Esos gruñones infelices

Es curiosa la imagen que tenemos los escépticos ante los creyentes (cualquiera que sea su creencia). Contra mi propia filosofía (porque, como saben, soy un gruñón malhumorado infeliz que no cree en las hadas del jardín) me he divertido mucho leyendo este comentario que un tal angel (sic, en minúsculas y sin acento) ha puesto en la noticia de Público sobre el caso de Simon Singh. Las negritas enfatizantes son mías, la falta de acentos son suyas:

Desde luego esto no hay quien lo entienda.

Por un lado, Colegios de Fisoterapeutas que denuncian por intrusismo y que despues de muchos años, incluyen en la formacion de Fisioterapia y en la especificacion de su Diplomatura Universitaria (es decir, enseñanza oficial) toda la matria Osteopatica, asi como las nomenclaturas y el termino. Y todo esto como si siempre lo hubieran hecho.

Y paradojicamente, por otra parte, escepticos racionalistas anclados en el cartesianismo de Descartes, cuya aproximación mas cercana a la emocion humana es resolver una raiz cuadrada, denostan, persiguen, argumentan (no se con que) y se abanderan, en contra de lo que ni conocen, ni saben, ni han experimentado, ni siquiera les importa. Hacen de ello, el deporte nacional, la Queja. ¿porque?. Evidentemente no voy ha hacer el analisis psicologico de ello, pero a buen seguro que en la infancia les faltó un mes de lactancia. Estan mas cercanos al producto robotizado de el mundo feliz de Huxley, que a cualquier cosa llamada humana. Aunque a decir verdad, la expresión maxima del Ego y SupraEgo es un rasgo muy humano, que ha dado a la historia humana, a productos como Hitler, Stalin, Napoleon, etc…..

Valgame Dios que mal esta la especie.

¡Qué lástima que termine invocando la ley de Godwin! Por poco me convence. Por cierto, yo tengo un orgasmo cada vez que resuelvo una raíz cuadrada. ¿Tú no?

PD: Aprovecho que Rinze nos recuerda que hoy es el día del Troll para dedicar esta entrada a esos seres entrañables que alimentan nuestras discusiones con mierda con argumentos un tanto descompuestos.

7 opiniones en “Esos gruñones infelices”

  1. XD no coneixia la Llei de Godwin!, és realment bona!

    A mi em sorprèn també que constantment ens titllin, als escèptics, amb certes característiques o sentiments. En moltes ocasions penso que realment tenim un funcionament cerebral diferent. Jo sóc capaç d’imaginar-me com pot pensar un creient, però crec, i amb les seves opinions ho demostres, que a la inversa és una cosa del tot estranya.

    Per cert, hi ha aquest comentari a la mateixa notícia: «Mi experiencia ( prueba científica ) me dice que la osteopatía y la quiropraxis FUNCIONAN». No he pogut evitar respondre. No sé si ho publicaran.

  2. Oye, pues la verdad, hacer mención al «cartesianismo de Descartes» en referencia al intrusismo en fisioterapia no lo hace cualquiera… Se nota que es un renacentista de esos que igual te opera como te hace una catedral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *