Patronizing ladies

Odio profundamente el ánimo paternalista-sermoneador de algunas señoras mayores inglesas, que con superioridad de clase acomodada te dicen cómo has de educar a tus hijos.

A veces la intención es buena, pero creo que en el fondo lo que buscan es culpabilizarte por criar hijos molestos.

Ya sé que no tengo ni puta idea de cómo hacer que mi hijo esté calladito y quietecito a mi lado. Ya sé que se ha subido al árbol y que si se cae se va a matar. Ya sé que ha cruzado la calle sin mirar y que usted casi lo atropella con la bici porque, mire, resulta que no lo llevo atado con una correa.

No necesito que nadie me recuerde cómo es mi hijo ni que no he hecho todo lo que he podido para que sea un angelito. Lo que necesito es un poco de empatía y comprensión, y eso lo dan tan pocas personas, que haría falta ponerles un monumento.

PD: Hoy le he dicho “Oh! Shut up you patronizing people!” a la señora que casi atropella a mi hijo con la bici y luego me ha sermoneado, y sí, me he ganado su odio eterno, pero qué a gusto me he quedado.