De cómo James Randi desenmascara a Uri Geller

Como aperitivo a mis crónicas (que serán dos) de lo vivido este fin de semana en The Amazing Meeting en Londres les presento un vídeo que yo todavía no había visto.

El vídeo muestra un par de las anécdotas que contó el octogenario James Randi, el abuelo de los escépticos, en plena forma después de que no pudiera venir el año pasado por estar en tratamiento de un cáncer. En la primera historia Johnny Carson pidió a Randi cómo podía evitar que Uri Geller usara algún truco en su programa. La solución era fácil: no había que dejarle usar su propia cuchara o manipular las que había en la mesa antes de la actuación. En el segundo, el equipo de Randi desenmascaró al curandero cristiano Peter Popoff interceptando la frecuencia de radio a través de la cual su mujer le chivaba detalles de la vida de las personas del público al pinganillo que tenía escondido en su oído. Una de las historias que no recoge el video, que no la pusieron por grosera y por respeto a la persona del público, fue cuando la mujer dijo “ahora le toca el turno a la gorda negra de ahí”, lo que, dijo Randi, demuestra el poco respeto que esta gente tiene a los inocentes a los que están engañando.

4 opiniones en “De cómo James Randi desenmascara a Uri Geller”

  1. Suposo que la diferència entre un il·lusionista i l’Uri Geller (del Popoff no hi ha discussió, estem d’acord) és l’honestedat. Un il·lusionista honest et dirà “et sorprendré” o “endevinaré el que penses”, però no “llegiré la teva ment” o “tinc superpoders que molt poca gent té”. De tota manera és clar que, com en tot, hi ha molts nivells de gris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *