El club de la lucha


Renuevo mi reseña (fue de las primeras que escribí en el blog) sobre esta peli para constatar que la segunda vez que uno la ve, es una película completamente diferente a la primera, y la puntuación mejora. Ahora se entiende mucho mejor a los personajes y sus reacciones, especialmente al personaje principal y al de Helena Bonham-Carter, que, por supuesto, no sabe por dónde le caen las ostias. Esta vez sí le he reconocido lo arriesgado de la propuesta de David Fincher y lo airoso que sale del experimento. Sigue sin gustarme demasiado la parte de las peleas, y es que la violencia por la violencia siempre me ha puesto nervioso, pero ahora lo entiendo (ésto, y todo lo demás) como esa travesura que se le ha ido de las manos (precisamente porque antes se le ha ido la cabeza) a Tyler Burden. Bueno, ahí queda.

Extra: Esta peli fue nominada para discutir en la comunidad de Tannhauser Gate de livejournal el pasado junio. Como los debates, supuestamente, no se cierran, voy a añadir mis dos comentarios allí, y, de paso, desde aquí le hago publicidad, que la tenemos algo muerta últimamente.

7 opiniones en “El club de la lucha”

  1. Una película excelente, y coincido plenamente en que es mucho mejor la segunda vez que la ves. También vale la pena leer la novela y contrastar las diferencias, sobre todo en el final y en el personaje de Marla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *