Salvador


Es muy distinto hablar de una película cuando lo que cuenta es una historia real. Cuando se cuenta una historia real, y especialmente si ésta te toca de cerca, porque habla de hechos más o menos recientes en tu ciudad y de unos personajes muy cercanos ideológicamente, es muy difícil tener una visión objetiva de la peli.

Como película, y fijándonos en sus elementos estrictamente cinematográficos, es fabulosa: la fotografía, la música compuesta por Lluís Llach y todas las interpretaciones son impresionantes. La verosimilitud y ambientación está muy conseguida, por ejemplo es relevante el hecho que sea una película bilingüe, retratando la realidad lingüística del momento (por cierto, espero que en el resto de España se vea tal como es, con subtítulos cuando toque, claro). En cuanto a la narración, tiene dos partes. La primera, para mí muy bien hecha, es un flashback con la historia de Puig Antich y su militancia en el MIL narrada por él mismo a su abogado desde la cárcel. Se nos muestra un personaje que no tiene nada de inocente: atraca bancos y cree en las armas como medio para luchar por la anarquía y el dinero robado lo utilizan para imprimir folletos y financiar movimientos sindicales en Francia. Él mismo se define como un Robin Hood en la película. Hasta que todo se tuerce y un guardia civil resulta muerto. En la segunda parte, que en mi opinión se alarga demasiado, asistimos al juicio y condena a muerte, los esfuerzos de su abogado y la familia para que lo indulten y se nos muetran detalles de la situación política del momento, especialmente poco propicia para que Puig Antich pudiera ser salvado. Todos conocemos el final, como en Pena de muerte de Tim Robbins o Bailando en la oscuridad de Lars von Trier, y sabemos que el director hará lo posible para hacernos soltar unas lágrimas. La verdad es que con el tema no hace falta esforzarse mucho para conseguirlo. Personalmente me sobra el forzado momento final del personaje del funcionario de prisiones, Leonardo Sbaraglia, quien por lo demás está estupendo durante toda la película. Como curiosidad, el personaje que interpreta Joel Joan, Oriol Solé Sugranyes, es el mismo personaje que en la película de Imanol Uribe La fuga de Segovia es interpretado por Ovidi Montllor, y es el único de los fugados de la prisión de Segovia que no pertenece a ETA.

Manuel Huerga no sólo ha hecho una película rodada desde el corazón, sino que además ha hecho una gran película que, una vez más, nos explica un trocito de la historia reciente de este país.

4 opiniones en “Salvador”

  1. Acabo d’arribar fà uns minuts de veure-la, i he pensat en llegir els teus comentaris. Coincidim pràcticament en un 100%. Unes molt bones interpretacions, especialment la del Daniel Brühl, s’ha de tenir en compte lo bé que parla el català sent alemany. Bon paper del Tristán Ulloa, i d’acord amb tú amb el final de l’Sbaraglia. De la Íngrid Rubio… només puc dir que cada día és més guapa.

    Em vaig enterar fà uns anys que la cançó «I si canto trist» la va escriure el Llach pensant en Puig Antich. Desde aleshores li vaig agafar un apreci especial. Però el que han fet com a banda sonora d’aquesta peli és per passar a formar part del top ten privat. Posa la pell de gallina.

    I com bé dius, la fotografía i ambientació són molt bones, especialment per als que sóm d’aquí, per tal de situar-te cronològicament (Cruyff, 0-5, Peret, Cop d’estat a Xile)

    En resum, chapeau!

    I paro d’escriure que no és el meu blog.. ;-p

  2. M’alegra que estem d’acord i que passis per aquí a comentar. Benvingut! I no et tallis per escriure que el teu blog només és un fotolog! ;).

  3. Alex, el Carles va mentir! encara no ha anat a veure la peli!!!
    Ni tu ni després jo, l’hem acabat de convencer!

Comentarios cerrados.