Maná maná

Vía Locke.

No quería comentar nada y dejar que vuestra imaginación os llevara hasta los más profundos recovecos de los traumas infantiles, pero es que el comentario de Locke bien merece un copy&paste:

Claramente, el bicho marrón está siendo alienado por los bichos rosas, que le impiden expresarse con creatividad como bien apunta Patxi en el post de CPI. Pues yo he hecho un experimento que saca más punta a este post en apariencia inocente: he pasado por los pasillos de mi trabajo cantando únicamente “Manha-Manha” y ¡en todos los despachos me ha llegado respuesta en forma de “Do doo be-do-do”!¡es extraodinario el poder meme de esta canción!¡es también extraordinario que la gente de mi trabajo sea tan friki!¡es increíble lo estúpido que es el experimento!. Os recomiendo a todos que hagais la prueba en vuestros lugares de trabajo :)