Babymoon

De la Wikipedia.

A babymoon is a period of time that parents spend bonding with a recently-born baby.

Mmmmm, no, esto no era, a ver….

More recently the term has come to be used to describe a vacation taken by a couple that is expecting a baby in order to allow the couple to enjoy a final trip together before the many sleepless nights that usually accompany a newborn baby. Babymoons usually take place at a resort that offers appropriate services like prenatal massage.

Exacto, mañana pillamos el Eurostar a Brujas. Volvemos el lunes. Pásenlo bien.

Un fin de semana en la Isla de Wight

El coche

El fin de semana pasado alquilamos un coche e improvisamos un viaje a la Isla de Wight con Venus y Dima.

El ferry

En el ferry

Así, el sábado tomamos el ferry desde Southampton que nos llevaría al pueblo de Cowes.

(Aquí iban unas doscientas fotos que os ahorraré porque se me acabó la batería de la cámara)

Esa tarde visitamos el hermosísimo paisaje de The Needles y después buscamos un bed and breakfast donde pasar la noche. Lo encontramos en Ventnor, un bonito pueblo que me recordó mucho a El Garraf. No sé si es que tenemos mucha suerte o realmente los bed and breakfast se esmeran en Inglaterra para dar un excelente servicio. En este caso era una Guest House, donde una pareja de unos cincuenta años deciden retirarse a una casa grande al lado de la playa con cuatro habitaciones extra que ofrecen como alojamiento a turistas despistados. Si alguien se pierde por Ventnor, que no dude en visitar Burwynn’s Guest House, se sentirá mejor que en casa, que aquí te preparan el desayuno. Cenamos en un pub al lado de la playa.

Desayuno

El jardín de Burwynn's

El domingo después de desayunar decidimos ir a ver los tigres que tienen en el Zoo de la isla. Pero antes tuvimos que parar porque Venus creía que había perdido su bolso con la documentación. Comprobamos que sólo se lo había dejado en el maletero y aprovechamos que estábamos aparcados en lo que parecía el inicio de varios senderos para excursionistas para meternos en uno de ellos que atravesaba un bosque para llegar hasta el mar.

Haciendo el mono

Hicimos un poco el mono y atravesamos la Chimenea del Diablo (secuencia fotográfica que he ofrecido en un post aparte). El paseo al lado del mar fue hermoso.

Oteando el horizonte 1

Oteando el horizonte 2

En el zoo había tigres, lemures y monos, básicamente.

Tigre

Lemur

Después del zoo fuimos a un pub a comer el clásico Sunday Roast, algo que Dmitry, fascinado, descubrió ese día después de casi un año de vivir en Inglaterra.

Sunday Roast

Casi llegamos tarde al ferry. Nos despedimos de la Isla en el Puerto de Cowes…

Puerto de Cowes

… y satisfechos e impresionados con la Isla de Wight llegamos a Southampton.

Venus y Dima llegan a Southampton

Estela y Alex llegan a Southampton

Convenimos en que es un magnífico lugar en el que pasar apenas 24 horas como hicimos nosotros sólo da para dejar un excelente pero efímero sabor de boca. Tenemos que volver para estar mínimo tres o cuatro días y esperemos que para la próxima vez haga tan buen tiempo como ha hecho este fin de semana.

Anuncio de conferencia en la Universidad de Granada

Para el viernes que viene, dentro de una semana, me han invitado a formar parte del tribunal de tesis de Rosana Montes en la Universidad de Granada, y, de paso que ya estaba por allí, tengo el honor de dar una conferencia dentro del II Simposio en Desarrollo de Software.

Me ha hecho gracia encontrar el anuncio de la conferencia (es el último de abajo) en la página del simposio, pero como no queda muy accesible (la tercera de las conferencias, dentro de un frame, etc.), voy a reproducir aquí el contenido por si alguien se anima a venir.

Breve historia ilustrada de los gráficos por ordenador en el cine

Resumen: Desde los títulos de crédito de Supermán hasta Wall-E de Pixar han pasado ya treinta años en los que los gráficos por ordenador han evolucionado como nadie hubiera podido imaginar. En Pixar nos cuentan que si hubieran tenido que hacer Cars con los ordenadores con los que renderizaron Toy Story, tendrían que haber empezado a calcular los fotogramas de la película en el año 450, cuando aún andaban los romanos por aquí. Sólo han pasado algo más de diez años desde Toy Story, y esto es lo que hemos avanzado. Y lo que nos queda por recorrer. En esta charla veremos ejemplos reales de cómo la investigación desarrollada en universidades y presentada en congresos como SIGGRAPH o EUROGRAPHICS, acaba traspasando la barrera de la comercialidad y se instala en la publicidad, la televisión o el cine. Vamos a descubrir juntos varias joyas de la animación. Aprenderemos, pero sobre todo, nos divertiremos..

Àlex Méndez Feliu es doctor por la Universitat Politècnica de Catalunya, y terminó su tesis en el 2007 sobre la aplicación de formas simplificadas de iluminación global, como obscurances y ambient occlusion, en videojuegos y entornos virtuales. Actualmente es desarrollador de software y experto en Global Illumination en ART VPS Ltd., una empresa de Cambridge, Inglaterra, donde trabaja en la aplicación de la iluminación realista en síntesis de imagen.

Será el viernes 27 de junio a las 10h de la mañana en alguna aula no determinada de la Universidad de Granada (aunque supongo que más o menos por donde se dan las clases de informática).

Sobre el contenido, ya escribí hace varios años un post sobre el tema, y en líneas generales no variará mucho. En cualquier caso, quizá cuando vuelva tengo material para algunas entradas.

Excursión a Blenheim Palace

Hoy hemos aprovechado que ha hecho un día excelente y que es el último fin de semana que tenemos nuestro Seat Ibiza en Inglaterra para hacer una visita improvisada al Palacio de Blenheim. Ciertamente no sabíamos nada de qué íbamos a ver, sólo que íbamos con unos amigos y ellos lo propusieron.

El palacio está en un pueblo llamado Woodstock (nada que ver con el famoso festival hippie) muy cerca de Oxford, la otra ciudad universitaria en Inglaterra que compite con Cambridge, el lugar donde vivimos, en prestigio y remo. Después de un par de horas en coche por carreteras secundarias (ganándole más de media hora al tiempo calculado por el Tom Tom), hemos llegado a las 11h30, para observar que hoy se organizaba un triathlon, con lo que los jardines del palacio estaban a reventar de ciclistas.

Salida
Los corredores se preparan para la salida del triathlón.

Hemos pillado el ticket para visitar el palacio, que tiene dos recorridos. El primero es una visita por las estancias clásicas del palacio, al estilo Versalles, con cuadros de la familia Spencer-Churchill (con once generaciones que han heredado sucesivamente el ducado de Marlborough), muebles de las distintas épocas, y ostentaciones varias, entre las que destaca una magnífica biblioteca. Varias de las salas están dedicadas al miembro más ilustre de la familia, Winston Churchill, quien nació en el mismo palacio. Curiosamente, el otro miembro destacado de la familia, Diana Spencer, no se nombra en ningún lugar (excepto en la contraportada del libro de su hermano sobre la batalla que originó la historia de la familia, que, por descontado, se vende en la gift shop). Para el segundo recorrido han adaptado varias salas añadiendo animatrónicos y proyecciones de los personajes históricos del lugar para narrar de forma lúdica diversas anécdotas del lugar y de los cuatrocientos años de la familia. Una original forma, muy al estilo Disneyland, de visitar el palacio de forma entretenida. Hemos comido en la cafetería del palacio y luego hemos visitado los magníficos jardines, de los que quiero destacar un enorme lago que serpentea por gran parte del terreno, terminando en unas preciosas cascadas, y, algo más lejos, en un lugar al que se accede mediante un trenecito, un bonito laberinto, que hemos resuelto en unos diez o quince minutos. A la salida del laberinto había un minigolf, y hemos usado un poco los palos. Mientras jugábamos, han empezado a cerrarlo todo, y agotados por la caminata, hemos vuelto al coche para regresar a casita.

Para terminar, aquí les dejo algunas fotos.

Detrás del castillo
Detrás del palacio están estos jardines.

Pollo agresivo 1
Un pollo agresivo…

Pollo agresivo 2
… y amenazado.

Venus y la Esfinge
Venus y la Esfinge.

La bella y el castillo
La bella y el castillo.

La bestia y el castillo
La bestia y el castillo.

Dentro del laberinto
Dentro del laberinto.

Minigolf con estilo
Minigolf con estilo.

Venus y Dima a contraluz
Venus y Dima a contraluz.

Vacaciones frustradas

Estoy escribiendo desde el trabajo, lo que significa malas noticias: nos hemos quedado sin vacaciones este fin de semana.

Como ya adelanté ayer, la culpa es de los franceses, que les da por ponerse en huelga un día antes que los británicos salgan en masa de vacaciones y justo el día en que nosotros teníamos planeado (desde hace más de un mes) devolver el coche a su madre patria embarcando en Dover hacia Calais y de ahí atravesar Francia tranquilamente en un par de días, llegando mañana por la noche a Barcelona. Tres días con la familia y amigos y el martes volver en avión. No era mal plan.

Pues fueron los pescadores los que nos dieron la alerta, y en parte gracias a eso, hemos estado atentos a todas las noticias sobre el tema. Nos hemos despertado a las cuatro de la mañana con toda la intención de que si se había solucionado, salíamos pitando hacia Dover, pero llamando a la compañía, contaban algo muy parecido a lo que tienen en estos momentos en su web:

Dover-Calais

This is the update for 02h00 on Thursday 22nd May 2008.

Please be advised that Calais Cambre of Commerce staff have joined a 24hr National Strike. Our services to Calais have been suspended until further notice.

Nos quedaba una última oportunidad: olvidar el barco y pillar el eurotúnel a última hora, que cuesta un dineral (145 libras), pero eso dependía de cómo estaba el tráfico, que en estos momentos sigue igual que ayer, con la M-20 (la autopista que lleva de Londres a Dover) cortada:

La decisión: intentar postponer el viaje un par o tres de semanas, cuando no podremos aprovechar el día de fiesta del lunes, pero al menos estará todo más calmado… esperemos.

Enésima mudanza

Esta mañana hemos llenado de nuevo el coche de cajas para llevarlas esta tarde a la nueva casa. Oficialmente no nos mudamos hasta el sábado, pero el dueño va a estar hoy poniéndonos las camas y nos dejará meter algunas cajas. Entre el sábado y el domingo, todo lo demás, y si es necesario me pillaré el lunes de fiesta (no, aquí no dan días por mudanza, ya lo he preguntado) para limpiar y que no nos pase lo de la otra vez.

Así que, a partir de que el sábado meta el ordenador en su caja y me lo lleve a su nueva ubicación, vamos a estar unos días desconectados hasta que nos hagan el traspaso de línea. Además, el jueves que viene, en una semana, vamos en coche a Barcelona para dejarlo allí, a ver si alguien nos lo quiere comprar. Entre una cosa y otra poco tiempo tendré para blogs hasta dentro de un par de semanas, aunque espero no desaparecer por completo, que aquí en el trabajo, como ahora, de vez en cuando me recreo.

Sed felices en mi semiausencia.

¿Las bicicletas también van por la izquierda en Inglaterra?

Después de diez meses usando la bicicleta por Cambridge no debería estar haciéndome esta pregunta, pero es que aún tengo dudas.

Primero contesto y luego contaré una anécdota que me ha pasado hoy.

Por regla general conducir por la izquierda cuando vas en bicicleta, igual que cuando vas en coche, funciona. La verdad es que hay muchos tipos de caminos por los que una bicicleta puede ir en la ciudad. Están los carril-bici en la acera, los carril-bici en la calzada, a modo de arcén, los carril-bici compartidos con el carril bus y finalmente los caminos exclusivos de bicicleta que atraviesan campos y parques. También están los no-carril, que obviaré. Pues bien, cuando el carril de bicicleta es compartido con otros vehículos no hay problema, el sentido de circulación es el mismo que el de los coches. Donde está el problema es en los caminos exclusivos y cuando se comparte espacio con los peatones.

Más de la mitad del camino de casa al trabajo es por un carril bici exclusivo que va al lado de un canal, y después atraviesa unos campos al lado del estadio de fútbol. La parte que va al lado del canal es bastante estrecha, con curvas, y desde que hace unas semanas la primavera se ha puesto fantástica, unas amenazadoras ortigas acechan a ambos lados del camino, y no olvidemos que en uno de los lados, detrás de las ortigas, hay un canal con patos y agua. Pues esta mañana, justo después de una curva, me encuentro frente a frente con una mujer de mediana edad que iba feliz por su derecha (casualmente el lado más alejado del canal). Frenazo. Me paro y no me muevo esperando que ella continúe pasando por mi derecha. No se mueve. Hablo:

– Don’t you go on the left in England?
– No
– No?!?!???
– Well, yes, on the road, but on cycle tracks you go where you want.
– (Fantástico. Comerme las ortigas cuando me encuentro de bruces contigo. Ése es el camino que yo quiero seguir.) Whatever…

La dejé estar, pero entonces Estela, que es cabezona y no deja una discusión a medias si tiene razón, continuó discutiendo con ella. En éstas que ya teníamos dos ciclistas detrás y uno delante; estábamos bloqueando el camino. Continuamos nuestro camino, pero yo me quedé con la mosca detrás de la oreja.

Repito, en general, las bicicletas van por la izquierda. Pero casi cada día me he encontrado una o dos excepciones, y normalmente ingleses, que van por la derecha (caso aparte son los que circulan en paralelo ocupando todo el carril, pero sobre estos me desahogaré otro día). Hasta hoy que finalmente he tenido el encontronazo verbal.

Para salir de dudas le he preguntado a un compañero de trabajo que es ciclista amateur. “Siempre por la izquierda, como los coches. Lo que pasa es que la señora ésa tenía miedo de caerse al canal.” Claro.

Aprender inglés con los podcasts de la BBC

Pronto hará diez meses que vivo en Inglaterra y he de confesar que todavía no acabo de pillar lo que dicen estos ingleses. La verdad es que mi inglés oído (lo que llaman el listening) nunca ha sido muy bueno, y por práctica siempre se me ha dado mejor el inglés leído y especialmente el escrito, por los artículos que he ido escribiendo durante la tesis. Sobre el inglés hablado…, bueno, en realidad no se me da bien expresarme en ningún idioma, así que no creo que lo hable mucho peor que el catalán o el castellano, pero entenderlo siempre ha sido mi cruz.

En realidad hay varios niveles. Lo más fácil, contrariamente a lo que pueda parecer, son las entrevistas cara a cara; se trata de dos personas que quieren entenderse, y eso es lo mejor para la comunicación, aunque hables mal o aunque no entiendas muy bien, la comunicación se adapta al nivel del que lo lleva peor, y aunque sea en señas o haciendo repetir las frases quince veces, te entiendes. Luego está la calle: ir a hacer la compra, subir al autobús o que algún despistado te pregunte por la calle son cosas que se hacen una montaña los primeros días, pero al final acaban siendo las mismas frases (“Nineteen pounds fifty, please. Do you want a bag?” o “Is there any petrol station around?”). Algo más complicado es pillar lo que dicen en las noticias de la tele o el locutor de la radio. Y al final está algo que doy por imposible: meterse en la conversación de dos personas nativas, especialmente si te pilla fuera de contexto.

Pues bien, sobre el tercer nivel, el de entender lo que dicen en la tele o en la radio, hay un par de cosas que los que necesiten practicar la escucha pueden hacer sin mucho esfuerzo. El primero es obvio: hay que seguir las series y las películas en versión original, y especialmente atreverse a dejar de mirar los subtítulos, o simplemente no poner los subtítulos. Cuesta varios capítulos empezar a pillar las cosas, pero vale la pena. Se puede empezar por ejemplo con Friends, donde usan el inglés de Nueva York que es bastante decente. Eso sí House y Lost siguen siendo imposibles, el primero por la jerga médica, y el segundo porque cada personaje tiene un inglés de una parte del mundo y no hay forma de centrarse.

La segunda opción es aprovechar que todo el mundo tiene un iPod para suscribirse a algunos podcasts. Por ejemplo, la BBC tiene decenas de ellos, pero voy a recomendar una selección de cuatro, que son los que en estos momentos yo estoy siguiendo:

Talk About EnglishTalk About English (Learning English): Dura unos doce minutos y es semanal, como todos los demás. Cada semana trata algún aspecto concreto para la mejora del lenguaje hablado. En las últimas semanas han estado analizando el habla de diversos personajes famosos no ingleses (como Björk, Conchita Martínez o Michael Schumacher) destacando sus virtudes y defectos y dando consejos de cómo mejorar el habla tomando su ejemplo. Personalmente me han parecido amenos y brillantes. A partir de esta semana ha empezado una serie nueva que tratará de las diferencias culturales entre países, algo que promete.

Grammar Challenge: Éste dura sólo seis minutos y la idea es muy simple: a un estudiante internacional se le plantean unas dudas de gramática inglesa que intenta responder. Luego un profesor explica la gramática y da ejemplos. El nivel de este podcast es más básico, pero sirve para repasar conceptos que muchos no hemos visto desde el colegio.

6 Minute English: Se parece un poco al anterior pero más orientado a vocabulario. Como el título indica dura seis minutos y el tema de cada semana es muy específico. Se comentan varias palabras y conceptos sobre un tema específico y se dan las definiciones, casos de uso y ejemplos.

Science In ActionScience In Action: Este podcast no está realmente diseñado para aprender inglés. Creo que es un programa que dan en la radio y donde se comenta durante media hora las noticias más importantes sobre ciencia que han surgido durante la semana en forma de minireportajes. He puesto el ejemplo del de ciencia como podría poner el de entrevistas, el de noticias internacionales, el de negocios, o el de deportes. Aquí sí que ya cada cual según sus preferencias.

Pues si alguien se anima, que abuse de la generosidad de los que vivimos en Inglaterra y pagamos el impuesto forzoso de televisión que permite a la BBC hacer cosas tan interesantes y provechosas como éstas.