Life aquatic


Dispersa, sosa, laaaaarga (bueno, son dos horas, pero se hacen larguísimas), con puntos de originalidad que quedan en pura paranoia mental, mogollón de actores y actrices conocidos que no se sabe ni a dónde van ni de dónde vienen, y especialmente un personaje central anodino y con cara de palo como sólo Bill Murray sabe hacer en sus últimas películas (y ¡ojo!, que Lost in translation me gusta y su personaje carapalo le pega a la historia, todo lo contrario que en la peli que nos ocupa).

La historia de este documentalista marinero basado en Cousteau, pero amargado de la vida, lo que más que un homenaje es un molesto mordisco en la prominente nariz del francés, no me interesa lo más mínimo, ni el supuesto hijo, ni el matrimonio aburrido, ni el enamoramiento de la periodista embarazada, ni la financiación del documental, nada, nada…

Sólo me ha gustado un poco los peces de colores, y más cuando me he enterado que los ha hecho en stop motion Henry Selick, el director de Pesadilla antes de Navidad. Por lo demás, mejor no verla con sueño.

Nota Bene: Ésta es la peli de agosto de la comunidad de Tannhauser Gate. Allí he puesto una copia de este comentario.

7 opiniones en “Life aquatic”

  1. No puedo estar en mayor desacuerdo contigo. A mi me pareció fabulosa… Wes Anderson es un director curiosísimo. The Royal Tenenbaums y después The Life Aquatic with Steve Zissou son cine diferente, singular y casi único en su estilo, son películas vitalistas, sensibles y que de alguna manera ofrecen valores ausentes en el cine convencional. En fin, opiniones hay para todos los gustos.

  2. Pues yo estoy totalmente de acuerdo con la crítica de esta película.

    De tan original que quiere ser, se pasa de rosca y resulta insulsa, cargante y cansina.

    Bill Murray no puede vivir de hacer siempre el mismo personajes, aunque es cierto que en Lost in Translation estaba bien, en Flores Rotas, regular y aquí bastante mal.

  3. Uruloki, entiendo que es cine diferente y que hay un sector del público a quien puede gustar, pero no es mi estilo. Es una peli amarga con un personaje amargo. Sí que tiene puetos de vitalisnmo (los peces, el guitarrista…) pero eso no hace la película vitalista. Para mí es más bien deprimente… En cualquier caso, me recomendaron en su momento la de los Tanenbaums y no he desechado la idea de verla algún día.

    Bienvenido McGuffin. No he visto Flores Rotas y, como he dicho, me gusta su papel en Lost in Translation. El problema en Life Aquatic no es él, que hace lo que le toca hacer, sino su personaje, que es deprimente.

  4. Yo creo que es vitalista y deprimente.
    Me gusta mucho la pelicula, solo queria que durase mas porque es una maravilla y los tanembaum tambien lo era.
    Wes Anderson forever

Comentarios cerrados.