Aprender inglés con los podcasts de la BBC

Pronto hará diez meses que vivo en Inglaterra y he de confesar que todavía no acabo de pillar lo que dicen estos ingleses. La verdad es que mi inglés oído (lo que llaman el listening) nunca ha sido muy bueno, y por práctica siempre se me ha dado mejor el inglés leído y especialmente el escrito, por los artículos que he ido escribiendo durante la tesis. Sobre el inglés hablado…, bueno, en realidad no se me da bien expresarme en ningún idioma, así que no creo que lo hable mucho peor que el catalán o el castellano, pero entenderlo siempre ha sido mi cruz.

En realidad hay varios niveles. Lo más fácil, contrariamente a lo que pueda parecer, son las entrevistas cara a cara; se trata de dos personas que quieren entenderse, y eso es lo mejor para la comunicación, aunque hables mal o aunque no entiendas muy bien, la comunicación se adapta al nivel del que lo lleva peor, y aunque sea en señas o haciendo repetir las frases quince veces, te entiendes. Luego está la calle: ir a hacer la compra, subir al autobús o que algún despistado te pregunte por la calle son cosas que se hacen una montaña los primeros días, pero al final acaban siendo las mismas frases («Nineteen pounds fifty, please. Do you want a bag?» o «Is there any petrol station around?»). Algo más complicado es pillar lo que dicen en las noticias de la tele o el locutor de la radio. Y al final está algo que doy por imposible: meterse en la conversación de dos personas nativas, especialmente si te pilla fuera de contexto.

Pues bien, sobre el tercer nivel, el de entender lo que dicen en la tele o en la radio, hay un par de cosas que los que necesiten practicar la escucha pueden hacer sin mucho esfuerzo. El primero es obvio: hay que seguir las series y las películas en versión original, y especialmente atreverse a dejar de mirar los subtítulos, o simplemente no poner los subtítulos. Cuesta varios capítulos empezar a pillar las cosas, pero vale la pena. Se puede empezar por ejemplo con Friends, donde usan el inglés de Nueva York que es bastante decente. Eso sí House y Lost siguen siendo imposibles, el primero por la jerga médica, y el segundo porque cada personaje tiene un inglés de una parte del mundo y no hay forma de centrarse.

La segunda opción es aprovechar que todo el mundo tiene un iPod para suscribirse a algunos podcasts. Por ejemplo, la BBC tiene decenas de ellos, pero voy a recomendar una selección de cuatro, que son los que en estos momentos yo estoy siguiendo:

Talk About EnglishTalk About English (Learning English): Dura unos doce minutos y es semanal, como todos los demás. Cada semana trata algún aspecto concreto para la mejora del lenguaje hablado. En las últimas semanas han estado analizando el habla de diversos personajes famosos no ingleses (como Björk, Conchita Martínez o Michael Schumacher) destacando sus virtudes y defectos y dando consejos de cómo mejorar el habla tomando su ejemplo. Personalmente me han parecido amenos y brillantes. A partir de esta semana ha empezado una serie nueva que tratará de las diferencias culturales entre países, algo que promete.

Grammar Challenge: Éste dura sólo seis minutos y la idea es muy simple: a un estudiante internacional se le plantean unas dudas de gramática inglesa que intenta responder. Luego un profesor explica la gramática y da ejemplos. El nivel de este podcast es más básico, pero sirve para repasar conceptos que muchos no hemos visto desde el colegio.

6 Minute English: Se parece un poco al anterior pero más orientado a vocabulario. Como el título indica dura seis minutos y el tema de cada semana es muy específico. Se comentan varias palabras y conceptos sobre un tema específico y se dan las definiciones, casos de uso y ejemplos.

Science In ActionScience In Action: Este podcast no está realmente diseñado para aprender inglés. Creo que es un programa que dan en la radio y donde se comenta durante media hora las noticias más importantes sobre ciencia que han surgido durante la semana en forma de minireportajes. He puesto el ejemplo del de ciencia como podría poner el de entrevistas, el de noticias internacionales, el de negocios, o el de deportes. Aquí sí que ya cada cual según sus preferencias.

Pues si alguien se anima, que abuse de la generosidad de los que vivimos en Inglaterra y pagamos el impuesto forzoso de televisión que permite a la BBC hacer cosas tan interesantes y provechosas como éstas.