Todos a la cárcel

Algunas veces Ignacio Escolar está sembrado:

¿Todos los políticos son iguales? ¿Son todos unos corruptos? Quiero pensar que no, y también que no todos los partidos tratan igual a sus manzanas podridas. Pero es obvio que el ladrillo feroz no sólo dejó 3,8 millones de pisos vacíos, un horroroso paseo marítimo casi ininterrumpido desde Francia a Portugal y una crisis económica que es hoy la envidia de Europa. La nefasta herencia de la burbuja inmobiliaria española también incluye una numerosa colección de ladrones con sueldo público que se forraron a costa de nuestro dinero, de las hipotecas que pagaremos durante décadas. Cada semana asistimos, ya sin sorpresa, a otra nueva operación contra la corrupción, a la evidencia de una nueva chorizada. Y es aquí donde echo en falta a los políticos honestos y comprometidos, esos que al segundo suceso macabro proponen cambiar la ley del menor. Ante la innegable alarma social que provocan estos casos, ¿para cuándo un endurecimiento de las leyes contra los corruptos? Sé la respuesta. Es sólo una pregunta retórica.

Da un poco de miedo la corta distancia entre la escasa esperanza del «quiero pensar que no» y el fatalismo del «es sólo una pregunta retórica». Yo estoy convencido que no hay ni un solo ayuntamiento que se salve, y que este degoteo de casos que van saliendo a la luz son por filtraciones debidas a envidias de gente igualmente corrupta.

Si la crisis sirve para que todo esto aflore, que no salgamos nunca de ella.

Una respuesta a “Todos a la cárcel”

  1. Yo opino igual: si se investigara, encontraríamos corruptelas en todos y cada uno de los ayuntamientos del país. Y si esto sirve para que de una vez se nos cambie el chip de entrar a gobernar para trincar, ¡estupendo! Ojalá sigan saliendo escándalos, y ojalá de aquí a cinco años ni se le pase por la cabeza arramplar con lo posible a todo el que entre a trabajar a un Ayuntamiento, desde el limpiador hasta la alcaldesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *