Slumdog Millionaire


Bajo un halo de originalidad, con la etiqueta de cine independiente y la supuesta influencia del cine indio del llamado Bollywood, la película ganadora de los oscars de este año se me antoja, hasta cierto punto, ñoña y tramposa.

No quiero que se me malinterprete: la película está muy bien. Pero todo lo que promete durante la primera parte, con la historia de los niños de la calle sobreviviendo a la jungla social, algo que recuerda a la magistral Ciudad de Dios (2002), se queda en puro humo cuando descubrimos que estamos ante una película romántica de sabor clásico (sí, aquello de chico busca chica, chico encuentra chica, chico pierde chica…), por supuesto con final feliz.

¿Recomendada? Sí, claro. ¿Es película de oscar? La verdad es que sí, pero hace tiempo que sabemos de qué pie calzan estos premios; cuando la peli gana es casi una garantía de que nos va a gustar, pero no esperemos que nos sorprenda.

10 opiniones en “Slumdog Millionaire”

  1. Tengo exactamente la misma impresión. Buena película (no hay duda), pero mejor marketing.

    Me hubiera gustado más si hubieran hecho dos películas independientes. La parte del inicio (los niños), la mejor… la historia de amor, muy naïf, muy ‘india’ y, en consecuencia, algo ñoña, previsible y floja de guión…

  2. Pues está teniendo un final bastante triste, según he oído esta mañana en la radio. Parece ser que los dos críos han vuelto ya a su barrio de Bombay y se están volviendo medio locos, los pobres. Que el niño no para de vomitar al volver a su choza natal y la niña no hace más que ponerse el vestido que llevó en la gala de los Oscar.

    Una pena. Pero claro, tanto contraste en unos niños tan chicos era de esperar. Y, de todos modos, ¿esos chavales no habrán ganado lo suficiente como para salir de la pobreza extrema en la que vivían?

    Un saludo

  3. Lo he oído esta mañana en Cadena Ser. Pero no está la info en la web, así que no te puedo dar más fuentes que Luiyo, que ha oído la noticia conmigo 😉

  4. OK, y El País cita a La Vanguardia, pero el artículo es de pago. Creo que ya puedo dar por válida la noticia. 😉

    De todos modos me sigue sonando a una maniobra de los padres para ser ellos (y no los niños) los que salgan de la pobreza.

  5. Anoche vi Slumdog Millionaire y la verdad es que coincido bastante contigo, aunque probablemente le habría calzado otra estrella. Es una buena película y me encantó hasta llegar a la recta final, cuando el almibaramiento se adueña del todo de la historia y uno acaba desengañándose también del todo con respecto a los aires de creatividad e independencia de la obra. Veo un guiño o «trampa» triple: la película me parece estar planteada para 1) tocar la fibra sensible al mundo occidental, para 2) satisfacer al mundo musulmán al presentarnos la nobleza del protagonista, y para 3) alimentar desde el exterior al gigantesco mercado indio con un plato de su gusto.

  6. Yo la ví ayer y no puedo coincidir más contigo.

    El guión es bueno, no hay duda, pero el final rebonito y esperable en cualquier otra pastelada no pega demasiado. Y ese remate además me pareció demasiado rápido, no se, como hecho a toda prisa.

    Pero bueno, de lo mejorcito que he visto últimamente…

  7. Quizás haya dos ritmos en la película. Incluso dos películas si te pones. Pero en cualquier caso las dos partes tienen algo claro y en común… el optimismo del protagonista. Para mi el mensaje es claro, hay que ser optimista y no cejar. Al final las cosas salen (a veces ellas solitas como en este caso).

    Una gran película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *