni por qué. Me ha dado la impresión que hay como cortes muy toscos, como que es de día y de pronto es de noche, o que un robot estaba agonizando y de pronto está lanzando cohetes por ahí. Aparte de ésto, la peli es un gran entretenimiento de verano, muy espectacular, con grandes efectos especiales y, como buena producción de Spielberg, no pueden faltar las autoreferencias. Sólo por poner un ejemplo, hay un robotillo por ahí que tiene la misma personalidad que el gremlin malo. Total, muy disfrutable.

5 opiniones en “Transformers”

  1. Bueno… Respecto al montaje, es una peli de Michael Bay. Exceso de primeros planos y movimientos de cámara muy rápidos, lo que hace que en vez de ver a dos robotazos dándose de leches, vemos un amasijo de hierros dando tumbos.

    Y en cuanto a Megan Fox, dále tres añitos más y verás como babeamos todos.

  2. P.D: Sobre la peli… bueno.. la verdad es que yo tampoco tenía ni guarra de transformers, nunca vi la serie, y… el resumen… bueno, entretenida. Para más opinión, yo también hice crítica de la peli:
    por aquí
    😀

  3. Yo debía estar de mal humor cuando la vi, porque parece ser que soy la unica persona en el mundo que le parecio un bodrio de pelicula? 🙂

    Vale, exceptuando la Megan Fox 😉

    Hay mucho efecto especial – pero no hay nada de tension. La historia entre los protagonistas al principio tiene algo de interes, pero al final cae en los tipicos cliches. En la lucha final no se entiende nada, como dices. Lo de “ponle cubo en el pecho para matarlo” (!) fue ya la guinda del absurdo…

  4. Bueno, tanto como bodrio… yo disfruté, y no pedía más. En estas pelis ya sabes que no puedes encontrar un argumento lógico por ningún lado…

Comentarios cerrados.