Iron Man


Dentro de la explosión de películas sobre superhéroes de cómic que se ha desatado últimamente están las que derivan de personajes ya conocidos por el gran público gracias a películas ya clásicas o a la televisión (Supermán, Batman, Spiderman, Hulk) y, una vez agotados los más conocidos y aprovechando el éxito de las recientes revisitaciones, empiezan a aparecer películas sobre esos personajes que los que no leemos cómics no conocemos, no sabemos nada sobre ellos y no tenemos referentes. Así, es casi un experimento enfrentarse virgen a X-Men, Los cuatro fantásticos, Daredevil, o ésta Iron Man. En realidad, lo de virgen es un decir, porque la experiencia, en general, no es en absoluto nueva, ya que desde el Supermán de Richard Donner (1978) asistimos exactamente al mismo esquema en la primera película de cada personaje: más de la mitad de la película es la génesis del héroe; de dónde viene, de dónde saca su poderes, cómo conoce a la chica y crea su identidad secreta. Ya después viene el enfrentamiento con su primer enemigo.

Iron Man no se sale del esquema, sólo que la parte de génesis del héroe está mucho más elaborada aquí, y la trama que lleva al enfrentamiento final, aun estando muy bien hilvanada en el conjunto del guión, es mucho menos importante. Es como su tuvieran claro que para enemigos ya tendremos segundas y terceras partes (ya sabemos que tendremos Iron Man II para el 2010) y que ahora lo importante es definir bien el personaje. Y esto está conseguido gracias al saber hacer de Robert Downey Jr., un actor que imprime gran carisma a un personaje a priori bastante insulso y que hace creíble algo tan impensable como que un magnate de la guerra se pase al bando de la paz. El malo es Jeff Bridges, quien cumple. La chica es Gwyneth Paltrow, quien pienso que está desaprovechada y que su personaje se parece demasiado físicamente (con unos años más, claro) a la Mary Jane de Spiderman, y que aún así es un personaje demasiado plano para una actriz de este calibre, quien pienso tendría que habérselo tomado menos en serio y darle al personaje el cariz irónico de otras secretarias de cine de héroes, como la Moneypenny de Bond.

La película está bien, tiene ritmo, interés, algo de humor y buena trama aun sin ser nada original (excepto por el guiño interno sobre la personalidad secreta del superhéroe del final, que no desvelaré), y que precisamente por eso, es lo que uno espera, y no defrauda.

10 opiniones en “Iron Man”

  1. Mmm, pese a que Stan Lee dijese que se inspiró en Howard Huges, se ha demostrado que el señor Downey ES Tony Stark. Un millonario tarambana que cuando ha de poner lo que hay que poner sobre la mesa, lo hace.

    Te secundo cuando dices que el papel de Gwyneth Paltrow es plano, pero ¿qué mas puedes hacer si el papel de secre enamorada es de lo más tópico que hay?

    En cuanto a «(excepto por el guiño interno sobre la personalidad secreta del superhéroe del final, que no desvelaré)», ¿te refieres a la última frase que dice Stark, o el guiño super friki del final de los títulos de crédito?

  2. Bueno, para gustos hay colores. Yo que me considero un superfriki de los comics me quede con un sabor agridulce con la peli.

    Efectivamente, es bueno poner en situación de los origenes del personaje para tener una buena base para segundas o terceras partes, pero creo que en esta se han pasado. La peli, desde mi punto de vista, está totalmente enfocada a «En la segunda parte veras una peli de superheroes, esto es la intro».

    Como ejemplos de pelis basadas en comics que al menos a mi no decepcionaron, manteniendo una buena intro del personaje y dandole la vidilla justa y necesaria, recomiendo SinCity o Batman Begins. 🙂

    Saludos desde las islas

  3. Dan, precisamente porque el papel de secretaria enamorada es de lo más tópico que hay propongo que se lo tome menos en serio y más como parodia del estereotipo. Hubiera quedado más divertido y acorde con el personaje de Tony Stark, que sí tiene un punto de (¿auto?)parodia.

    Sobre el final de los títulos de crédito he de confesar que esta vez no me quedé, y eso que me quedo casi siempre, cuando la presión de los amigos, de mi mujer, o de mi bufeta (éste era el caso esta vez) me lo permiten. ¿Me podrías describir ese final? Puedes deducir entonces que me refería a la última frase de Stark.

  4. Manolopm, estoy de acuerdo en tu frase «En la segunda parte veras una peli de superheroes, esto es la intro», sólo que a mí eso no me parece malo.

    Sobre Sin City, yo la considero de un género ligeramente distinto, no es cómic se superhéroes, y fíjate que quiere diferenciarse llamando al cómic original «novela gráfica». Este nuevo cómic (como 300, V de Vendetta, etc.) no responde al esquema de trama génesis – enfrentamiento con el malo, sino a historias completamente distintas pero que coinciden en el tratamiento visual.

    Sobre Batman Begins, hace casi tres años que la vi, y todavía estoy descolocado.

  5. Coincido con los demás en que Robert Downey Jr. NACIÖ para este papel.

    Sobre los secundarios, no es que Gwyneth fuera plana… es que TODOS los secundarios eran planos… el único que hace cosas y evoluciona es el propio Stark. Creo yo 🙂

  6. SPOILERAZO QUE TE CAGAS

    Al final de los títulos de crédito.

    TONY STARK entra en su casa, que está a oscuras.

    TONY: ¿Jarvis?
    JARVIS: (como si se quedase sin pilas) Buenas noches, señor.

    TONY se fija en la cristalera y ve a un hombre a contraluz.

    HOMBRE: «Soy Iron Man». ¿Cree que es ek único superhéroe que hay en el mundo? Sr. Stark, acaba de formar parte de un universo más grande, sólo que aún no lo sabe
    TONY STAR: ¿Quén es usted?
    NICK FURIA: Nick Fury, Director de S.H.I.E.L.D.
    TONY STARK: Ah.
    NICK FURIA: Estoy aquí para hablarle de la iniciativa Vengadores.

    Y ahora viene lo de los superguiños.
    A) Que el sr. Furia es Samuel L. Jackson. Tal y como sugieren un par de años atrás en una serie llamada The Ultimates (revisión de los Vengadores), donde el bueno de Nick, tiene la pinta de Samuel L. Jackson rapao, con perilla y parche.

    B) «La iniciativa» es una historia surgida a raíz de otra llamada Civil War. En la iniciativa, los supergrupos quedan bajo el control del gobierno (los supertipos tienen sueldo, entrenamiento y seguridad social a cambio de ser una fuerza de seguridad de los EEUU).

    C) Si a esto se le añade que Tony Stark (Robert Downey Jr.) aparece en la nueva de Hulk, y que los Vengadores se formaron para detener a Hulkito en una de esas rabietas, creo que podemos decir que la peli de los Vengadores es algo más que palpable.

  7. Impresionante, Dan.

    Ya se sabe que los próximos proyectos de adaptaciones de cómics de la Marvel tienen intención de continuidad y coherencia interna, y esa es una de las razones para hacer un nuevo Hulk. Se habla también de Capitán América y, sí, de Los Vengadores para el 2011 ó 2012.

    No sabía lo del epílogo post-créditos, si no, a pesar de estarme meando, me hubiera quedado.

    Personalmente empieza a no gustarme esta manía de poner un guiño al final de los títulos de crédito. ¡Cómo me gusta que en las pelis de los 50 y 60 ponga The End y se acabe la peli del todo, porque todos los créditos los han puesto al principio! Y eso que yo soy de los que de vez en cuando se quedan, pero es que créditos de diez o quince minutos no hay quien los aguante… excepto que la banda sonora sea de John Williams. 😉

  8. Menos mal que como no tengo ni idea de nada el spoilerazo no me ha afectado… quizá cuando la vea. Pero para cuando sea eso ya se me habrá olvidado 😉
    Pero a mí lo que me interesa es… ¿¿suena la canción??
    Porque si no está en la banda sonora para mí ya habrá perdido todo el valor que pudiera haber tenido 😛

  9. Bueno bueno, entonces todavía tiene alguna posibilidad, aunque el hecho de que no la recuerdes me dice que no suena en la escena crucial de la película (sea cual sea): Fallo, fallo, ¡fallo!
    Y a todo esto, yo me creía que Iron Man era malo, porque sólo conocía la canción…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *