¿Cuántas cajas hay que abrir para poder desayunar después de una mudanza?

Alguien ordenado abre sólo una, donde está todo, o, como mucho dos, porque además de ordenado es higiénico y tiene la comida (la leche, el café y los cereales) separada de los utensilios (las tazas y las cucharitas). (Suponemos que el microondas no estaba en una caja, sino que lo trajimos a pelo y sólo hizo falta enchufarlo).

En mi caso, el mínimo de cajas a abrir serían tres, porque casualmente tenía las tazas y las cucharitas en la misma caja, los cereales y la leche en otra, y el café en una tercera, donde, como también estaban los salvamanteles, he aprovechado para usarlos. Pero, claro, esto es si tienes suerte, o si tienes correctamente etiquetadas las cajas (lo que es falso cuando estás usando las cajas de la anterior mudanza, y las has llenado aleatoriamente sin tachar la etiqueta anterior y escribir la nueva).

En definitiva, creo que esta mañana he abierto unas ocho cajas para poder desayunar.

9 opiniones en “¿Cuántas cajas hay que abrir para poder desayunar después de una mudanza?”

  1. Jejeje, que sigui lleu! Ja veig que la mudança donarà per molt de joc! Jo, quan m’expliqueu aquestes coses, agafo una mena de tírria/pànic a canviar de pis… sort que el meu ja m’agrada!

  2. xDDDDD
    Muero. De risa.
    Lo siento, pero es que imagino la escena como si se tratase de Mr. Bean y no puedo evitarlo xD
    Mis condolencias, y mucho ánimo para encontrarle su sitio a todo 🙂

  3. Jo, la verdad es que con estas cosas me doy cuenta de que tuve mucha suerte al poder ir trayendo las cositas poquito a poco y que (casi) todo ya estuviera cuando decidí aposentarme y tal…

  4. Que vaya bien todo!! Por cierto, manteneis el numero de telefono? Bueno te dejo que ya veo que las cosas siguen su curso y me voy a trabajar que con un poco de suerte acabamos a una hora decente. Y dile a Estela que no se agobie, que se tiene que notar la acupuntura de alguna manera!!!!

  5. Sílvia, espero que no doni per molt més joc 😉

    Quikosas, para eso está escrito, para reírse, así que sin pudor.

    Su, yo creo que la gran ventaja está en tener un lugar donde ir dejando las cosas. La de Girona fue horrible porque, además de que había cosas acumuladas de cinco años, teníamos que acumular las cajas para transportarlas todas de golpe a 1500 km de distancia…

    Raquel, en principio el teléfono va a ser el mismo, pero cuando logren hacer el traspaso de línea a la nueva dirección. Al final seré yo que necesite acupuntura.

  6. Vaya tela nen!!!

    L’únic que em ve al cap és… quantes caixes tenies que t’hagi fet falta obrir-ne 8???
    Tenine en compte que determinades coses viatgen sense empacar, i que part de les altres encara estan al pis vell… O tens poques caixes i Murphy t’estima molt, o has de ocmençar a pensar en desprendre’t de coses, donat el teu vici a les mudances!!

  7. Charlie, no fotem, que no té res a veure. Ficar-se en una hipoteca per no «haver de» mudar-se em sembla una raó estúpida, i espero que no sigui la teva. Al revès, molta gent s’ha liat amb una hipoteca d’un pis petit amb la idea de més endavant vendre’l i comprar un més gran. La mudança és inevitable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *