Cambiar la biblioteca de iTunes de ordenador sin perder información

Esta entrada inaugura la sección De Windows a Mac en este blog, que pienso tendrá varias partes. Mi intención era pensarlas y organizarlas mejor, por ejemplo empezar con una introducción, seguir con cosas básicas como el teclado o la organización de las ventanas, y luego seguir con cosas más complejas como ésta. Pero como acabo de tener éxito con este tema que no se las prometía nada fácil, voy a escribirlo antes de que se me olviden todos los pasos.

Ya he contado que el iTunes fue la semilla original que ha hecho que me acabe comprando el iMac. El hecho es que no sólo lo uso para escuchar música, sino para tener organizadas las canciones que estoy escuchando en un momento dado. Así, usando todas las estadísticas que me ofrece el sistema, como el número de veces y la última vez que he escuchado una canción, unido al número de estrellas que le he puesto y con ayuda de varias listas personalizadas, llevo un algoritmo mediante el cual voy borrando las canciones que ya he escuchado más o menos veces según me gustan. Otro día detallaré este proceso, pero sirva ahora de introducción para mostrar que mantener todos los datos que la biblioteca almacena es para mí esencial.

La web de apple ofrece varios métodos (1, 2, …) para trasladar toda la biblioteca de canciones de carpeta, de disco o de ordenador, pero todas pasan por hacer dos cosas que no me gustan. La primera, dejar que el iTunes organice tus canciones en su propio directorio. Aparte de que odio tener duplicados, las estructura de subdirectorios es la que al programa más le gusta, que no tiene que ser la que me guste a mí. La segunda es que, indefectiblemente, aunque se pueden llegar a mantener la calificación por estrellas y las carátulas, se pierden el número de escuchas y la última vez que se ha escuchado una canción. No mola.

Pero buscando y buscando, al final se encuentra. Tenía mis dudas sobre si funcionaría, porque el artículo habla de cambiar de disco duro, no de sistema y ordenador, pero el número de comentaristas exitosos me daba esperanzas. Adapto los pasos para mi caso concreto de pasar las canciones y los datos de la biblioteca de iTunes de un PC con windows a un iMac con Leopard:

1.- Copia de seguridad: He sincronizado el iPod con el iTunes por última vez en el PC. He apagado el iTunes y he copiado todos los archivos necesarios a un disco duro externo. Estos archivos incluyen:

  • Las canciones, respetando la estructura de directorios.
  • Los archivos de la carpeta iTunes, que en mi caso estaban dentro de /Mis Documentos/Mi música/, incluyendo las carátulas (Album Artwork) y los archivos en los que están los datos sobre las canciones (iTunes Library.itl y iTunes Music Library.xml)

2.- Generar archivos en el destino: Simplemente se trata de ejecutar por primera vez el iTunes en el Mac. En la carpeta Music del directorio de usuario se habrá creado una carpeta iTunes con prácticamente la misma estructura que teníamos en el PC.
3.- Copia al ordenador destino: He desconectado el disco duro del PC y lo he conectado al iMac, que me lo ha reconocido sin ningún problema. Ahora hay que apagar el iTunes completamente (menú iTunes -> Salir de iTunes). Luego he copiado los archivos de música en un directorio mp3 dentro de Music, y he machacado lo que tenía dentro del directorio iTunes con la copia del disco externo.
4.- Modificar iTunes Music Library.xml: Como la estrutura de directorios es distinta en los dos sistemas, es necesario modificar el archivo xml (que es donde se guarda toda la información sobre las canciones y las listas de reproducción) con un editor de textos. En mi caso tenía que reemplazar las líneas de archivo como:

file://localhost/D:/mp3/Mark%20Knopfler/Punish...

por

file://localhost/Users/alex/Music/mp3/Mark%20Knopfler...

pues sólo he tenido que buscar y reemplazar D: por Users/alex/Music, grabar y salir del editor de textos.
5.- Corromper el archivo iTunes Library: Este paso es importante, porque si no se hace, el iTunes regenera el xml que acabamos de modificar con la información de este archivo (.itl en Windows y sin extensión en el Mac) y perdemos lo que hemos hecho. Podemos editar el archivo con el mismo editor de textos de antes, sólo que ahora en vez de texto, veremos caracteres extraños. Hay que seleccionarlo todo, borrarlo y grabar el archivo. Ha de quedar algo con el mismo nombre pero de 0 bytes.
6.- Ejecutar el iTunes: Nos avisará de que hay un archivo corrupto y que hay que regenerarlo. Le diremos que sí y se pasará un rato recalculando los volúmenes de las canciones y tal. Si todo ha ido bien, al terminar tenemos todas nuestras canciones tal como las teníamos en el PC.
7.- Salvedades: Hay detalles que no se han podido salvar. Perderemos, por ejemplo, la fecha de inclusión del archivo original, que habrá sido substituida por la actual. También perderemos el orden, tamaño y campos de ordenación de las columnas de datos, si es que los habíamos cambiado respecto de los valores por defecto.

Por lo demás estará todo perfectamente listo para escuchar las canciones en el nuevo sistema. Ahora falta enchufar el iPod y comprobar que ni se ha enterado de los cambios. Un lujo.

Encontrado en Rob Brooks-Bilson’s blog.