El horror

Siendo como es el tema del día en todo el mundo, no creo que vaya a escribir nada nuevo, pero durante el día de ayer me pasaron por la cabeza muchísimas reflexiones e intentaré plasmar aquí algunas.

Para los pocos que no se haya enterado (o que vengan del futuro y no sepan de qué hablo), hay un señor en Austria que ha tenido encerrada a su hija en el sótano de su casa durante 24 años. Por si esto fuera poco, la mujer tuvo siete hijos de él, tres de ellos han estado viviendo con ella en el sótano, otros tres fueron adoptados por el padre/abuelo y la abuela, y el séptimo fue incinerado en el horno de la casa después de morir. El caso se ha destapado porque la primera hija, ya de 19 años, ha desarrollado una enfermedad genética que suele darse en casos de incesto y la tuvieron que llevar al hospital.

De entrada no me salen las palabras para describir lo que siento cuando leo esto, pero básicamente se pueden resumir en rabia y tristeza. Siento que no hay posible castigo para este señor (estoy intentando evitar llamarle monstruo porque a su lado le tengo cariño a Frankenstein, Drácula, la Momia y a Hannibal Lecter). De entrada porque tiene 73 años, y aun el ojo por ojo (meterle 24 años en un zulo haciéndole sufrir violaciones continuadas) no tiene ningún sentido. Tampoco lo tiene hablar de la pena de muerte, o de encerrarle de por vida. Hay cosas que la única solución que tienen pasan por inventar la máquina del tiempo primero. Es muy difícil imaginar la magnitud del daño que este señor ha hecho. La mujer y los tres hijos encerrados con ella los tienen muy difícil para ser seres sociales y tener una vida normal. Luego están los tres que vivían con él arriba en calidad de adoptados y su esposa. La verdad no imagino que este señor pudiera ser una persona normal en su casa y en su trabajo (era propietario de una empresa, y visto el tamaño de su casa le iba muy bien), pero todo puede ser. Si ese es el caso, tenemos un monstruo social que sólo ha engendrado cuatro monstruos más, esperemos que recuperables en la medida de lo posible.

Ateniéndonos solamente a los hechos, la pregunta es cómo pudieron no enterarse de lo que sucedía, primero su esposa, y después el resto de la familia, los vecinos y/o amigos. La explicación que se empieza a dar es «no quisieron enterarase», y creo que por ahí van los tiros.

Una última reflexión para terminar: esta historia es carne fresca que va a generar mucho dinero. Primero, vamos a tener para días en las noticias y los periódicos mientras nos van desgranando detalles del caso, nos dan la entrevista con la mujer, la entrevista con la secuestrada, con los hijos mayores, los planos de la casa, el juicio, etc. Y después, váyanse preparando para las películas, las series, los libros y el videojuego.

8 opiniones en “El horror”

  1. En aquests casos m’obligo a creure en la justicia divina, perquè és la única manera que es pugui castigar a aquest home a aquestes alçades i alguna cosa dins meu es nega a acceptar que no serà degudament castigat.

  2. Sílvia, doncs com Déu no existeix i ningú no serà jutjat per res quan es mori, perquè simplement ens acabem fonent amb la natura, l’únic consol que a mí em queda és que a aquest home el martiritzi el sentiment de culpa cada segon de la seva vida. És un consol també inversemblant, perquè és possible que aquest home no es penedeixi de res del que ha fet, però al menys és més realista.

  3. Com deia un avui a la ràdio, quan passegem pel centre d’europa sentim un silenci tranquilitzador, que a partir d’ara es convertira amb sospites de que l’horror s’amaga dins les parets de qualsevol casa.

  4. Uff!!!

    Des que m’he enterat només em puc preguntar… Realment coneixo als meus veïns??? Aquella porta que hi ha al final del pàrking, què hi amaga???
    No puc entendre com han pogut passar 24 anys, 7 naixements, 4 persones amagades (digo yo que alguna cosa haurien de menjar, no?) i que ningú sospités mai res!!

  5. Alex, realmente piensas que este hombre va a tener remordimientos? Si ha hecho lo que ha hecho es porque para el estaba bien y era la sociedad la que tiene un problema.

    No me voy a poner melodramatica, pero ya digo yo que si nos extinguimos, tampoco se va a perder tanto… aunque hay contadas y maravillosas excepciones.

    No sabria decirte si es que la «falta de empatia y tolerancia/el egoismo/envidia y demas» es un gen dominante (ya no nos metemos en grados mas profundos como este de arriba) o es que siempre ha estado ahi.

    Quizas esto ha sido potenciado por la eliminacion de la seleccion natural. Y es que si te fijas nuestras vidas son una continua lucha contra la Naturaleza.

    Como ves hoy ya me he levantado con unos pensamientos un poco lugubres, hacia tiempo que no pensaba en esto, y para acabar esta frase de una cancion de Siniestro Total (aqui empezamos a enseñar que ya tenemos una edad…): » esterilizad a vuestros hijos…juntos de la mano..hacia la extincion» Pues eso, a pesar que muchisimos ya estamos esterilizados de manera «natural» no hace falta ir tan lejos, nosotros solitos nos las apañamos.

  6. Raquel, no, no pienso que vaya a tener remordimientos. Sólo pienso que si los tuviera sería el único consuelo que nos quedaría, porque la justicia divina no existe. Y exactamente, si nos extinguimos no se va a perder tanto. Sobre tu tercer párrafo, me cuentas cuando te hayas leído The Selfish Gene, que te lo explica muy bien.

    Sobre el cuarto no estoy de acuerdo. Lo estaba hace tiempo. Pensaba que los humanos habíamos superado lo de la selección natural con el tema de la medicina, pero no. Digamos, en resumen, que la medicina forma parte del sistema de selección natural, sólo que la selección es menos agresiva y permite más variedad genética en la especie, lo cual es bueno, en general. Y no luchamos contra la naturaleza, somos parte de ella, como lo fue el volcán o el meteorito que acabó con los dinosaurios.

  7. A mi siempre me gusta darle la vuelta a las cosas. Innegablemente, este personaje es digno de la pena capital. Pero propongo la siguiente vision de las cosas. Uno nace, crece, y se intenta adaptar a su entorno, que para eso el ser humano es especial y versatil. Pero no siempre es asi. Hay casos en que esta adaptacion no se consigue, por un motivo u otro que no voy a analizar. Entonces, este ser empieza un proceso de prueba y error para intentar provocar el menor daño a su entorno y su psique. Si el ser es suficientemente inteligente, es capaz de adaptarse a su manera, sin que los demas se percaten, y vivir su vida a su manera particular, tal y como entiende el que es la mejor forma de vivirla. Pero no siempre es asi. A la mayoria se los «pilla» de jovenes, y se categorizan en determinados sectores sociales. Muchos pasan por el suicidio, drogas, maltratos, etc. Pero hay otros que tienen suficiente suerte y destreza como para pasar inadvertidos durante toda su vida. Toda una muestra de ingenieria social y estrategia del comportamiento.
    En este punto, yo me pregunto si podemos considerar monstruos a estos seres. Enfermos tal vez? Pero enfermos de que?, de no adaptarse a las normas establecidas por la mayoria social? Cierto. No lo niego. Pero tampoco escondo el hecho que no hay lugar para estas personas, que las soluciones son todas malas, empezando por el psiquiatra o el manicomio. Y naturalmente, de esto si que son conscientes, y por eso se esconden, se adaptan sutilmente, como vampiros en busca de su presa, y pasan desapercibidos en una sociedad cada dia mas autista.
    Cuando se detecta a un esquizofrenico, se le da tratamiento. Cuando se detecta a un ser de este tipo, se le etiqueta de monstruo. Yo no le veo diferencia. Todo son estados intelectuales, diferencias con los seres normales, y que necesitamos tapar y encasillar cuanto mas pronto mejor.
    Por cierto, y solo para poner un ejemplo, los soldados de casi cualquier ejercito, apresan, retienen, violan, abusan, matan, y cuando acaban todo eso, se les da una pension, pobrecitos, y se les recibe con todos los honores.
    O tots moros o tots cristians.

    Uno que no entiende como funciona todo esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *