Kara Thrace en Nip / Tuck

Lo bueno de las series sin pretensiones como Nip / Tuck es que de vez en cuando te encuentras alguna simpática sorpresa como la aparición de Katee Sackhoff (la Kara Thrace de Battlestar Galactica) haciendo de una anestesista con un código ético que deja bastante que desear.

Les dejo con algunas imágenes que se agradecen más que tanta palabrería:

katee_sackhoff_nip_tuck3

katee_sackhoff_nip_tuck1

katee_sackhoff_nip_tuck2

Lost: Sanseacabó

Decía ayer en twitter que lo mejor de haber visto ya el último capítulo de Lost es que ya soy libre de navegar por internet. En serio, ayer fue un sinvivir: todo el mundo había visto el capítulo en la madrugada y estaban comentándolo por todas partes, y yo en el trabajo, esperando a la noche para poder ser libre (o esclavo a mi adicción a internet, que viene a ser lo mismo) de nuevo.

(A partir de aquí habrán espoilers, pasen con pies de plomo)

Sobre el capítulo en sí, he de admitir que sigo descolocado. Como ya me sucedió con Mulholland Drive (2001), he disfrutado más leyendo sobre el final de la serie en foros y blogs que viendo el episodio. Luego con Mulholland Drive me sucedió que al volver a ver la peli se ha acabado convirtiendo en una de mis pelis favoritas. No estoy seguro de si algún día volveré a ver Lost, pero creo que la disfrutaré igual o más que la primera vez… a pesar de este final más redentor que épico.

Creo que todo el mundo esperaba la resolución de los enigmas de la serie. Yo no esperaba eso, porque realmente en los últimos cuatro o cinco episodios ya han resuelto todo lo que había que resolver y básciamente quedaban dos cosas: la naturaleza de la isla y en qué consiste este universo alternativo que nos introducen en toda la última temporada. Claro, de la naturaleza de la isla al final no cuentan nada y el universo alternativo acaba siendo un farol de órdago (y valga la mezcla incompatible de juegos de cartas). Pero aún así, el final encaja, es fiel a la temática transcendente de la serie (vida y muerte, y otros sentimientos humanos, pasión, amor, celos, odio, el destino o la falta de él, etc.) y resuelve la vida de unos personajes (que ahora sabemos que eran lo fundamental e importante de la trama, y no los trucos de magia de la isla) que, al final de los tiempos, ya no están perdidos porque, precisamente, se han encontrado unos a otros en la isla. Esto me gusta, me gusta el conjunto y es obvio que la serie es brillante y, por suerte, este final no invalida la serie o parte de ella (como acabo de leer que al final de Los Serrano todo había sido un sueño, y eso sí es para matar a los guionistas). Lo que sí queda, no invalidado, pero sí relegado a la categoría de macguffin, son todos los misterios de la isla. El macguffin es aquello que nos hace creer que la historia va de una cosa y al final va de otra. Son las migas de pan en el camino que nos llevan de aventura en aventura. Es una técnica brillante para mantener al espectador entretenido, pero hay que mantener con maestría este delicado equilibrio entre la sutil distracción que guía la trama y el burdo engaño. Yo no me siento defraudado, pero sí es cierto que esta vez se han pasado de sutiles y nos han hecho creer que los misterios eran lo más importante para revelarnos al final que lo importante son los personajes y su humanidad.

Me queda recomendar tres lecturas. La primera es el análisis de PJorge (que tiene la web muerta en estos momentos, ya arreglaré el enlace cuando resucite), que explica el final y la naturaleza humana de la serie. La segunda es la reseña de Uruloki, que habla de la idea del macguffin y cómo ha sido utilizado en la serie. Por último la entrada de Nacho Vigalondo, el fan recíproco (los creadores de Lost han reconocido que su quinta temporada, la de los viajes en el tiempo, estuvo parcialmente inspirada por Los Cronocrímenes (2007) ).

Desde hoy, el torrent queda un poco más libre, el disco duro multimedia en espera de una nueva serie a la altura que degustar, y nuestros miércoles por la noche, algo más huérfanos. Quizá estamos descolocados porque no es el final que esperábamos, pero he de reconocer que, al final, creo, me ha quedado un buen sabor de boca, y que será duradero…

+1

Esto es para los pocos que todavía no me siguen en twitter o en facebook, informamos que mi amada esposa y yo, y sin el consentimiento expreso de Èric (quien aventuramos que cuando se empiece a dar cuenta de las consecuencias de la pérdida de su reinado, se va a cabrear como una mona) hemos formalizado los trámites para la ampliación de la familia a finales de año.

Para los pésames, palmaditas en la espalda y otras muestras de compasión, sírvanse pasar por los comentarios.

Spanish songwriter Javier Krahe taken to court for “offending religious feelings”

(This is a translation of this article published on Público on May 21st. It has been Rinze‘s idea to translate it, as no article seems to have been published in English at this moment, and I follow his steps in publishing it. It has been really interesting to collaborate in the translation of this.)

“Let’s take a gaunt Christ for every two persons. Remove the spikes and take the body from the cross, which will be left aside. The stigmas can be stuffed with bacon. Uncrust with warm water and dry carefuly. Abundant butter will be spread on the Christ, which will be then placed on an ovenproof dish, over a bed of onions. Spread over it some salt and pepper, other spices and fine herbs can be added to suit your taste. The mixture is to be left in a moderate fire oven for three days, after which He will get out on his own.”

The parody was written by Javier Krahe for a short 54 seconds video recorded in Super 8. The songwriter explains that he recorded it in 1978 “to be shown at home to a few friends”. It could now cost him 192.000 euros. That is the amount that the Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro (Thomas More Law Studies Center) is claiming. They will bring the artist to court over the next months (Juzgado de Instrucción número 3 of Colmenar Viejo, in Madrid).

The video was not broadcast

The catholic organisation was enraged when the TV program Lo+Plus (in Canal+) referred to the video in 2005, while the author was being interviewed. The claimant organisation, whose motto is “Christianizing law, Christianizing society” understands that the short film attacks their religious feelings, a crime as described in Article 525 of the Spanish legal code.

That organisation also charges the director of the TV program, Montserrat Fernández Villa, who is asked for a bail of 144.000 euros. Both she and Krahe were astonished yesterday by the prosecution. “We didn’t air the video. Just some frames of it were displayed in the background while the last question of the interview was being answered.”, says Fernández Villa. The program apologized a few days later, after receiving some complaining calls.

Krahe’s innocence

“I don’t understand why they press charges against Krahe. He went there to be interviewed, he did not know the questions that were to be asked, and he isn’t responsible for the contents of the show”, wonders Fernández Villa. Krahe himself seemed confident that the lawsuit will not succeed. “My lawyer estimates that the trial will not be held before Christmas, but we believe the case will be dismissed due to insufficient arguments”, explained the singer.

Once the beginning of the trial was known, a Facebook group was created in support of Krahe under the name “Me – I eat Christ raw”, which hundreds joined in a few hours.

Daily Mail Song

El Daily Mail es de esas cosas que cuando llegué a Inglaterra no me podía creer que existeran. Un diario abiertamente racista, xenófobo, antieuropeo, negacionista del cambio climático, cuyo principal propósito es acojonar a la población y sembrar el odio. Lo peor no es que exista, es que tiene una tirada de dos millones de ejemplares cada día. Luego está el Daily Express, que viene a ser lo mismo, pero peor.

Para que os hagáis una idea, estos cómicos (o un tipo y su clon) nos dejan bien clarito qué es lo que uno suele encontrarse en el quiosco cada mañana.

Visto en Guerra Eterna, vía los compartidos de Rinze.

La lección

Anoche el niño se fue a dormir inquieto. Muy cansado, pero inquieto.

Tengo pendiente escribir nuestros últimos ocho meses de aventuras para que el niño se duerma, de los cuales los últimos dos o tres han ido a mucho mejor, pero esa será una entrada técnica, estructurada y larga y será contada en otra ocasión. Lo de hoy es una anécdota con moraleja.

Eric ya hace varios meses que, en general, duerme toda la noche, desde las ocho o las nueve, que lo ponemos a dormir, hasta las cinco o seis de la mañana, cuando a veces se despierta ya definitivamente y a veces se vuelve a dormir un par de horas más.

Anoche se durmió sobre las nueve. Estaba, como decía, muy cansado, pero también inquieto. Dio muchas vueltas en la cama ante de quedarse dormido. Una hora más tarde se despertó llorando. Fui y con un poco de consuelo se volvió a dormir rápido. Pero cuando nos íbamos a dormir nosotros, sobre las doce, se puso a llorar desconsoladamente. Lo cogí en brazos pero no dejaba de llorar. Lo llevé con su madre (santo remedio en todas las demás ocasiones) y tampoco dejó de llorar. Ni siquiera quería teta. Estela dijo que seguro que le dolía la tripa. Le palpé y se puso a llorar más. El pobre debía estar sufriendo mucho. Quería huir. No quería estar en brazos. Tampoco en su cama. Tampoco en nuestra cama. Lo dejamos de pie en el suelo a ver si iba a algún lado, pero no, se apoyó en la cama y siguió llorando. Decidimos que le daríamos Calpol (jarabe con paracetamol para niños), pero ya me estaba haciendo a la idea de empezar a vestirme para ir a urgencias.

Llevé el jarabe y Eric se abalanzó sobre él. Nunca le ha gustado tomar jarabe pero esta vez lo engulló. Pedía más. Nos pedía el frasco. Entonces Estela tuvo una iluminación: “¡Tiene sed!”

Fui por su tacita, que estaba medio vacía y se la di. La terminó en dos tragos. La rellené y volvió a beber. Tomó más de la mitad. Me dio la taza, se estiró y cerró los ojos con cara de satisfacción. Lo llevé a su cama. Se ha despertado a las seis y se ha vuelto a dormir hasta las siete y media, como muchas mañanas. Está perfectamente.

Lección para no olvidar: antes de pensar en medidas drásticas, cuando un niño llora, revisa la lista de necesidades básicas. A saber, más o menos por este orden: sed, hambre, cansancio, inseguridad, suciedad, dolor.

¡Qué ganas tengo de que mi hijo aprenda a decir “agua”!