Logo de google por Sant Jordi

Ayer, en alguna oficina de google.

– Oye. ¿Se te ocurre alguna manera de mezclar a San Jorge y el dragón con Shakespeare para el logo de google de mañana?
– Espera, que me tomo un tripi y vuelvo.

Resultado: la princesa, el dragón y Julieta fusionados en un solo personaje. San Jorge y Romeo fusionados en otro. San Jordi regalándole rosas a un dragón ya es el novamás de la reconversión al hippismo y la deconstrucción de la leyenda.

stgeorge09

Sant Jordi en Inglaterra

Hoy es de esos días que echo de menos estar en Barcelona o Girona. Allí, a pesar de ser un día laborable, es un día de fiesta, y es obligado tomarse un rato libre a la hora de comer o por la tarde al salir del trabajo para dar un paseo por la rambla y respirar el ambiente, curiosear entre las novedades literarias, y acabar comprando un libro y una rosa para, al llegar a casa, poner la rosa en agua y empezar a hojear el libro.

Lo cierto es que, excepto el ambiente, aquí en Inglaterra lo tengo todo. No hay paraditas en la rambla (no hay rambla, de hecho) pero las librerías que hay son apasionantes. Los libros no tienen el 10% de descuento, pero están mucho más baratos que en España todo el año, y sobre las rosas, en el día de Sant Jordi, puedes comprar una docena por el mismo precio por el que en las Ramblas te dan una de las sencillas.

Así que esta tarde, al salir del trabajo, pondremos a Èric en el carrito y daremos un paseo hasta el Waterstones o el Border’s, compraremos un par de libros y nos tomaremos un capuccino en la cafetería que hay dentro de la librería.

Por cierto, no tengo ni idea de qué libro comprarme esta tarde, ¿alguna recomendación?

Somos como niños

Rinze ha destacado la conclusión. Déjenme a mí poner el texto completo porque vale la pena.

Un poquito de contexto antes: la entrada de Rinze (totalmente recomendada) muestra unos gráficos en los que se intuye que el descalabro de los precios de las propiedades inmobiliarias en España apenas está empezando a suceder y le queda muchísimo recorrido cuesta abajo por delante, comparando con lo que está pasando en nuestros compañeros de crisis, que son Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido.

Después de veintiún comentarios, Gsus dice esto:

Es triste que este tipo de análisis no se lleve a cabo por la clase política o, al menos, por los medios periodísticos habitualmente considerados “serios”. Mientras la sociedad no reflexione sobre las causas de la crisis inmobiliaria, y más aún, mientras no se haga un mínimo de autocrítica y cada uno reconozca su parte de responsabilidad en la locura que hemos estado viviendo, no habrá salida para la crisis. La cosa no se limita a gobierno(s) y empresarios.

Un ejemplo: en mi familia hay quien ha especulado con vivienda, considerando que era una práctica socialmente aceptada (se prefería el término “inversión”) e incluso promovida por los bancos y la administración; mis familiares se deshicieron de su “inversión” poco antes de que estallara la crisis, por suerte para ellos, y sacaron un buen beneficio. Contribuyeron activamente a alimentar la burbuja. Ahora, piensan que el gobierno es el responsable último de la situación económica, con lo cual evitan reconocer su parte de culpa (no malintencionada, pero real). Probablemente votarán al PP para que solucione el supuesto desastre socialista, olvidando que las bases para la especulación desenfrenada las sentaron los populares. Multipliquen este pequeño pero significativo ejemplo por un buen puñado de miles de ciudadanos.

Por otro lado, todos conocemos a gente que se ha metido en una hipoteca que sabían que no podrían sostener a poco que empeorara la situación económica. El argumento era más o menos este: “Comprar es caro, sí, pero todo el mundo lo hace; además no hay otra opción: alquilar es tirar el dinero”. Ahora no reconocen su responsabilidad por haber cometido una locura (sólo había que informarse y pensar un poco antes de firmar la autocondena), y reclaman ayuda. Si pierden dinero, toda la culpa será del gobierno, que no ha gestionado bien la situación. Multipliquen este ejemplo por unos cuantos millones de ciudadanos.

Conclusión: vivimos en una sociedad de menores de edad, constituida por ciudadanos que exigen derechos pero no admiten responsabilidades ni se preocupan en entender las consecuencias de sus propios actos. Lo peor es que los políticos lo saben, y actúan en consecuencia.

Torremolinos 73


Después de ver Zack and Miri Make a Porno, me sonaba que tenía por ahí una peli con el mismo argumento, pero española. Esta Torremolinos 73 y la de Kevin Smith se parecen úinicamente en un par de detalles del argumento, como que una pareja deciden empezar a rodar una película porno porque no tienen dinero ni para pagar las facturas del piso. También ambas son comedias, pero el sabor es completamente distinto. De algún modo la que nos ocupa se toma mucho más en serio a sí misma, cuando las referencias en la de Kevin Smith son La guerra de las galaxias y las pelis porno de videoclub, en Torremolinos 73 se hace un homenaje a Ingmar Bergman de El séptimo sello y a las películas eróticas europeas de los 70.

La gran baza de esta película son su pareja protagonista. Javier Cámara y Candela Peña están estupendos y muy naturales, cada uno con sus obsesiones. Él descubriendo el cine serio mientras hace cine casero erótico y ella queriendo tener hijos.

Quizá un poco el argumento peca un poco de ingenuo y no es muy creíble en algunos detalles, que no desvelaré para no estropear la película, pero todo cobra más sentido cuando vemos que está basado en una anécdota y un personaje real. No sé hasta qué punto la película es fiel a los hechos reales, imagino que se trata simplemente de inspiración, pero me ha intrigado saber que hay una película pseudoerótica de los años 70 con infulas bergmanianas que se llama, precisamente, Toremolinos 73.

Zack and Miri Make a Porno


Supongo que Kevin Smith dijo todo lo que tenía que decir con su primera y genial película: Clerks (1994), aunque después de ir perdiendo fuelle poco a poco con los años, nos sorprendió con una segunda parte de Clerks (2006) que, si no igualaba la original, sí le hacía honores.

Zack and Miri Make a Porno está en la línea del director que, imagino que voluntariamente, está cambiando del subgénero de comedia independiente loca a la simple comedia romántica. Ojo, digo simple, pero eso no es algo negativo. La película es agradable, es simpática, y te deja con la sonrisa en la boca y el corazón enternecido. Además, Elizabeth Banks sale guapísima.

Espero que el título, que describe detalladamente el argumento pero no dice nada acerca del género, no lleve a confusión a nadie. Eso sí, es una buena excusa para meter en el guión varias situaciones hilarantes y que lo pasemos bien un rato. Es una película perfecta para una agradable tarde de sábado con la pareja.

Quantum of Solace


Poco diré. Después de la prometedora renovación del personaje que fue Casino Royale (2006), esta Quantum of Solace es una total decepción. No sólo Bond, el personaje, pierde todo su carisma, sino que lo poco que queda de la esencia Bond, como serie de películas, queda diluída en una excesiva y pésima interpretación de lo que debería ser una película de acción, donde, a modo Michael Bay, es imposible distinguir qué coche ha chocado con qué otro o qué bala a provocado tal explosión gracias a un montaje que, quién sabe a santo de qué norma, obliga al montador a hacer doscientos cortes por minuto. Una desgracia.

Ahí queda eso

Espero que algún día veamos como aquellos que circuncidan, bautizan, dejan de vacunar, niegan transfusiones, amenazan con una supuesta condenación eterna —o cualquier otra hijoputada que se les ocurra—, a sus hijos basándose en creencias religiosas, dan con sus huesos en la cárcel. Ese día el mundo será un sitio un poco mejor. Fijo.

Una manada de ostias de parte del Camarada.

Y Su me asocia con…

Hacía tiempo que no caía un meme por estos lares, y Su me ha dado pie a seguir uno de esos que sirven de excusa para hablar de uno mismo.

Esta vez se trata de hablar un poco de cinco cosas / conceptos con las / los que el proveedor del meme (Su, en este caso) me asocia. Para seguir el meme hay que poner un comentario a esta entrada y yo te contestaré diciendo las cinco cosas con las que te asocio, entonces has de hablar de estas cinco cosas en tu blog, o, si no tienes, aquí mismo.

Vamos a ello.

Tim Burton

Podría ocupar el puesto de mi director de cine favorito, si no fuera porque hay varios otros que están a la altura y no sabría cuál escoger. Hace años que tengo en mente hacer una serie de entradas sobre mis directores de cine favoritos, pero también sé que tengo pendiente la de las mejores películas de los setenta y otras mil ideas en el cajón de la procrastinación.

En cualquier caso, Tim Burton es el artífice (que no director) de la mejor película de los 90 y una de mis favoritas de la historia del cine: Pesadilla antes de Navidad. Como director le destacaría Bitelchús (1988), Eduardo Manostijeras (1990), y esta oda a la imaginación que es Big Fish (2003). En estos momentos está preparando una versión de Alicia en el País de las Maravillas (2010) y se rumorea que hará para el 2011 una versión larga de uno de sus primeros cortos: Frankenweenie (1984), que trata de un muchacho que quiere resucitar a su perro después de que éste sea atropellado. Este corto y Vincent (1982), en homenaje a Vincent Price y Edgar Allan Poe son maravillas absolutas que si no habéis visto ya podéis ir buscando a vuestros proveedores habituales.

Tim Burton y Helena Bonham-Carter
Tim Burton y Helena Bonham-Carter

(La foto es de un extraño reportaje llamado Tales of the Unexpected que descubrí gracias a una de las entradas sobre caperucitas de la misma Su.)

Cortometrajes

Adivino que Su se refiere más a los cortos de animación que a los cortos en general, aunque por aquí también he puesto alguno. Este blog tiene su propia categoría dedicada a cortos, y es que la animación es una de las cosas que enlazan mi vida profesional con mis aficiones personales.

Yo de pequeño programaba el video para que me grabara en la madrugada aquellos especiales de Metrópolis en TVE2 donde ponían los cortos ganadores del SIGGRAPH o de Art Futura. Desde entonces ya sabía qué hacer en la vida, pero como mis capacidades artísticas son nulas, me dedico a programar herramientas informáticas para que los artistas puedan seguir haciendo sus cortos.

Teleféricos

Esto viene de cuando conocimos a Su y a Litio personalmente en Madrid hace unos cuantos años ya, que acabamos subidos al teleférico de la Casa de Campo.

Foto de grupo

Litio y Su

Desde entonces Estela recomienda a todo el que ha de visitar Madrid que se suba al teleférico. Le debió quedar el buen recuerdo de la grata compañía.

Cambridge

Es la ciudad de esta región de Inglaterra llamada East Anglia donde vivo ahora por motivos laborales, pero la verdad es que estoy bastante a gusto aquí, a pesar de los ingleses y del clima, disfruto con mi trabajo y estamos empezando a hacer un grupo de amigos con los que hacer cosas los fines de semana.

Quería poner una foto propia de la ciudad, pero me he dado cuenta de que no tengo fotos decentes en plan turístico de aquí. Esto habrá que solucionarlo pronto y sacar a pasear la cámara por el centro. Mientras tanto, les dejo con una del tío Rinze, que al menos la hizo conmigo como guía turístico.

Bridge over Cam

Èric

Ésta es la razón por la que estoy escribiendo una entrada a las 7 de la mañana del Viernes Santo, en vez de recuperar las horas de sueño perdidas durante la semana. Y es que hay días que Èric amanece antes que el sol y por las mañanas nos toca darle descanso a su madre, que ya se ha ocupado de él cada vez que tiene hambre. Ahora le tengo aquí al lado, bien despierto y riendo cada vez que le digo alguna tontería.

Como colofón del post, su mejor foto, creo que inaudita en este blog (aunque a los que me tengan en Facebook ya les puede sonar):

Èric