Hecha la ley

Pocas horas después de sacar a la venta las entradas de The Police (que, por cierto, se han agotado en nueve horas, a pesar del colapso), ya se ha activado la reventa. Pero claro, como revender entradas es ilegal, no las venden, te las regalan… si les compras dos bolígrafos. Imagino que esos bolis no serán a diez duros cada uno. (juas juas juas).

Entradas police estraperlo

Quiero hacer alguna reflexión sobre el tema de las entradas de grandes grupos de dinosaurios. Si se agotan 55.000 entradas en pocas horas a pesar de la ineficiencia en venta y del precio de entre 60 y 150 euros cada una, eso significa que las podrían haber vendido mucho más caras, lo que da rabia, porque convierte esta clase de conciertos en inaccesibles (aunque eso siempre es relativo cuando te prestan 3000 euros en cinco minutos con una llamada) para algunos sectores de la población y producto de especulación para revendedores. Ya sé que no estamos hablando de un producto de primera necesidad (porque para rabia auténtica, véase la vivienda), pero para una reflexión de café ya sirve.

PD: Gràcies a lluiski per l’enllaç a loquo y a Charlie Hi-Hat per aconseguir entrades.

Colapso

Hace unos años sabías que había una forma segura de conseguir entradas para tu grupo favorito, ese grupo que casualmente era el grupo favorito de la mitad de la población y había ostias para conseguir entradas para uno de sus conciertos. La forma segura era llevarte el saco de dormir y plantarte en la esquina de Gran Vía con Aribau, el único lugar donde las vendían, el día anterior a que empezara la venta de entradas.

Pero hace más o menos diez años, los bancos informatizaron y monopolizaron la venta de entradas a espectáculos. Podríamos decir que democratizaron la venta de entradas, ya que se podían conseguir por teléfono, en los cajeros automáticos e incluso por internet, y (ahora que vivo en Girona lo aprecio) no hace falta desplazarse a Barcelona para comprar entradas para un espectáculo.

Pero desde entonces, invariablemente, el sistema se colapsa cada vez que viene Bruce Springsteen o U2. Hoy es el turno de The Police, y la cosa no cambia:

El colapso de ServiCaixa

Yo pienso que es un tema que tiene varias posibles soluciónes, pero como en muchos otros temas, no convienen. La solución obvia es que de la venta de entradas se encargue una empresa solvente, cuya economía de escala permita mantener un número grande y potente de servidores que permita una avalancha de compradores en unas horas determinadas. En estos momentos sólo una multinacional como ticketmaster es capaz de soportar esto, incluso google podría montar un sistema de venta de entradas en un plis plas, y tendría la potencia y la fiabilidad necesaria.

Pero claro, para el caso de un mercado local, con el pastel repartido entre tres bancos, en el que estas avalanchas ocurren una o dos veces al año, esto no conviene: sería como construir autopistas de seis carriles de lado para absorber sólo las operaciones salida y entrada de Semana Santa.

Yo tengo una propuesta realista: un sorteo. Quien quiera entradas (máximo dos por persona) se apunta a una lista que está abierta una o dos semanas y después se sortean. Evitamos el colapso, ya que los interesados se reparten durante varios días y no acceden todos a la misma hora, y el resultado sigue siendo democrático.

Las canciones del 2006, volumen 3

Al final he decidido que haré cuatro volúmenes. Hoy he hecho el tercero, después del primero y el segundo, me ha salido ésto:

  1. Gremlins (Main Theme) de Jerry Goldsmith
  2. Robocop (Main Theme) de Jerry Goldsmith
  3. Viure sense tu de Antònia Font
  4. Estoy Aquí de Despistaos
  5. Como el viento de poniente de Marea
  6. Deltoya de Extremoduro
  7. Esta madrugada de Amaral
  8. Mexico de James Taylor
  9. Erie Canal de Bruce Springsteen
  10. Belle Star de Mark Knopfler & Emmylou Harris
  11. A caballo de Marea
  12. No todo va a ser follar de Javier Krahe
  13. Tatuados de Loquillo y Trogloditas
  14. Con la camisa rota de Marea
  15. Ses estrelles del cel de Antònia Font
  16. Echo de menos de Kiko Veneno
  17. 3000 noches con Marga de Antonio Vega
  18. Bonding de la BSO Munich de John Williams

Las canciones del 2006, volumen 2

Ha llegado el momento de hacer un segundo volumen con lo mejor del 2006. Ya hice uno en noviembre, y como el anterior, éste se basa igualmente en coger las canciones que más me gustan de entre las más escuchadas del iTunes, darles un poco de orden y grabarlas en un CD en formato audio para el coche. Es una forma de salvar las canciones que más me gustan ya que voy borrando las canciones que ha escuchado un número determinado de veces segun su número de estrellas. El CD me ha quedado así:

  1. Across the Stars (Love Theme) de la BSO Star Wars Episode II: Attack of the Clones de John Williams
  2. I Dug Up A Diamond de Mark Knopfler & Emmylou Harris
  3. Eros Y Civilizacion de Javier Krahe
  4. Cuarto sin ventana (acústica) de Marea
  5. Marta, Sebas, Guille y los demás de Amaral
  6. Que el cielo espere sentao de Melendi
  7. La Luna me sabe a poco de Marea
  8. Bribriblibli de Extremoduro
  9. Con mis manos de Bebe
  10. Morena mía de Miguel Bosé
  11. A la mierda primavera de Marea
  12. Me equivocaría otra vez de Fito y Fitipaldis
  13. My Ding-A-Ling de Chuck Berry
  14. Virgen del fracaso de Marea
  15. Acabo de llegar de Fito y Fitipaldis
  16. Rollin’ On de Mark Knopfler & Emmylou Harris
  17. The Chairman’s Waltz de la BSO Memoirs of a Geisha de John Williams

Las canciones del año

He hecho un CD para el coche con las canciones más escuchadas y mejor calificadas que tengo en mi iTunes. Me ha quedado, por lo tanto, una lista de 20 canciones descubiertas o redescubiertas en el último año. El orden no es importante, sólo es el que le he puesto al CD para que tenga algo de continuidad:

  1. Main Title de la BSO Star Trek – The Motion Picture de Jerry Goldsmith
  2. Harry Potter Theme de la BSO de la primera peli en un concierto en directo de John Williams
  3. Feo, fuerte y formal de Loquillo y Trogloditas
  4. Que Se Joda El Viento de Marea
  5. Miguela Y Miguel de Dr. Sapo
  6. El Sol No Regresa de La 5a Estación
  7. Mañana de Mikel Erentxun
  8. Shiny Happy People de R.E.M.
  9. Goonies de Cindy Lauper
  10. Every Breath You Take de The Police
  11. Pan duro de Marea
  12. Mirona de Pastora
  13. Monkey Island Rocks de Eduardo Gouveia
  14. Veterano de Loquillo y Trogloditas
  15. Desde Brasil de Café Quijano
  16. Losing My Religion de R.E.M.
  17. Con La Luna Llena de Melendi
  18. La Rueca de Marea
  19. En El Sur de Mikel Erentxun
  20. Marea (Acustica) de Marea

Parece claro que el grupo descubrimiento del año ha sido Marea.

Mala suerte

Será mas divertido
cuando no me toque perder,
sigo apostando al 5
y cada 2 por 3 sale 6.

Fito & Fitipaldis, Me equivocaría otra vez,
del álbum Por la boca vive el pez, 2006

Knopfler, Fito y los viajes al pasado

Por la boca vive el pez Esta semana me he comprado un disco. Sí, un CD original sin esperar a bajármelo por el emule. Se trata de Por la boca vive el pez, el disco que acaban de sacar Fito & Fitipaldis. En vez de dar mi opinión sobre el disco, sólo diré que no escuchaba tantas veces seguidas un disco desde que hace quince años descubrí los Dire Straits. Y acabo de llegar a un punto donde todo encaja, pero a ver si me desenredo y clarifico lo que pretendo explicar.

Los Dire Straits aparecieron a finales de los años 70 y para entonces ya eran anacrónicos: su sonido se parecía más al rock and roll de los 50 que al punk que emergía en esa época en Inglaterra. Un sonido incluso previo a la explosión pop que representaron los Beatles en los 60. Desde que los descubrí a principios de los 90, los Dire Straits fueron, y siguen siendo, mi grupo favorito. En los discos de principios de los ochenta los Dire Straits fueron añadiendo instrumentos a la formación original de voz, dos guitarras, bajo y batería, y aparecían el piano y el saxofon, haciendo evolucionar el sonido desde el rock clásico hacia el rock sinfónico que venían haciendo Pink Floyd, la Electric Light Orchestra y Queen. Después de Dire Straits, queda Mark Knopfler, su líder y esencia. Pero liberado del sonido que tenía que dar a su grupo, en solitario, Knopfler se ha dedicado a buscar el origen y las raíces de su música, especialmente en sus colaboraciones con Chet Atkins, con su grupo country, los Notting Hillbillies, y en su último disco con Emmylou Harris, más cercano al folk.

Sólo como apunte, el último disco de Bruce Springsteen, We Shall Overcome: The Seeger Sessions, es también una búsqueda de las raíces del rock, apuntando directamente al folk. Incluso Eric Clapton hizo lo mismo hace unos años en From the Craddle con el blues, la otra fuente de la que bebe el rock.

En cuanto a Fito, aparece con Platero y tú a mediados de los 90 haciendo lo que yo llamo rock carcelario, una especie de rock duro español del que Barricada y Extremoduro serían sus máximos exponentes y que ahora han heredado Marea y La Fuga. Pero el sonido de Platero y tú es de un rock algo más clásico que cada vez se parece más a Dire Straits, hasta que Fito Cabrales monta un nuevo grupo con el objetivo de hacer rock and roll clásico: Fito & Fitipaldis. Hasta que tenemos hoy un disco en las manos, el Por la boca vive el pez del que hablábamos al principio, que a veces suena a los primeros Dire Straits de los 70 y a veces al Chuck Berry de los 50.

Concluyendo, parece que mis grupos favoritos evolucionan yendo hacia atrás en el tiempo y buscando sus orígenes. Y esto lo digo como algo tremendamente positivo, especialmente si sirve para poder escuchar algo tan bueno como lo que ha cocinado Fito Cabrales en Por la boca vive el pez.

Antònia Font en concert

(traducción semiautomática al castellano aquí, gracias a transledium)

Portada Batiscafo Katiuscas Vinc del concert que els mallorquins Antònia Font han fet a l’Auditori de Girona contagiat de la força i vitalitat que destil·len aquests nois en directe. Només em puc queixar de l’aberració que representa ficar un grup patxanguero i de salta-i-balla en un auditori seriós de música clàssica, quan el lloc ideal per sentir-los és la festa major de qualsevol poble. Em va passar el matex quan fa un parell d’anys vaig anar a veure Fito & Fitipaldis al Palau de la Música Catalana. Disfrutes però alguna cosa no encaixa. Tot i això, els Antònia Font han aconseguit que al final del concert tots ens poséssim dempeus i a ballar les últimes cinc cançons.

Antonia Font

El concert ha començat amb un repàs de moltes de les cançons de l’últim disc Batiscafo Katiuscas, un disc més pop, com homenatge a alguns sons i icones dels anys 80, i més relaxat que els anteriors. Les següents cançons que han tocat, pertanyents al disc anterior Taxi, m’han recordat l’obra mestra que és aquest disc, amb el seu cúmul de referències astronòmiques, científiques, informàtiques i futuristes. El concert s’ha intensificat a partir de la segona hora amb les cançons més fiesteras de tots cinc discos, especialment els tres primers.

Total, ens ho hem passat molt bé, i el següent cop a veure si podem saltar i ballar davant de l’escenari.

Principios

Me gusta tanto el blues… que toco Rock and roll

Fito & Fitipaldis, No soy Bo Diddley,
del álbum Por la boca vive el pez, 2006