Yvonne de Carlo (1922-2007)

Ha muerto Lily Munster.

Yvonne de Carlo como Lily Munster

Aunque yo la recuerdo como una de las más bellas femmes fatales al lado de Burt Lancaster en El abrazo de la muerte (Criss Cross – 1949).

Yvonne de Carlo y  Burt Lancaster en EL abrazo de la muerte

Terremoto

Hace unas horas, a las 19h19m50s ha habido un terremoto de 4.6 grados en la escala de Richter con epicentro en Lourdes (Alto Pirineo de Francia) y que se supone que se ha sentido en todo el nordeste de España. Yo estaba en la habitación 514 de la Clínica Girona y es posible que haya sentido un temblor que he atribuído seguramente a un camión que pasaba por la calle.

Lo más curioso del asunto es que cuando lo he oído en las noticias me he acordado inmediatamente del Porca Misèria de ayer, donde representa que se producía un terremoto en Barcelona en un momento clave de la trama. ¡Quécasualidadfíjatetú!

NB: El tema de la clínica es porque han operado a mi mujer. En concreto le han hecho una Colecistectomía Laparoscópica, que suena muy mal, pero que si miráis el documento enlazado no es nada grave. Tenía barro en la vesícula biliar, lo que le provocaba terribles digestiones después de comer algo con grasa, y se ha optado por la extirpación de la inútil glándula. Está como nueva y mañana vuelve a casa.

Lost, segunda temporada

Hace apenas unas horas se ha estrenado la tercera temporada de Lost en los Estados Unidos. Es increíble que el capítulo ya está echando humo en las redes de intercambio (*) y hasta los subtítulos están hechos. Aprovecho para hacer unos minicomentarios sobre la segunda.

Lost 2 temporada

(cuidado con lo que leen, no les vaya a estropear la trama)

Igual que nos pasó con la primera temporada, nos fundimos los veinticuatro episodios de la segunda en menos de dos semanas. Los primeros cuatro o cinco episodios empiezan algo flojos comparados con la anterior y la trama va avanzando algo lenta. Pero llega el fabuloso episodio número siete, donde en un flashback de un capítulo no enteramos de lo que les ha pasado a los de la cola del avión y lo que han hecho en 48 días hasta el momento actual de la serie. Los primeros segundos del episodio son estremecedores. A partir de ese momento tenemos nuevos personajes protagonistas (Mr. Eko es genial, y Michelle Rodríguez como Ana Lucía está tremenda), nuevas relaciones y nuevas tramas. De este modo no sólo aparecen nuevos misterios, sino que se empiezan a resolver muchos de los enigmas que la primera temporada deja en el aire; justo lo contrario de lo que yo vaticinaba. Parece que al final todo va a tener un sentido y que todo se dirige hacia algún lugar. Esperemos que así sea y que los guionistas y demás responsables de la serie hagan caso a Stephen King:

Vuestras responsabilidades incluyen saber cuando escribir «Fin».

(*) Elink y torrent. En el foro de tus series v.o. (creo que hace falta registrarse) ponen el enlace cada semana. Por cierto, no viene a cuento, pero la otra que no me pierdo en cuanto sale cada semana es House.

Ha explotado la tele

Y no es en sentido figurado. Estaba el Telenotícies Migdia dando el resumen, cuando oí un ploff, como cuando se funde una bombilla. El sonido seguía, pero la imagen no estaba, y un leve tufillo a quemado llegaba a mis fosas nasales. Procedí a desconectar y desenchufar, no fuera a ser que pasara a mayores. La verdad es que no estoy demasiado preocupado, excepto porque la tele no fue precisamente una baratija; costó 700 euros hace tres años y medio y es una Samsung de 29 pulgadas, y como parece que ha explotado el tubo catódico, hay que cambiar la mitad de las tripas del aparato, lo que no será barato… Pero definitivamente no tengo ninguna prisa.

Debe ser que se ha vengado de lo mal que hablo de ella últimamente.

Lost, primera temporada

No tuve ocasión de ver la primera temporada de Lost (Perdidos) en La Primera de TVE en su momento, y después de leer sobre la serie en varios blogs vecinos (por ejemplo), me animé a bajarme la primera temporada. Vimos los dos primeros episodios un jueves y ese fin de semana vimos quince más (conste que era un puente de cuatro días). En dos fines de semana más nos habíamos liquidado los veinticinco episodios de la primera temporada.

Lost

La serie es muy buena (artísticamente hablando: fotografía, música, ritmo, interpretaciones…), y engancha mucho, gracias a los continuos misterios que van apareciendo en la isla. Aunque después de unos cuantos episodios hace falta pararse a reflexionar para no caer en la trampa. Si hay segunda temporada, y para octubre van a estrenar la tercera en Estados Unidos, no hay que esperar a que los misterios se vayan resolviendo, cuando en veinticinco episodios no se resuelve NADA. Hay que verlo desde otro punto de vista, conocer a los personajes, sus pasados, sus relaciones entre ellos…, y ahí es donde está lo bueno de la serie, porque si sólo por los misterios fuera, hace tiempo que la habríamos desechado por tramposa. Para la siguiente temporada, que ya la tengo a punto, no espero resoluciones, simplemente más trama.

Por cierto, me quedo con los episodios donde conocemos el pasado de Locke (Episodio 4: Walkabout) y el del gordo Hurley (Episodio 14: Numbers), del cual hablaron en microsiervos por primera vez.

PD: No os perdáis la interpretación de Bonache.

¿Por qué bajarse series?

Desde que me vi en la obligación de instalarme una solución linux (MLDonkey) de P2P, gracias a los chicos de Llámame Lola, para poder obtener y compartir su DVD, que me he aficionado a bajarme cosillas.

A parte de canciones, una de las cosas más interesantes para bajarse son series de televisión. Nos acostumbramos a ver uno o dos episodios a la semana, con sus cortes para publicidad que convierten episodios de cuarenta minutos en una hora. Hasta ahí, pasa, pero sólo por la fuerza de la costumbre y porque al fin y al cabo la publicidad es la que acaba pagando las series. Pero algunas prácticas hace años que me tienen frito:

  • Ponen quince minutos de publicidad un minuto antes del final del episodio. Esto me parece especialmente grave en CSI, donde los casos se resuelven en el último segundo.
  • Cambio sin aviso de horario. Es normal que en día de fútbol, Hospital Central empiece quince o veinte minutos más tarde.
  • Cambio del día de emisión. Uno se acostumbra a ver CSI, los lunes, House, los martes, Hospital Central los miércoles, el jueves al cine, los viernes a cenar, los sábados, libre albedrío y los domingos Nip/Tuck. Con las tres primeras ha habido suerte, pero Nip/Tuck los domingos baila más que la mamacita (y en TV3, que era donde más respetaban).
  • El product placement, no lo soporto, y Hospital Central es especialmente grave en esto.
  • Y demás. Léase dar episodios salteados, repetidos, dejar de darlos, y demás barbaridades. Aquí incluyo mi última decepción, Cuatro, que parecía respetar más que nadie la emisión de House, nos deja el verano en blanco a mitad de segunda temporada.

Pues decidí probar a bajarme Lost, la primera temporada, que no la había visto cuando la dieron por La Primera (y que tuvo bastantes problemas de cambios de día de emisió, por lo que leí) y ha sido todo un éxito. Tanto, que hemos visto los 25 episodios en tres fines de semana, en versión original con subtítulos, y ya tengo la segunda temporada a punto de caramelo. Lo mismo estoy haciendo con Firefly, y en un arrebato de rabia tengo en cola los episodios de House que quedan de la segunda temporada. Por cierto, el Dr. House, en versión original, es BRUTAL, y eso que considero que está muy bien doblado.

La televisión convencional se está acabando. 20/Jul/2006 18h33: Añado un par de cosas, que me recuerda Latin: Como ventaja, falta la de ver las series mucho antes de su estreno en cualquier televisión de aquí, si es que se llegan a estrenar. Y una reflexión final en relación a la frase que encabeza este párrafo: ¿Tiene sentido la TDT tal como nos la están vendiendo?