300


Hay veces que todo lo que puede decir uno sobre un tema, ya lo ha dicho otro, y como, en este caso, la visión de Rinzewind no tiene desperdicio, me apropio de sus palabras y se las dejo por aquí:

En realidad, el título está resumido. El original venía siendo algo así como “300 millones de hostias” pero lo cambiaron en el último momento como quien retira una exposición con un Cristo de chocolate, no sea que las sectas locales se enfurruñen.

Resumen rápido: una pandilla de espartanos medio desnudos que han abusado durante su infancia del 3D Abs se apostan en las Termópilas y se enfrentan a los batallones que el malo, un drag queen persa de tres metros, les va enviando uno a uno, por riguroso orden de dificultad y siempre y cuando no queden elementos del envío anterior. Y así se rellenan dos horas de metraje.

No es una película para pensar, como se puede deducir del resumen. Eso sí, si uno quiere ir al cine a pasar dos horas entretenidas mientras ve algo visualmente muy efectista, es la mejor opción que hay hoy en la cartelera. De si la adaptación es buena no voy a hablar, más que nada porque no me he leído el cómic.

Pues eso, bonitas imágenes con grandilocuentes soliloquios y amputaciones por doquier. En realidad no está tan mal como podría estar.

4 opiniones en “300”

  1. Como lector del cómic, debo decir que la peli es la versión pasada de rosca del cómic, que a su vez es la versión épica del hecho histórico.

    La novela gráfica no es tan exagerada, pero debo añadir, que los espartanos NO llevaban bragueros de cuero.

    He dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *