Million Dollar Baby


Clint Eastwood es un realizador de corte absolutamente clásico, casi que académico. Sus películas no tienen ninguna originalidad argumental o estética, pero su factura es exquisita: una historia con garra, un guión sólido, personajes profundos y complejos destilados por maravillosas interpretaciones, música preciosa, bellísima fotografía…

Todo eso hace que un argumento que en principio no me interesa en absoluto y que se me aparece como la versión femenina de Rocky, se convierta en una estupenda película.

Olvidando el boxeo, es la historia de dos personajes que se encuentran y se juntan porque se necesitan: ella cree que necesita un entrenador, pero quiere un padre, él no quiere entrenar a una mujer, pero como encuentra a una hija, pues ándale. Y de ahí, al drama. Pero explicado, como he dicho antes, de la forma más bella. Y si quieren saber más, les paso a nuestra mejor agente, que ya lo dice todo, y no hay más que añadir.

5 opiniones en “Million Dollar Baby”

  1. A mí me gustó mucho esa película, y me pasó como a ti, no iba muy convencida, porque el argumento de una tipa que quiere ser boxeadora no es muy de muy gusto.

    Eso sí, luego me encantó 😀 Salí llorando del cine… ains.

  2. La vi las pasadas navidades. Es un film sobrecogedor. Si encima la ves cuando has perdido a alguien muy querido recientemente se te hace un nudo en la garganta demoledor.

    Fuí incapaz de no llorar.

  3. Creo que es la mejor peli que vi el año pasado, e hizo que me dieran ganas de ver todo lo de Clint Eastwood (todavía estoy en ello 🙂 ). Es verdad que al principio no te cautiva, pero ya ves todo lo que puedes conseguir con un giro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.