Rai

Su mismo Abu lo ha presentado en la entrada anterior. Y yo agradezco el debut de Juanito Peligro como coautor de este blog publicando una foto que le hice a su vástago la semana pasada en su casa.

Rai
Estela, ¡no le des tan fuerte!

Abu Rai

Por fin me decido a poner una entrada de este blog abierto al público del Dr. Txap. El motivo es el nacimiento de mi primer hijo. Se llama Rai. Bien, todavía no se llama a sí mismo, ya veremos como lo hace, por el momento le llamamos Rai. Mi compañera preparó esta presentación para que le conozcáis y donde explica cómo fue el parto y sus primeros días de vida:

¿El porqué del título? En onomástica árabe clásica, cuando un hombre tiene su primer hijo varón, éste toma el nombre del hijo como propio precedido de la partícula de filiación Abu. Es un modo respetuoso y a la vez íntimo de dirigirse al padre ¡Qué clarividencia!, hoy en día se utiliza el extenso “soy el padre/la madre de” en las guarderías de nuestro país (y supongo de todo el mundo). Cuando eres padre, tus nuevas amistades, que serán los papás y mamás de sus amiguitos, no te conocerán por el nombre que te pusieron al nacer, o por tu mote, sino por el de tu hijo. “Hola, soy la madre de Eric, tú eres el papá de Rai, ¿verdad?”

Así pues, me dispongo, en los años venideros y durante la infancia y juventud de mi hijo a abandonar mi verdadero nombre y convertirme en el padre de Rai, o Abu Rai, como lo prefieran. Por cierto, estoy encantado.

De aquí a la jubilación va un paso.