Flash de novedades

Está prácticamente decidido.

Anoche vimos un piso que se adapta perfectamente a lo que queremos. Dos habitaciones, una de ellas bastante amplia, cocina y salita grandes y lugar para guardar nuestras cosas. Está semiamueblado, lo que significa que tiene todo lo básico para entrar, pero que tendremos que ir poniendo armarios para ropa y zapatos. También tiene un lugar asignado para el coche y trastero para las bicis.

Es un dúplex algo extraño, porque las habitaciones están en el piso de abajo y la cocina y la salita en el de arriba. Y lo mejor es que es completamente nuevo, lo estrenamos nosotros, y está en un barrio nuevo, muy cerca del río y bastante cerca del centro de Cambridge, a medio camino entre el centro y mi trabajo (y el de Estela (*) ), que está a las afueras al norte. Nos falta verlo de día para acabarnos de enamorar y dar la paga para reservarlo. Si podemos negociarlo con la dueña del piso donde estamos ahora, nos mudaremos en dos semanas. Si no, tendremos que esperar a final de mes, pero el dueño ya nos ha dicho que sí que nos esperaría.

(*): Estela empieza a trabajar a partir del lunes en una empresa que está a dos edificios de donde yo trabajo.

8 opiniones en “Flash de novedades”

  1. Imagino que el tema del dúplex «al revés» viene por algo que oí en Alemania hace tiempo: que aunque cuando eres joven te da igual subir al dormitorio, para una persona mayor (que suele estar en él bastante tiempo) es mucho más cómodo tenerlo abajo y no tener que subir escaleras…

  2. Supongo que eso tiene sentido para una persona mayor a la que le sirvan el desayuno, por ejemplo. Si no, va a tener que subir y bajar igual esté lo que esté arriba o abajo. En cualquier caso, esa lógica no sirve para el piso que visitamos ayer, cuando para subir al primer piso del dúplex tienes que haber subido dos pisos de escaleras antes.

    Ciertamente, no tiene mucho sentido que las habitaciones estén abajo, por dos motivos: uno, el calor sube y de noche, cuando hace más frío, es cuando estás en tu habitación, y dos, si tienes visitas no tienen por qué ver las habitaciones antes que la sala de estar. En cualquier caso, no me parece algo realmente importante que influya en la decisión de quedárnoslo o no.

  3. (Versión en castellano más abajo – learn catalan with Juanito Peligro)

    Me n’alegro per la vostra troballa, però tinc unes quantes coses a comentar respecte lo del dúplex des del punt de vista de l’arquitecte.

    La primera és que un dúplex resultarà molt «chic», però només és fruit de l’esgotament de l’edificabilitat en una parcel·la petita. Parlant en plata, la majoria de vegades és una putada i la gent acaba farta de pujar i baixar escales.
    Quan un client ens demana una casa de 200m2 en dues plantes o més, quan pot fer-ho en una de sola, sempre li demanem «per què?». Si la resposta és per la privacitat d’espais li respondrem que ho pot aconseguir en una sola planta però dividint la casa en diferents pavellons, si la resposta és que des de la planta primera té millors vistes li direm que d’acord.
    En el vostre cas segur que és per una qüestió d’edificabilitat.

    Un altre tema és el dels dormitoris a baix o a dalt. El fet de que normalment les estances «de dia» (menjador-sala-cuina) es trobin en el pis de baix és un convencionalisme, tot i que sol ser (no sempre) més útil, per exemple a l’hora d’omplir el rebost o per sortir al jardí durant el dia (en el cas de que el tinguis).

    Tu mateix vas tenir la possibilitat fa uns anys de visitar amb nosaltres la casa Schröder a Utrecht de Rietveld (1924) (vegeu http://www.bc.edu/bc_org/avp/cas/fnart/arch/20_schroder.html). Aquest és un curiós cas (una casa per una senyora vídua) on la propietària volia una sèrie de dormitoris en planta baixa i accés independent per tal de llogar-los a estudiants. Un tipus de casa així també seria excel·lent com a «casa compartida» per gent jove, o bé per una parella amb els fills prou grans per que puguin tornar tranquil·lament a les tantes de la nit sense donar explicacions a ningú.

    Versión española

    Me alegro por vuestro hallazgo, pero tengo unas cuantas cosas a comentar respeto lo del dúplex desde el punto de vista del arquitecto.

    La primera es que un dúplex resultará muy «chic», pero sólo es el fruto del agotamiento de la edificabilidad en una parcela pequeña. Hablando en plata, la mayoría a veces es una putada y la gente acaba harta de subir y bajar escaleras.
    Cuando un cliente nos pide una casa de 200 m² en dos plantas o más, cuando puede hacerlo en una sola, siempre le preguntamos por qué. Si la respuesta es por la privacidad de espacios le responderemos que lo puede conseguir en una sola planta pero dividiendo la casa en diferentes pabellones, si la respuesta es que desde la planta primera tiene mejores vistas le diremos que de acuerdo.
    En vuestro caso seguro que es por una cuestión de edificabilidad.

    Otro tema es el de los dormitorios abajo o arriba. El hecho de que normalmente las estancias «de día» (comedor-sala-cocina) se encuentren en el piso de debajo es un convencionalismo, aunque suele ser (no siempre) más útil, por ejemplo a la hora de llenar la despensa o para salir al jardín durante el día (en el caso de que lo tengas).

    Tú mismo tuviste la posibilidad hace unos años de visitar con nosotros la casa Schröder en Utrecht de Rietveld (1924) (ved http://www.bc.edu/bc_org/avp/cas/fnart/arch/20_schroder.html). Éste es un curioso caso (una casa para una señora viuda) dónde la propietaria quería una serie de dormitorios en planta baja y acceso independiente con el fin de alquilarlos a estudiantes. Un tipo de casa así también sería excelente como «casa compartida» para gente joven, o bien para una pareja con los hijos lo bastante mayores como para que puedan volver tranquilamente a las tantas de la noche sin dar explicaciones a nadie.

    Vaya rollaco os he soltado 😛

  4. Joan, moltes gràcies per les explicacions. Jo estic completament d’acord amb tu (des de la humilitat d’un profà) en el tema de per què vols dues plantes quan pots tenir els mateixos metres quadrats en una sola i sense desaprofitar l’espai de l’escala, i en un edifici de quatre plantes, com és el cas, on hi ha dos dúplex, un a sobre l’altre, i aquests enganxats amb uns altres set o vuit, encara em sembla més absurd. Pero és el que hi ha, i ens va agradar. De tota manera, sembla que al final no podrà ser, així que seguirem buscant…

    Siguiendo el ejemplo del maestro arquitecto, traduzco:
    Estoy completamente de acuerdo con el Joan (desde la humildad de un profano en arquitectura) en el tema de por qué querer dos plantas cuando pueden estar todos los metros cuadrados en una sola sin desaprovechar el espacio de la escalera. En este caso aún es más absurdo porque el dúplex está en la parte de arriba de un edificio de cuatro plantas, siendo las dos plantas de abajo otro dúplex, y hay como siete u ocho así, pegados unos con otros. De todos modos, es lo que vimos y nos gustó. Pero parece que al final no va a salir, seguiremos buscando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *