Resumen del resumen del informe suizo

Cuando vi que entre los enlaces de mis amigos alternativos empezaba a correr uno que ensalzaba la homeopatía, no me extrañó lo más mínimo pero no no le di ninguna importancia y lo dejé pasar, ya había pasado otras veces y he perdido demasiadas energías discutiendo inútilmente sobre el tema. Pero esta vez me quedó el gusanillo contoneándose en mi estómago y acabé leyendo el enlace. Esta vez había algo diferente: era el resumen de un informe que parece que los suizos han utilizado para justificar la subvención pública de los tratamientos homeopáticos. A parte del argumento de autoridad de “los suizos son gente seria”, el resto del artículo no utilizaba el típico lenguaje falaz, metafísico o esotérico que usan otros artículos sobre la homeopatía. El artículo estaba dirigido a gente que a priori no está predispuesta a dejarse engañar. Era el mismo lenguaje con el que está escrito un informe científico de verdad. Algo fallaba.

Pensé en todas las discusiones anteriores que he tenido con mis amigos y en cómo muchos de sus argumentos para defender algo que cae fuera del ámbito científico es precisamente denostar la ciencia, o aquello de “la ciencia no lo es todo”, “hay cosas que no se pueden explicar con la ciencia”. Pero resulta que cuando aparece algo que sí que aparenta respaldar la homeopatía de forma científica, es el artículo más distribuido del día. Eso tiene un nombre y se llama el sesgo de confirmación: Si dices lo que quiero oír, entonces te escucho, te creo y hasta te divulgo. Si lo que dices me contradice o no me interesa, probablemente lo ignore, lo olvide, y hasta lo denoste y lo desprecie.

Se presentaba un reto. Mandé el enlace a la lista de amazings, quienes encontraron enseguida el informe original de ¡260 páginas! Arturo Quirantes se ofreció para leerlo y destriparlo y de ello ha sacado hace un rato un artículo en la web de amazings que no tiene desperdicio y que muestra cómo trabajan quienes quieren influir en que un gobierno apoye la compra de sus productos, aunque no funcionen.

Y resumiendo el resumen: las páginas del informe están plagadas de sesgos de confirmación. ¡Qué casualidad!

No es país para científicos

Anoche participé en la primera reunión de lo que será la delegación de Cambridge de una cosa que se está gestando llamada CERU (Científicos Españoles en el Reino Unido). La idea que nos une es la preocupación por el declive de la ciencia en España, una enferma que siempre ha tenido achaques y uno de sus síntomas es la pérdida de masa encefálica (léase “fuga de cerebros”, la razón por la que casi todos nosotros estamos en el extranjero). El hecho es que a raíz de las reducciones de presupuesto de los últimos dos años, pronto la podremos declarar terminal, y como no queremos esto, nos unimos y nos reunimos para ver si podemos hacer algo.

Yo, como alguno apuntó, estoy en el lado oscuro y hace tiempo que me ha comprado la empresa privada. Quizá por ello intentaré redimir mi culpa colaborando en lo que pueda.

A ver qué sale. De momento ya tenemos un teaser-poster.

SimCity 2013

Ni podéis imaginar la de horas que he gastado yo jugando a esto, especialmente en las versiones de 1989 (con cuadraditos de colores en la pantalla) y 2000 (la de la vista isométrica de la ciudad). Este video es la cinemática de la versión que saldrá el año que viene. Creo que tendrá poco que ver con lo que será el juego en realidad.

Visto en La información, vía menéame.