+1

Esto es para los pocos que todavía no me siguen en twitter o en facebook, informamos que mi amada esposa y yo, y sin el consentimiento expreso de Èric (quien aventuramos que cuando se empiece a dar cuenta de las consecuencias de la pérdida de su reinado, se va a cabrear como una mona) hemos formalizado los trámites para la ampliación de la familia a finales de año.

Para los pésames, palmaditas en la espalda y otras muestras de compasión, sírvanse pasar por los comentarios.