Ratatouille


Hoy han estrenado Ratatouille en Inglaterra y hace un rato hemos llegado de verla en el cine.

No estoy a estas horas para escribir una reseña en condiciones. Sólo quiero constatar que la película es deliciosa. Está a la altura de lo mejor de Pixar, y eso es muy muy alto.

Supongo que aún quedan pocos por ahí que no la hayan visto, pero si es así, recupérenla cuanto antes.

Trailer de Sweeney Todd

Hace lustros engañé a Raquel para invitarla al teatro a ver Sweeney Todd, de Stephen Sondheim, en el Poliorama de Barcelona. Los protagonistas eran Constantino Romero y Vicky Peña y ambos estaban estupendos. Supongo que Raquel salió del teatro preguntándose qué había hecho, pero a mí me fascinó.

Ahora, para llevarla al cine, los astros se han alineado para juntar uno de mis directores favoritos (Tim Burton) con su actor y actriz fetiches (Johnny Depp y Helena Bonham-Carter), otro de mis actores favoritos (Alan Rickman) para hacer uno de mis musicales favoritos. Para colmo el trailer pinta estupendamente.

Vía Uruloki, a quien he robado el trailer.

Atonement


Yo hay cosas que todavía no entiendo en esto de la distribución de las películas. Ratatouille lleva más de tres meses estrenada en Estados Unidos y más de dos en España, cuando aquí en Inglaterra apenas la esperamos para este viernes. En cambio Atonement se estrenará en España ya en enero del año que viene. Imagino que se presenta como una de las favoritas para los próximos oscars y ya sabéis que cuanto más cercano a marzo esté el estreno, más éxito tendrá.

Atonement significa literalmente expiación, o sea, es el concepto católico por el cual uno se purifica, limpia sus pecados. Psicológicamente también es la liberación que uno siente al confesar algo que le atormenta. Pues de eso va la película, de una confesión que la narradora, una escritora, nos hace de unos hechos de nefastas consecuencias que ocurrieron en su infancia y de la cual ella es culpable. Contrariamente a lo que puede parecer en un primer momento, la película no es en absoluto clásica, ni en la forma de narrar los hechos (que los vemos primero desde el punto de vista de uno de los personajes y más tarde de forma más omnisciente, con saltos temporales) ni en la historia en sí. A parte de que es una película tremendamente cuidada en muchos detalles y muy bien hecha (la música, la fotografía, los decorados y las interpretaciones son fabulosas, especialmente de algunos de los secundarios, como la niña pelirroja y sus dos hermanos gemelos), estos puntos de originalidad narrativa y el tratamiento de algunas escenas, como la de la destrucción después de la guerra, mejoran considerablemente el valor de esta película.

Keyra Knightley busca aquí la interpretación de su vida, pero yo creo que no lo acaba de conseguir, yo no la consigo despegar de su imagen en Piratas del Caribe. James McAvoy está bastante bien, pero las que están estupendas son las tres actrices que dan vida al personaje de la hermana escritora, Saoirse Ronan, Romola Garai y Vanessa Redgrave, y ya vaticino el oscar de reparto para la pequeña Saoirse.