Sobre el mentiroso y el bullshitter

Dice Ben Goldacre en Bad Science:

The liar knows and cares about the truth, but deliberately sets out to mislead; the truth-speaker knows the truth and is trying to give it to us; the bullshitter, meanwhile, does not care about the truth, and is simply trying to impress us.

Y él mismo cita al catedrático de filosofía Harry Frankfurt (de su ensayo de 1986 On Bullshit):

[The bullshitter] is neither on the side of the true nor on the side of the false. His eye is not on the facts at all, as the eyes of the honest man and of the liar are, except insofar as they may be pertinent to his interest in getting away with what he says. He does not care whether the things he says describe reality correctly. He just picks them out, or makes them up, to suit his purpose.

Me lo ha inspirado Sophie a partir de un tweet sobre Andreas Moritz (un tipo que entre otras perlas dice que el cáncer no es una enfermedad) que enlaza a ésto, donde este gran bullshitter suelta perlas como:

As DNA research has recently proved, you can literally alter your DNA’s genetic setting and behavior within a matter of a moment. Your DNA listens to every word you utter to yourself and it feels every emotion you experience. Moreover, it responds to all of them. You program yourself every second of the day, consciously and unconsciously.

No se olviden de dar besitos y abrazos a sus moléculas de ADN para que no muten demasiado.

Y ahora, un concurso:

Un, dos, tres, responda otra vez: por veinticinco pesetas cada respuesta, díganos nombres de grandes bullshitters de la historia (o la actualidad).

Nota: He copiado la cita de Goldacre de aquí, porque soy muy vago para ir a copiarla del libro.

Nota 2: He estado buscando infructuosamente una traducción al español para bullshitter. Se aceptan propuestas.

9 opiniones en “Sobre el mentiroso y el bullshitter

  1. Yo metería a muchos homeópatas y dudo si meter a Iker Jiménez, porque se le quedaría corto.

    Traducción…no sé, aunque la definición se acerca a la de fantasmón ¿no?

  2. ¿ZP y Rajoy?

    No te ofrezco una traducción, pero sí un equivalente mío: jitanjaforistas. La jitanjáfora es una figura literaria en la que solamente cuenta lo bonito del conjunto, no si tiene sentido. Te puedes inventar palabras para que rimen, puedes hacer lo que quieras para que la composición guste. En cierto modo, eso es lo que hace un bullshitter. Le da igual que lo que diga sea verdad o no, lo único que importa es que quede bien.

  3. Morti, supongo que la política es el arte de la jitanjáfora, casi, casi que por definición, y como habría que nombrar a todos los políticos en esta lista, mejor los dejamos aparte.

    Me encanta tu aportación, por cierto, aunque le falta algo de la mala leche (el toque insulto, vaya) que tiene bullshitter.

  4. Si políticos no valen, me quedo con Joseph Smith, por tener los santos cataplines de fundar y hacer triunfar el mormonismo, el santismo de los últimos días o como quiera que se denomine ahora su magistral creación.

  5. ¿Y si metemos a algunos escritores que escriben y escriben pero no cuentan nada? No sé, con Umbral me quedé más de una vez con esa sensación…
    ¿Cuentan también los de la prensa del tomate? Porque sus tertulias son la leche, mucho vocinglerío pero al final nadie dice nada con chicha.

  6. Siempre traduzco bullshit mentalmente como gilipolleces, pero sin embargo para el nombre, ‘gilipollas’ no me vale. Porque puede ser gilipollas uno que no diga gilipolleces, que sólo las haga, o por caracter. Así que aunque no sería tan clavao, yo lo traduciría como cantamañanas.

  7. Ah, y el ejemplo (pero es que es muy obvio): Enrique Dans.

    Tanto cuando dice cosas que sí como cuando no acierta (o como cuando copia a otros tanto de un lado como del otro), pero siempre queda muy asínnn.

  8. En español podría ser cuentista… aunque no tenga exactamente el mismo significado. Se me ocurre que en gallego tenemos un par de palabras, gallofo y trapalleiro, que también podrían servir pero tampoco son exactas ya que pueden aplicarse a más cosas… La verdad es que es difícil encontrar un término adecuado.

  9. Fantasmón se queda corto, pero a menudo lo traduzco así si me tengo que explicar en español.

    A veces lo he visto traducido como soplapollas, y la verdad es que me hace gracia pero no sé si os sirve. Yo al final sólo uso el término hablando en inglés, y en castellano suelto eso tan feo de “éste es lo que en inglés se llama a fucking bullshitter”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *