Sobre el concurso

Primero quisiera hacer una pregunta sobre el tiempo que doy para dar las respuestas: ¿Creéis que es poco un día de tiempo para dar las repuestas sin pistas y otro para darlas con pistas? Es que me da la impresión que muchos de vosotros intentasteis apurar el primer día para dar la repuesta, pero curiosamente muy pocos aprovechasteis las pistas el segundo día. Luego me han faltado respuestas de alguno de los concursantes clásicos, pero supongo que esto es puramente circunstancial. ¿Cuántos días daríais para dar las repuestas?

Por otro lado, Juanito Peligro me comenta entre sus respuestas al concurso de esta semana:

Tema libre. Bien. Esto es una crítica pública al concurso. En las primeras ediciones, que fueron en las que participe, el título del concurso estaba justificado, “¿de qué te suena esto?”, ello quiere decir que al menos te tenía que sonar. Eran composiciones y sintonías que podíamos haber oído mediante otros medios fuera de la BSO a las cuales pertenecen. Quizás es por que mi bagaje cinematográfico es paupérrimo, pero los tres cortes de esta semana no me suenan de nada.

Quisiera contestarle igual públicamente y elevar el tema a discusión entre los participantes.

Joan tiene toda la razón del mundo. En sus primeras semanas este concurso era exactamente lo que él describe: una forma de encontrar el origen cinematográfico de músicas que más o menos a todo el mundo nos pueden sonar de algún otro lugar. Esto queda claro en las semanas del calvo de la lotería y la de el padrino por Guns’n’Roses. Con la de Brazil y la de Amarcord es un poco al revés: la banda sonora incluye temas conocidos en ámbitos extracinematográficos anteriores. Y sobre las otras tres (porque hasta ahora llevamos siete de las diez que tengo previsto poner) pues debo reconocer que sí se escapan un poco del título de ¿de qué me suena esto? Incluso la de Conan fue medio tramposa en este sentido, porque a todos os sonaba a algo que no era (porque los partidos del plus eran con la banda sonora de Desafío Total, recordemos).

Total, que sí es cierto que este concurso empezó con una intencionalidad que se ha ido desviando un poco de la idea original, y si alguien esperaba que mantuviera esto durante todas las semanas, vayan mis disculpas por delante, pero he preferido dar pie a la improvisación con ideas que se me han ocurrido al vuelo y que he considerado más interesantes. Sí que hubiera podido poner música de anuncios todas las semanas, pero nos hubiéramos acabado aburriendo un poco, creo.

Al final de lo que se trata es de que aprendamos y nos divirtamos todos mientras jugamos (yo el primero), y que no desfallezcamos que aún quedan tres semanas de sorpresas, incluso, y sobre todo, para mí. De todos modos tendré en cuenta esta “crítica pública”.

PD: Joan, gràcies per la crítica, que sempre és benvinguda.

¿De qué me suena esto? VII: resultados

Recordemos los temas:

1.-
[audio:bso7_1.mp3|text=0xFFFFFF]

2.-
[audio:bso7_2.mp3|text=0xFFFFFF]

3.-
[audio:bso7_3.mp3|text=0xFFFFFF]

Como he dicho en las pistas del concurso de esta semana, considero éstas las tres mejores bandas sonoras de los últimos años, y no tengo otra razón para ponerlas juntas (siento si esto te decepciona, Su). De hecho hace mucho tiempo que me hubiera gustado escribir entradas en este blog sobre las dos primeras (y es que la tercera la descubrí más tarde), pero como he dicho varias veces, me siento incapaz de escribir sobre música y esta edición del concurso me da la oportunidad, si no de explayarme sobre cada una, sí de darlas a conocer.

Y después del rollo, las soluciones. La primera se titula Streets of Girona…., perdón, se titula Streets of Paris (el chiste viene a que la peli fue rodada en parte en la ciudad donde vivíamos en ese entonces), y es el segundo corte de la banda sonora de El Perfume, de Tom Tykwer, basada en el excelente libro de Patrick Süskind. Tanto de el libro como de la película ya hablé en su momento en este blog. La banda sonora tiene varios autores, y entre ellos el propio director, y cualquiera de ellos me valía como respuesta. Sobre la música en sí, y permitidme el juego de palabras, es la esencia de la película. El libro, que habla constantemente de lo que siente el finísimo olfato del protagonista, tiene la cualidad de hacerte percibir los olores y perfumes que describe magníficamente. En la película los olores, en vez de con palabras, están evocados haciendo el uso de la música y de la fotografía, y bien que lo consiguieron.

El segundo tema se llama Chevaliers de Sangreal y es el trigésimo corte de la banda sonora de El Código Da Vinci, la película de Ron Howard basada en el popular libro de Dan Brown. Igual que antes, ya había hablado aquí tanto del libro como de la película. La música es de Hans Zimmer, quien pienso hizo un trabajo maravilloso con influencias de los coros y el sentimiento de la música religiosa, pero que realmente es un desperdicio para una película tan sosa como a la que le tocó musicar. Es de esas bandas sonoras que, definitivamente, gana si no has visto la película.

La tercera es una enooooorme banda sonora que forma parte de un conjunto maravilloso y perfecto llamado El Laberinto del Fauno. Todo el drama y la fantasía de la historia están recogidos en las tristes notas de la canción de Ofelia, la niña protagonista, cuya melodía se repite a través de la banda sonora y que no podía faltar en este penúltimo corte del disco, el vigésimo, que tiene por nombre Una Princesa. El inspirado compositor es Javier Navarrete, de quien he leído en la wikipedia que una de sus especialidades es la música electrónica minimalista. Su no estaba tan lejos al pensar que era Michael Nyman.

Y esto es todo lo que quería contar. No hay videos, no hay referencias, sólo tenía ganas de hablar un poco de estas tres obras de arte y esta edición del concurso me ha dado la oportunidad para ello. He recibido un par de críticas constructivas en esta edición que compartiré con vosotros mañana porque me interesa escuchar más opiniones. Pero de momento, la lista:

  1. Mortiziia: 10
  2. Txals: 10
  3. Daniel Vidal: 10
  4. Sílvia: 8
  5. Mussoltrek: 7 (ni tu ni jo)
  6. Juanito Peligro: 4
  7. Pancreas: 3
  8. Su: 3 (casi que me duele poner la puntuación mínima, porque el intento ha sido sublime, una lástima que andaras tan perdida. Pero no dejes de participar, que me lo paso teta con tus repuestas)

No olviden visitar la clasificación provisional.

¿De que me suena esto? VII

Sé que andan ansiosos, así que no lo demoremos más:

1.-
[audio:bso7_1.mp3|text=0xFFFFFF]

2.-
[audio:bso7_2.mp3|text=0xFFFFFF]

3.-
[audio:bso7_3.mp3|text=0xFFFFFF]

Y las preguntas:

1.- La clásica: ¿De qué te suenan? ¿A qué te suenan? (1 punto gratis sólo por contestar)
2.- Títulos de las tres películas (no importa el orden, 3 puntos)
3.- Nombres de los compositores (3 puntos)
4.- Año de las películas (sí, son las tres del mismo año, 1 punto)
5.- Tema libre (un punto gratis sólo por contestar, pero no me vale “no se me ocurre nada” o equivalente)
6.- Referencias y enlaces (un punto gratis sólo por contestar, y sí que vale “lo he sacado de mi cabeza”, pero sólo si me lo creo 😉 )

Ala, a responder en los comentarios, que, como siempre, ya están en moderación.

Nota: Sí que habrá pistas en 24 horas (miércoles 3 por la noche), y como siempre, las respuestas dadas después de las pistas valdrán la mitad de puntos. Así que mi recomendación es que se haga un primer intento en las primeras 24 horas, aunque sea a ver si suena la flauta, y un segundo intento el jueves.

Pistas (3/DIC/2008 22h44):
Como queda claro en la pregunta 4, las tres películas son del mismo año, pero aún hay más:
1.- Las considero (de entre las que conozco y he escuchado, claro) las mejores bandas sonoras de los últimos cinco años.
2.- Para dos de las películas la música es esencial (y para una más que para la otra). Para la restante, la música es lo mejor de la peli, por no decir lo único bueno.
3.- Las tres películas han sido comentadas en este blog.

Disculpen las molestias

Debido a un pequeño problema técnico que debo mantener en secreto, el concurso de las bandas sonoras se postpone hasta esta noche de martes, 2 de diciembre.

Nos vemos entonces.