La importancia del suelo encerado

Qué le importa a un niño un suelo encerado? Por qué nos empeñamos en que los niños tienen que apreciar ciertas cosas absurdas? Por qué los enseñamos a dar importancia a chorradas? Es más, de verdad es tan importante para un adulto que un suelo, que ya es decente de por sí, que está limpio y que no es un suelo de un salón de baile sino de una casa, brille, hasta el punto de pasarse dos horas -DOS horas de TU vida- dándole cera en lugar de hacer otras cosas? No es más importante tener un suelo sencillamente limpio que sirva para pisar, jugar y bailar, un sofá barato que no importe que se manche de nocilla, y dedicar tu tiempo a cosas que de verdad importan? En qué momento los adultos perdemos el norte de esa manera y por qué pretendemos que los que vienen detrás sigan haciendo lo mismo?

La madre de Miss Amanda Jones, en una frase que debo de recordar cada vez que me entren ganas de reñir a mi hijo.

3 opiniones en “La importancia del suelo encerado”

  1. Ostras… Mi señora madre es famosa! Seguro que le hace ilusión cuando se lo diga.
    No sólo lo recuerdes cuando te den ganas de reñir a los niños sino cuando te veas gastando tu tiempo o dando importancia a cosas que no la tienen.

  2. Tanto como famosa… este blog ya no es lo que era. 😉

    Pero sí, me lo aplico a la educación de mis hijos porque es realmente lo que más me preocupa en estos momentos. Eric está en esa edad en la que le dices blanco, y hace negro, le dices “ven aquí” y se va allá. Como no mejore pronto la situación acabaremos en el Arkham Asylum los tres y Marc como el huérfano salvador de Gotham.

  3. Yo iría incluso más allá: al niño no le importa el suelo encerao, pero puedes utilizar al niño para sacarle brillo. Unos amigos cuando vinieron a ver la casa se trajeron a su cría, y oye, me dejó el suelo lustroso, qué chollo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *