Curso de conscienciación sobre la velocidad

En una media hora estaré acompañando a Estela a un curso de conscienciación sobre la velocidad o, como aquí lo llaman «speed aware course», que todo en inglés es más corto y suena más bonito.

Y es que hace unas semanas pasó (y posó) delante de una cámara de tráfico a 38 mph cuando tenía que ir a 30. Las opciones que nos dieron fueron, o pagar la multa de 60 libras y perder 3 puntos del carnet, o pagar el curso de cuatro horas (que vale igual, 60 libras) y así no tener que perder los puntos.

Personalmente pienso que la medida es buena, no sólo porque sí la creo efectiva (será difícil que a partir de ahora tanto Estela como yo nos descuidemos al pasar rebasando el límite de velocidad delante de una cámara), sino también porque me va a permitir pasar cuatro horas a solas con mi hijo esta tarde. 😉 A ver qué improvisamos.

5 opiniones en “Curso de conscienciación sobre la velocidad”

  1. De les coses que em va explicar l’Estela sobre el curs, vull destacar una d’interessant:

    Per evitar que acusin a les autoritats de «recaptadores», les càmeres al Regne Unit només es poden posar en un lloc on s’ha demostrat que en un periode de tres anys hi ha hagut tres accidents independents greus (amb morts o ferits greus).

  2. Tant de bo fessin el mateix aqui a Irlanda – aqui posen les cameres deu metres despres de la senyal que, de sobte, passa de 100 a 60, amb tres carrils disponibles. Si mai hi ha algun accident, serà per la gent frenant de sobte o per estar pendent del velocimetre en comptes de la carretera.

    I, es clar, a l’interior, a carreteres que semblen camins de cabres amb corbes tancadissimes, molt sovint el limit es 100kmh!

Responder a Paco Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *