¿Cómo pagar las descargas?

Casciari pone el dedo en la llaga. He intentado sintetizar, pero léanlo entero, no es mucho más largo.:

[…]

¿Alguien quiere mi posición? Mi posición es muy simple. Invierto en productos audiovisuales (o en sus soportes) alrededor de 190 euros al mes. Pero ya no le pago a Verbatim. Tampoco pago cintas en VHS. Ya no le pago a TDK. Ya no le pago a Blockbuster. Ya no le pago al cine Verdi.

Ahora le pago a Telefónica un ADSL; le pago a Digital+ para tener alta definición; le pago a Rapidshare que me da descarga directa; le pago a Conceptronic que me ofrece discos extraíbles; le pago a Endesa que me da la luz.

[…]

Me encantaría pagarle a Julio Medem cada una de las películas suyas que me descargué. Pero no comprando discos, por el amor de Dios… ¡Basta de disquitos, de casetitos, de blu-rays, de cintas de video, de mierditas chiquitas, que se llena la casa de basura y hay que tirar todo cada año y medio! Pero de verdad, quisiera pagarle también a Medem. Y a Sánchez Arévalo.

[…]

Si lo que propone la Ministra de Cultura es que Telefónica y Rapidshare no se coman todo el dinero que me gasto en ver series y películas, yo encantado de la vida de mandar a la mierda a Telefónica y al Rapidshare. Pero necesito algo a cambio, un sistema mejor que distribuya mi dinero entre los creadores (eso no lo tengo) y que me ofrezca velocidad de descarga y alta calidad de visionado (eso ya lo tengo).

Es más. Hagamos un trato con la Ministra. Si ella logra —en su gestión que ahora comienza— el fantástico objetivo de que podamos pagarles a nuestros creadores favoritos para que sigan creando (74 céntimos por episodio me parece un buen precio) yo quito todos los enlaces a Mininova de Espoiler.tv y pongo enlaces de pago.

Promesa pública.

Vía pixélame.

4 opiniones en “¿Cómo pagar las descargas?”

  1. Cuando leí dicho post de Casciari, al que sigo a diario (bueno, cada vez que escribe), estuve muy de acuerdo con él, el problema es que en este país que vivimos la solución a esto sería encarecer el adsl porque las diferentes gestoras de derechos aplicarian un nuevo canon, aunque, ¿no es esto lo que hacen ya cada vez que compramos un disco duro, un reprocudtor multimedia, un mp3, un dvd grabable, una grabadora de dvds, impresoras etc etc?

    Lo que es cierto es que yo no me planteo suscribirme a ninguna plataforma de pago de television, porque no las veo, la television que yo veo son las series que me descargo semanalmente. Si estas las pudiera ver en VO, con o sin subtítulos, a la vez que las hecen en USA o en UK, como mucho un dia o dos después, me lo pensaria. Al pagar el adsl mensualmente, entiendo que es lo mismo que si pagase una tv de pago, aunque no es realmente para lo que estamos pagando el adsl, ¿no? Se supone que es para acceder a internet, no para ver la tv, aunque muchos canales de television se están dando cuenta de esto y casi todos los canales del país ponen sus contenidos online, y sin anuncios.

  2. El problema, como siempre, es la implementación.

    Casciari dice que el pago de 74 céntimos por episodio le parece razonable. Sinceramente, a mí también. Pero ¿cómo pagas eso? ¿Y a quién? ¿A una gestora de cabezas cuadradas como la SGAE? ¿Directamente al autor? ¿A la productora? ¿En plan donativo? “Gracias, HBO, me gustó mucho Carnivàle, aquí tiene sus 20 euros por las dos temporadas, ¿me podrían hacer una tercera, por favor?” Eso sería algo grande, me convertiría de algún modo en productor de lo que quiero ver.

    Yo pongo ahora mismo por adelantado, cinco euros para la próxima película de Tim Burton, otros cinco para la próxima de Amenábar, para Nacho Vigalondo, para Guillermo del Toro, veinte euros para las próximas cinco películas de Pixar, etc. A cambio pido tener derecho a bajarme una copia en alta calidad para verla el día del “estreno”. ¿Es esto tan difícil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *