Hellboy


Desde El Laberinto del Fauno tengo a Guillermo del Toro como unos de los directores actuales más prometedores. Ahora está a punto de estrenar Hellboy II: El ejército dorado, que por el trailer y los avances que hemos ido viendo hasta ahora tiene una pinta estupenda. El problema es que todavía me queda recuperar gran parte de su filmografía y una de las que me faltaba es esta primera parte.

En parte ha sido una decepción, porque me esperaba una trama menos tópica y más interesante: no deja de ser el mismo esquema que Blade u otra película con superhéroes; presentación de personajes, la putada del malo, búsqueda y encuentro del malo y batalla final. Pero salvando la trama, hay varias otras cosas que me encantan, empezando por el diseño de los mundos y los personajes, con ese estilo tan propio de Del Toro, tan fantástico e imaginativo. También me encanta el mismo personaje de Hellboy, a quien Ron Perlman impregna un aire de superioridad y humor negro muy del estilo de Humphrey Bogart, un tipo duro, y no sólo por fuera, sino también aparentemente por dentro, aunque le podamos descubrir sentimientos ocultos. El Abe Sapien de Doug Jones también es fascinante y John Hurt está muy propio como el Doctor Broom.

Total, que si la segunda parte sirve para meter estos fascinantes personajes y la fantástica ambientación en una trama más interesante que la primera, bienvenida sea. La respuesta, en pocas semanas.

3 opiniones en “Hellboy”

  1. «(…) Empezando por el diseño de los mundos y los personajes, con ese estilo tan propio de (…)» Michael Mignola, creador del cómic y diseñador del resto de la peli.

    Aunque debo decir que si alguien debía adaptar a Hellboy, ése es Del Toro.

    Y la segunda promete ser una peli muy de Del Toro (llena de imaginación y fantasía) y de Mignola (muy llena de estatuas, edificios goticos y bicho-cosas mutátiles)

  2. De acuerdo, Dan, Mignola diseña los personajes, los decorados y el mundo fantástico, de eso no hay duda. Y te doy toda la razón, olvidé acreditar a Mignola en este aspecto.

    Pero no me negarás que hay un estilo único en Del Toro, que emparenta mundos tan dispares como éste y el del Laberinto del Fauno (si me dices que Mignola también diseñó el fauno y las demás criaturas, has ganado). Es increíble que puedas reconocer a Doug Jones detrás de los kilos de maquillaje que hay tanto en el Fauno como en Abe Sapien. ¡Ah! Y también es cuestión de colores, maquillaje, fotografía, movimientos de cámara…, o sea, de la gente de la que se rodea Del Toro para trabajar. Mignola sólo es una parte de ello. El estilo es Del Toro. (Lo que hay que divagar para justificarse 😉 )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *